Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Se acabó la fiesta

Por: Juvenal González González

2012-08-16 04:00:00

Atrás quedó lo que queda del espíritu
olímpico, que no es poco, alentando contiendas
leales y legales, y resultados justos

 

Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza,

vuelve el rico a su riqueza y el Señor Cura a sus misas.

Se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal,

la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas.

Joan Manuel Serrat

 

Afalta de pan tuvimos harto circo las últimas semanas. Me refiero, por supuesto, a la fiesta olímpica, donde disfrutamos competencias y espectáculos de la más alta calidad, rodeados, por desgracia, de lamentables presencias y episodios marcados por los nefastos intereses extradeportivos; económicos, políticos y mediáticos.

En México, como en todas partes, a la hora de los balances cada quien trata de llevar a agua a su molino y, como siempre, sobran quienes se cuelgan de los triunfos y falta quien dé la cara por el dispendio y la discapacidad burocráticas.

Como quiera que sea, terminó el circo deportivo y volvemos a la cruda realidad cotidiana. Atrás quedó lo que queda del espíritu olímpico, que no es poco, alentando contiendas leales y legales, y resultados justos. Ahora las páginas y los espacios informativos retoman las otras disputas, las del juego sucio, de las triquiñuelas y engañifas. Poco divertidas y muy abominables.

La pelea estelar es, evidentemente, por el cinturón, perdón, por la banda presidencial. Pero hay muchas preliminares y colaterales donde hay hartas posiciones en disputa. Tanto en las nomenclaturas partidistas, las cámaras federales y locales, los eventuales gabinetes de gobierno y, en general, todo el aparato gubernamental federal y algunos estatales.

Así que, mientras algunos veíamos emocionados las hazañas de los veloces corredores jamaiquinos y los fondistas africanos, otros se daban con la cubeta para posicionarse mejor en el top ten de las preferencias y pasar de las listas de los “probables” a las de los “posibles”. Cada quien su circo.

Los tiempos se acortan, los plazos se agotan y las angustias crecen. La calificación de la elección presidencial marcará el destino y la fortuna de muchos grupos, familias y personas. Se sabe que la famosa transición ha dejado intocadas e intocables las estructuras del poder en México, así que el recambio burocrático será brutal, dado el carácter patrimonialista del gobierno.

Ya con la nueva burocracia los padrones de contratistas sufrirán cambios dramáticos. Otrora consentidos caerán en desgracia y nuevos favoritos serán bendecidos con el favor del contrato largamente soñado. Nuevos ricos, nuevas cuentas, nuevas residencias, nuevas camionetas. Lo demás (planes de desarrollo, programas de gobierno, políticas públicas) seguirá siendo anticuado y obsoleto, al gusto y modo en que se acostumbra.

Por eso hay muchas almas en vilo esperando la decisión del tribunal electoral. Pero éste no da color. Mientras destructores misiles surcan cielos y mares tratando de devastar la candidatura contraria, consejeros y magistrados se la van llevando con calma. Al amparo de los plazos máximos que la ley establece, juguetean con los recursos interpuestos por partidos y candidatos. Cuál es la prisa, dicen.

Los contendientes, obviamente, no piensan lo mismo. A Peña Nieto le urge que el tribunal dé por bueno su triunfo y lo declare presidente electo. Sólo así podrá dar paso al proceso formal de transición y comenzar a tomar las riendas del gobierno.

López Obrador, por su parte, exige que las denuncias respecto a los manejos de fondos cuyo monto, procedencia y destino son presumiblemente ilícitos y otras que, alega, son suficientes para declarar nula la elección, sean investigadas y resueltas antes de dar a conocer el veredicto final.

No le falta razón, cualquier delito o violación que se dé a conocer después de calificar la elección, resulta, para fines prácticos, una vacilada. Por más multas y sanciones que se infrinjan a los violadores de la ley, no servirán de nada si ya antes consiguieron el objetivo principal.

Si como dicen es cierto que nadie quiere una presidencia carente de legitimidad, ni un presidente débil, consejeros y magistrados deben actuar con mayor celeridad y responsabilidad. Poco podrán reclamar a los alzados si no predican con el ejemplo. Si no quieren que la película sexenal se repita, pues que no repitan la insensatez de actuar como jueces de boxeo o gimnasia olímpica.

Cheiser:Por sus concesiones los conoceréis. El gobierno de Calderón castiga a MVS y premia a Televisa. Como antes Fox lo hizo con CNI Canal 40 y Tv Azteca. Con el panismo resurgieron las peores prácticas del “viejo” PRI de reprimir la libertad de expresión usando su discrecional poder para dar y quitar concesiones y publicidad oficial. “No pago para que me peguen”, dijo López Portillo por allá en el siglo pasado, línea que han seguido los gobernantes panistas al pie de la letra.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.