Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

El Congreso del estado de Puebla y su "democracia" de cuates. De las tentaciones a las realidades para el control total del IEE

Por: Herón García Martínez

2012-10-24 04:00:00

1. Dice el Artículo 72 del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla que: “El Instituto será autónomo en su funcionamiento, independiente es sus decisiones y profesional en su desempeño”. El IEE, ¿un organismo autónomo? En la renovación de los consejeros electorales que inició con la convocatoria del 2 de octubre, y finalizó con el nombramiento de los nueve consejeros para el periodo octubre 2012–octubre 2019, todos metieron las manos de manera cínica y descarada, desde los que mandan en el estado (gobierno y poderes fácticos), pasando por el presidente del CEN del PRI, partidos políticos y hasta diputados que supuestamente son de izquierda. Si alguna vez los ciudadanos interesados en el proceso de renovación, académicos y especialistas, pudiéramos saber cual fue la negociación que termino invistiendo a funcionarios y amigos del señor gobernador y a consejeros del IEE “chavistas” y ambiciosos, nos daríamos cuenta de la grave y profunda descomposición social que ya es parte del cinismo de la clase gobernante, de la plutocracia y cleptocracia que están presentes en toda la nación mexicana. El cinismo ha llegado a tal extremo que ya no se guardan las formas que las virtudes de la política ofrecía a los que se decían políticos. Hoy se miente, se engaña, se corrompe, se ignora con una impunidad que causa vértigo; las acciones que toman son arrogantes y descaradas. Los think tanks “patito” en el Congreso parecen más ser eso, y no representantes populares, y se les parece olvidar que están allí porque sus electores en sus respectivos distritos depositaron su confianza en ellos. Hoy toman decisiones pero ni siquiera son personales, pues no tienen márgenes de maniobra para decidir, todas las señales vienen desde la poderosa Secretaria General de Gobierno, siempre ha sido así, ¿Pero no era esta una buena oportunidad para ir cambiando el estado de cosas y dejar atrás el desastre y descomposición política del gobierno marinista? Colocar al actual gobierno en una fase que abriera el camino hacía la ciudadanización, dar oportunidad a gente no vinculada con los partidos políticos. Los hechos recientes muestran que el retroceso es brutal.

2. ¿En que tipo de sociedad vivimos que no hay el mínimo respeto por los derechos civiles, económicos y políticos de la gente? ¿Es una sociedad justa? ¿Es una sociedad decente? ¿Por qué el poder humilla, engaña, corrompe, miente recurrentemente a los individuos; es el caso de los 114 excluidos e ingenuos que creyeron en la convocatoria para la renovación del Consejo General del IEE, cuando ya todo estaba convenido entre dos de los poderes que en teoría deberían ser autónomos? Si la poblana no es una sociedad justa, bien ordenada (John Rawls), un gobierno que no respeta a sus ciudadanos, mucho menos será una sociedad decente. ¿Qué entendemos por sociedad decente? El profesor Avishai Margalit, profesor de filosofía en la Universidad Hebrea de Jerusalén, dice: “Una sociedad decente es aquella cuyas instituciones no humillan a las personas. Y distingo entre una sociedad decente y una sociedad civilizada. Una sociedad civilizada es aquella cuyos miembros no se humillan unos a otros, mientras que una sociedad decente es aquella cuyas instituciones no humillan a las personas”2. Más adelante el profesor Margalit dice: “La humillación es un tipo de conducta o condición que constituye una buena razón para que una persona considere que se le ha faltado al respeto”3. Al diseñar una convocatoria a modo que no permitía mostrar por parte de los aspirantes sus capacidades, virtudes, talentos y experiencia en materia electoral, negar entrevistas de los aspirantes con los diputados integrantes de la Comisión Especial Electoral, se violaron los derechos políticos y civiles de los ciudadanos que aspiraban a ser consejeros, además de la seguridad jurídica que en una democracia constitucional bien ordenada debía de existir. Todo se hizo de manera deliberada para impulsar desde el poder a los personajes cercanos, que les garantizaría el poder controlarlos, el silencio y la sumisión son piezas clave y “virtudes” de los hoy flamantes consejeros que estarán siete años embolsándose más de 100 mil pesos mensuales a costa de los contribuyentes, y sin rendir cuentas de su desempeño.

3. Una tarea importante en este proceso que desde el poder se realizó son las tareas encomendadas a los medios de comunicación afines al poder, pues desde allí se filtraron los nombres de los posibles consejeros, como descalificando a los ingenuos que se inscribieron, toda una farsa, todo un engaño, que termino humillando y avergonzando a los ciudadanos que se quedaron en el camino. Esto en democracias consolidadas no sucede, solamente en este país que cada día va más al fondo, y que parece no tener una salida.

Tal vez ya no nos alcance el tiempo para ver una sociedad con mayores grados de igualdad, una sociedad justa, decente, donde se premie a sus ciudadanos por sus méritos, conocimientos y sensibilidad, y no como sucede hoy día, donde los que ostentan los cargos son compadres, amigos, incondicionales, los que mantienen silencio y sólo obedecen –los Mo–Yan (silencio) mexicanos–, ¿sirve en un sistema político del compadrazgo los grados académicos, la educación de calidad, la experiencia? Coincido con el premio Nobel de Literatura, el portugués José Saramago cuando dice ser un pesimista, ya que: “Los únicos interesados en cambiar al mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que tienen, porque viven en un mundo que no es el de todos”. Los optimistas del gobierno son los que creen que pueden conducir al mundo a su antojo, dejando en la desesperanza a millones. Los gobiernos no son para siempre, y como decía Carlos Monsiváis, “La justicia (distributiva), tarda…pero llega”.

 

1Profesor–investigador en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UAP. Se inscribió de manera ingenua atendiendo la Convocatoria del 2 de octubre de 2012, emitida por el Congreso del Estado para la renovación del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, pensando que los diputados actuarían de manera independiente atendiendo a su conciencia.

2Margalit, Avishai (1997), The Decent Society, Harvard University Press, p. 15.

3Ibid., p. 21.

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.