Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Que proponen en materia educativa. Plataforma electoral del PRI 2012 / II de III

Por: Gustavo Santín

2012-06-04 04:00:00

 

Cartas a Gracia

 

Graciosos por no decir chistosos, Gracia, pero el domingo 3 de junio del año electoral corriente, un diario de circulación nacional destacaba a ocho columnas, aquello de lo que mucho hemos platicado y que da pie para formular algunas presuntas como las que a continuación somete a tu criterio; ¿cómo harán para cumplir con todo lo que proponen?, y si los profesionales de la educación básica, tan cuestionados por sectores de la sociedad civil y medios interesados, son, en términos no peyorativos, inconsistentes, ¿a quienes recurrirán para abrir las escuelas de tiempo completo?, ¿ya tendrán resuelto el asunto de la planta docente si los actuales son tan cuestionados por los resultados obtenidos en las evaluaciones nacionales e internacionales?, o, ¿recurrirán a pubertos y pubertas de secundaria como los contratados por Conafe, o a prestadores de servicio social, de esos que llegan y se van y que no entregan resultados esperados a pesar de otorgarles un estipendio?, ¿quiénes preparan la comida y en qué comedores la servirán si la mayoría de las escuelas públicas carecen de sanitarios higiénicos y agua?, ¿tendrán previsto que requerirán por lo menos un o una doctora y a uno o a una enfermera de tiempo completo?, ¿tendrán previsto el asunto de los prefectos y los lugares de descanso?, indispensable Gracia, saber ¿de donde diablos sacarán el presupuesto para cubrir las necesidades?, ¿estarían pensando en servicios gratuitos o en que el costo del servicio adicional corra con cargo a madres y padres de familia o tal vez en incrementarán los impuestos a los causantes cautivos?

Todo esto y “aún más” viene a colación por que la Plataforma electoral federal de PRI 2012, de nueva instancia coincidente con demandas que enarbola el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y su brazo político el Panal, plantea que “impulsaremos las escuelas de educación básica con jornada de tiempo completo donde los estudiantes puedan reforzar conocimientos y desarrollar habilidades artísticas y culturales, junto con programas de desayunos escolares y becas”, cuestiones relacionadas con el que y no con el como, lo mismo que señalan generarán “mecanismos para mejorar el reconocimiento laboral y social a la tarea de los maestros”, como si recuperarlo fuese cuestión de decreto, “(para) superar el rezago educativo y abatir el analfabetismo”, punto, el primero, Gracia, que se convertirá en un problema mayor con el devenir de los tiempos. El PRI plantea tomar “medidas específicas para resolver las desigualdades que prevalecen en el sistema educativo entre escuelas rurales e indígenas y escuelas urbanas, entre hombres y mujeres, y entre regiones”, discordancias que se materializan en la marginación de mexicanas y mexicanos –al no aprobar un examen de admisión– cuando se trata de ingresar a la Instituciones de Educación Superior (IES) de financiamiento público. Los criterios de calidad impuestos desde el extranjero y aplicados a raja tabla por las autoridades educativas, profundizan la pobreza, evitan la capilaridad social, se ensañan con quienes menos tienen, incluida una alternativa educativa que combata inequidades y las desigualdades económicas, políticas y sociales. 

Premisa de la Revolución Institucionalizada utilizada sólo con fines demagógicos y propagandísticos, recobrada por el documento, los priistas señalan que, ahora sí, harán lo conducente “para garantizar la cobertura universal de la educación básica.”, que propiciaran cambios en la organización escolar para que “de acuerdo con las circunstancia de cada entidad”, los profesionales de la educación laboren con grupos diseñados de manera pedagógica, y para salir al paso de los pésimos resultados obtenidos en las evaluaciones, de reforzarán “la enseñanza de la escritura y las matemáticas, y el hábito de la lectura, como núcleo central de los lenguajes e instrumentos que requieren los estudiantes para desplegar sus potenciales de aprendizaje y desarrollo personal”. La Plataforma electoral federal menciona la intensión por incorporar, seguramente de manera obligatoria, el aprendizaje del idioma ingles, aunque no hace referencia a la enseñanza de las lenguas originales correspondientes a las diferentes de la naciones oriundas de nuestro territorio, Gracia.

Como lo pregonan las plataformas de otros partidos y otras coaliciones, Gracia, el PRI señala que incorporará la enseñanza y el uso de la ya no tan nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que equipará, a pesar del fracaso del programa Enciclomedia, del que hace gala Josefina Vásquez Mota y proveerá “la conectividad necesaria”, ignorando que una gran cantidad de planteles escolares carecen de energía eléctrica y cuando existe, procura no usarse por su alto costo, que, por otra parte, deben pagar madres y padres de familia. Promete, que no empobrece, revisar y adecuar “los esquemas de atención de los alumnos con capacidades especiales y los alumnos con capacidades sobresalientes.”, y a pesar de ser parte de las obligaciones de los gobernadores de las entidades bajo su responsabilidad y reconociendo autocríticamente el incumplimiento institucional, la Plataforma federal 2012–2018 de institucional reitera que “revisaremos y fortaleceremos los programas de seguridad escolar”.

Responsabilidad del Ejecutivo federal de extracción panista quien centralizara, con la complicidad de los diputados de todos los partidos políticos, el manejo del presupuesto, la normatividad y la vigilancia de los recursos económicos y el cumplimiento de los indicadores y descentraliza sólo las responsabilidades operacionales, entre ellas las derivadas de las relaciones contractuales, el PRI establece su compromiso por fomentar “el federalismo educativo como un nuevo arreglo institucional para la prestación de los servicios educativos”, asunto que implicaría la readecuación de lo establecido en la Ley de Coordinación Fiscal y sustitución de la fórmula bajo la que se asignan los recursos del Fondo para la Educación Básica y Normal (FAEB) que beneficia sólo a cinco entidades, entre la que se encuentra en primer lugar el Estado de México y en cuarto lugar al de Puebla, en detrimento de 18 entidades federativas, poseedoras de los mayores índices de pobreza y marginación del entorno nacional, entre las que destacan Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Veracruz.

Si existen tantas coincidencias entre los actores políticos, Gracia, entonces ¿por qué no avanzar el diseño e instrumentación de una política educativa de Estado como lo señalan no pocos y pocas conocedoras del tema que nos ocupa?

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.