Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

La memoria de trabajo y el aprendizaje

Por: Rafael H. Pagán Santini

2012-01-18 04:00:00

La memoria es la capacidad de retener y de evocar
eventos del pasado mediante procesos
neurobiológicos de almacenamiento y de
recuperación de la información, básica en el
aprendizaje y en el pensamiento

Al realizar una serie de tareas cognitivas como la comprensión, el aprendizaje y el razonamiento utilizamos un sistema neuronal que temporeramente retiene y manipula la información. Este sistema, según Baddeley y Hiych1, se ha denominado memoria de trabajo, contiene varios componentes donde la función primordial de algunos de ellos es el almacenamiento pasivo de información mientras otros la procesan. De acuerdo con estos autores, al recibir un estímulo y ser percibido–atendido, se transfiere al sistema de memoria de trabajo. Esto permite recordar la información y almacenarla a corto plazo, mientras a su vez se manipula la información necesaria para los procesos cognitivos de alta complejidad. En principio, la memoria de trabajo es un mecanismo de almacenamiento temporal que permite retener algunos datos de información, compararlos, contrastarlos, o en su lugar, relacionarlos entre sí afín de responder al estímulo.

Desde el nacimiento existe una rica estructura organizativa para procesar la información. De acuerdo con Etchepareborda MC, Abad–Mas L, la memoria es la capacidad de retener y de evocar eventos del pasado mediante procesos neurobiológicos de almacenamiento y de recuperación de la información, básica en el aprendizaje y en el pensamiento. Según estos autores, en los primeros años de la vida, la memoria es de carácter sensitivo, guarda sensaciones o emociones. Más tarde aparece la memoria de las conductas: se ensayan movimientos, se repiten y, poco a poco, se van grabando. De esa forma, los niños van reteniendo y aprendiendo experiencias que permiten que progrese y se adapte al entorno. Finalmente, se desarrolla la memoria del conocimiento, o capacidad de introducir datos, almacenarlos correctamente y evocarlos cuando sea oportuno2. La memoria de trabajo, como proceso cognitivo central, sería la responsable del procesamiento activo de la información adquirida. Este sistema de memoria activa y apoya los procesos cognitivos humanos al proveer una interface entre la percepción, la memoria a corto plazo, la memoria a largo plazo y acciones dirigidas por metas. 

De acuerdo con Milton J. Dehn3, la memoria de trabajo es particularmente necesaria para el procesamiento cognitivo consciente, ya que permite la representación interna de la información afín de guiar la toma de decisiones y de llevar a cabo una acción determinada. Fundamentalmente la memoria de trabajo es una de los principales procesos cognitivos que subyacen el pensamiento y el aprendizaje. Al utilizar el contenido de varios sistemas de almacenamiento de memoria, la memoria de trabajo nos permite aprender y enlazar pensamientos e ideas. Por consiguiente, el éxito del aprendizaje es en gran parte una función de la capacidad de memoria de trabajo del individuo. 

Originalmente Baddeley y Hiych propusieron un modelo de memoria de trabajo multifacético compuesto por tres aspectos: un bucle fonológico, un “cuaderno de dibujo” (sketchpad) visual–espacial y otro ejecutivo central. Posteriormente, Baddeley le añadió a su modelo un subcomponente adicional, el almacenador temporal episódico (episodic buffer). El bucle fonológico, Baddeley lo divide en dos subcomponentes: uno temporero, que actúa como un almacén pasivo de entradas fonológicas y uno sub–vocal, de proceso de ensayo articulatorio. La información verbal presentada oralmente obtiene acceso inmediato, automático y directo al bucle fonológico. Este bucle transforma el estímulo preceptivo, esto es, las propiedades acústicas, temporales y secuenciales del estímulo verbal, en códigos fonológicos. Así, estos códigos se emparejarán con los códigos existentes (fonemas y palabras, etcétera) almacenados en la memoria a largo plazo y se unirán a las representaciones con significado. De esta manera, a través de la memoria de trabajo, la información verbal se procesa, uniendo palabras e ideas, pero a su vez controlada por el ejecutivo central. El segundo subcomponente, el sub–vocal, de proceso de ensayo articulatorio, explica la cantidad de información que el bucle fonológico puede almacenar. En principio, el número de elementos verbales que pueden ser adquiridos por el bucle fonológico depende del tiempo que se tome en articularlos, la información sólo puede ser almacenada por dos segundos.

El “cuaderno de dibujo” (sketchpad) visual–espacial es responsable del almacenamiento a corto plazo de la información visual y espacial, esto es, la memoria de los objetos y su localización. Además juega un papel fundamental en la generación y manipulación de imágenes mentales4. De acuerdo a Baddeley, esta componente cumple una función importante en la lectura, ya que codifica visualmente las letras y las palabras mientras mantiene un marco visual–espacial de referencia que le permite al lector volver atrás y mantenerse en el texto.

Muchos investigadores consideran al componente ejecutivo central como el núcleo de la memoria de trabajo, ya que esta es responsable de controlar los otros subsistemas. Además, este componente regula y coordinar todos los procesos cognitivos involucrados en el desempeño de la memoria de trabajo, tal como la asignación de capacidad de atención limitada. Baddeley ha descrito a través de los años las diferentes funciones que engloban el componente ejecutivo central: a) atención selectiva, la cual es la habilidad de focalizar la atención en información relevante mientras inhibe los efectos disruptivos de información irrelevante; b) conmutar, la cual es la habilidad de coordinar múltiples actividades cognitivas concurrentes; c); seleccionar y ejecutar planes así como estrategias flexibles d) la capacidad de asignar recursos a otras partes del sistema de memoria de trabajo; e) la capacidad de recuperar, mantener y manipular temporalmente información activa de la memoria de largo plazo5.

Con el objeto de explicar la influencia de la memoria de largo plazo en el contenido de la memoria de trabajo, recientemente Baddeley añadió el cuarto componente su modelo, el almacenador temporal episódico (episodic buffer). El buffer episódico es un subcomponente de capacidad limitada, conscientemente accesible, que se conecta con la memoria episódica de largo plazo y con la memoria semántica para construir representaciones integradas basadas en la nueva información. Además, este subcomponente provee codificación directa a la memoria episódica, y controla la búsqueda directa de memoria de largo plazo. Su importancia en el aprendizaje que utiliza códigos multimodales para integrar representaciones de los componentes de la memoria de trabajo y de la memoria de largo plazo en representaciones unitarias6.

Consecuentemente la memoria de trabajo se requerirá cada vez que algo debe ser aprendido. Todo aprendizaje requiere manipulación de información, integración con la memoria de largo plazo y de un proceso donde se almacena información simultáneamente mientras se procesa esta. La capacidad de procesamiento de información así como de otros componentes de este sistema determinará la capacidad de la memoria de trabajo, todas relacionadas con el aprendizaje. 

 

1Baddeley A, Della Sala S (1996). Working memory and executive control. Philos. Trans. R. Soc. Lond., B, Biol. Sci. 351 (1346): 1397–403. 

2Etchepareborda MC, Abad–Mas L., 2005,  Memoria de trabajo en los procesos básicos del aprendizaje, Revista de Neurología 40 (Supl 1): S79S83

3Dehn MJ., 2008, Working memory and academic learning, ed Wiley, USA

4Baddeley, A.D. (2006) Working memory: an overview. In Pickering S. Working Memory and Education. New York: Academic Press (p1–31)

5 Idem, Dehn, p 23.

6Idem, Dehn, p 25.

 

Si desea más información sobre esta columna puede escribir al correo electrónico

rhpmedicus@yahoo.com.mx

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.