Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

"Un mundo al revés"

Por: Gustavo Santín

2013-03-04 04:00:00

Cartas a Gracia

 

Inusual Gracia, que la carrera “Tune Up Condesa Quaker”, realizada el día de ayer por las colonias Hipódromo Condesa, Condesa y Chapultepec, iniciara a las 7 de la madrugada para los simples mortales, con una temperatura que rayaba en los 0 grados centígrados, que tuvieras que participar con pants incluida la chamarra, en contra de la costumbre de hacerlo con un short, curioso, que chavas y chavos salieran del antro  –La Chilanguita de Tamaulipas– a la hora en la que ustedes corrían y que al mismo tiempo que los vitoreaban, exigieran les abrieran el local del que recientemente los habían echado.

El martes 26 de febrero, Gracia, Jesús Murillo Karam anunciaba que Elba Esther Gordillo Morales, la otrora dirigente vitalicia del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) se encontraba detenida, sujeta a proceso. El azoro que causaba la nota sólo era comparable a la alegría desusual que manifestaban varios locutores de un programa de radio transmitido ese día y a esa hora por una estación filial de Televisa. La sorpresa no daba crédito, sin embargo algo estaba sucediendo, tan irreal, que parecería el mundo se encontraba al revés. Tan al revés, Gracia, que, emulando José Agustín Goytisolo, se podría refrendar aquel poema musicalizado por Paco Ibáñez, de la autoría del primero, que señalaba; “Érase una vez un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos. Y había también un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado. Todas esas cosas había una vez, cuando yo soñaba un mundo al revés”, y, que, de acuerdo con las instrucciones transmitidas por la pagina web Abrapalabra (http:// www.catedu.es/abrapalabra/index.php?option=com_content&task=view&id=233&Itemid=254) daría “... pie para trabajar los cuentos al revés e inventar una sencilla actividad. Se trata de que los alumnos busquen en su memoria un cuento que ya saben en el que intervengan personajes buenos y malos (para eso los cuentos clásicos son estupendos). Haciendo memoria escribirán el texto resumido en su procesador de textos y, una vez recordado, irán cambiando el rol de los personajes, de forma que la bruja sea buena, el pirata honrado... Al cambiar el papel de los protagonistas y antagonistas será necesario cambiar el rumbo de la historia. Para finalizar, los participantes harán de cuentacuentos y narrarán en alta voz su nuevo cuento a los demás compañeros”.

Pues bien, Gracia, el ejercicio da para mucho e iniciaría por creer que, contrario a lo que manifestara el SNTE, al frente del despacho educativo tendríamos a un secretario de Educación culto y que la reforma promulgada sería, a contrario sensu, una reforma educativa. Los planes y programas habrían cambiado y los contenidos equiparados a los que, en ciclos similares, se imparten en los países desarrollados, la infraestructura educativa sería de primer mundo, las escuela serían reconstruidas y contarían con instalaciones adecuadas, laboratorios, sanitarios limpios, comedores, energía eléctrica y acceso a internet con cargo al erario, laboratorios de cómputo funcionales con personal docente preparado, “competente”, la educación sería gratuita, totalmente gratuita, como establece la fracción 4 del artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, incluidos alimentos –dos al día–, útiles escolares y estantería para guardarlos, transporte y demás insumos, los padres y las madres de familia ya no estarían obligados y obligadas a entregar “aportaciones voluntarias” como condicionante para lograr la inscripción y la reinscripción de sus vástagos y no tendrían vedado el opinar sobre “cuestiones académicas” y asuntos laborales que afectan el aprendizaje de niñas y niños. Los directivos del sistema educativo incluidos los funcionarios que se encuentran al frente de las instituciones educativas, directores y subdirectores, prefectos, supervisores y jefes de sector entre otros, serían personal de confianza y se transformarían en líderes académicos como por arte de magia y dejarían de ser “correas de transmisión” al servicio del sindicato y/o de los sindicatos. Los miles de comisionados (entre 100 y 150 mil) a esos 17 programas “inútiles” que le cuestan al erario 19 mil millones de pesos al año, regresarían a sus centros de trabajo originales y no se resistirían a estar nuevamente en el aula y el personal docente, “el más inscrito en cursos del planeta”, se capacitaría realmente y no sólo le taparía el ojo al macho, actualizándose en contenidos, técnicas de modernas del proceso de enseñanza aprendizaje, nuevas tecnologías de la información y comunicación (Tics) les llaman y sapientísimos se y nos insertarían en la sociedad del conocimiento. Sabedores de que su chamba se encuentra en riesgo, maestras y maestros, dejarían de buscar “comisiones”, de las firmadas por el secretario y/o por los líderes sindicales para privilegiar la función docente y quienes más ganan, no desearían ser supervisores o ir, 40 mil pesos mensuales de por medio, llevando oficios de oficina en oficina, los problemáticos, los que aprendieron que con las “disposiciones de personal” podrían pasarse años sin trabajar, gozando de todas las prebendas regresarían con una nueva mística a su centro de trabajo y los y las docentes asistirían a clases, no tomarían puentes, y no suspenderían clases con cualquier causa baladí.

Las autoridades educativas dejarían de ser los cobradores de las cuotas sindicales y de la entrega del entero al SNTE so pretexto de estar pactado en un anexo ejecutivo al Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB) y de paso dejarían de ser cómplices de delitos que ahora persiguen, fomentarían o por lo menos facilitarían el ejercicio de la democracia sindical, promoviendo que quien quiera ser representado en la defensa de sus derechos laborales, entregue sus cuotas de manera independiente a quien mejor le personifique. Desconocerían prestaciones de facto adquiridas al amparo de los usos y costumbre reconocidas por el ANMEB, la Ley Federal del Trabajo Burocrático y el Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo del Personal de la Secretaría de Educación Pública. Cobrarían sin pretextos de gobernabilidad, los impuestos que sobre el producto del trabajo de aguinaldo extraordinario y prestaciones de fin de año deben pagar trabajadoras y trabajadores de la educación y no lo trasladarían, como lo hacen ahora, al resto de los contribuyentes cautivos.

“Todas esas cosas”, y muchas más, habría “una vez, cuando yo soñaba un mundo al revés”, Gracia, que, como resultado, arrojaría un “sistema educativo perfecto”, en el que sobre la realización personal y social, destacarían las competencias que, añoran los empresarios, debiesen tener alumnos y alumnas. Mano de obra barata y calificada para las empresas. !Válgame dios!

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.