Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Lo que aplica para unos, aplica para todos

Por: Gustavo Santín

2013-02-25 04:00:00

Cartas a Gracia

¡Mira qué sorpresa!, cuando supuse que estarías el 20 de abril en Zacatecas, lista para correr el medio maratón de la ciudad, me dices que el domingo 3 de marzo irás a la ciudad de México y que participaras en la carrera Tune Up Condesa Pepsico, que se realizará en las colonias Condesa y Chapultepec, en la que correrás 10 millas y que te permitirá disfrutar de una zona del Distrito Federal que poco se puede apreciar entre semana. Según leo en la página http://www.asdeporte.com, las metas de salida y llegada se ubicarán en la Glorieta de la Cibeles, ubicada en la plaza Miravalle, y que según dicen y cuentan quienes saben, es una bonita réplica obsequiada por la comunidad española a la ciudad de México como símbolo de hermandad. La carrera transitará por las calles Durango, Mazatlán, Oaxaca, Tamaulipas y México –bordeando el parque del mismo nombre– y como requisito indispensable, la participación de los atletas requiere de una “exoneración” firmada en favor de los organizadores, asunto rutinario, me refieres. La recomendación de los promotores para que los atletas se sometan a un examen médico previo una competencia no es una cuestión menor, pero sí para tomar en cuenta, ya que informa el plano de altimetría, correrán a una altura de 2 mil 262 metros sobre el nivel del mar.

Mientras que Mexicanos Primero AC –Claudio X González– presenta un Amparo en contra de las autoridades educativas con la finalidad de evitar el pago con recursos públicos a los comisionados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y autoridades educativas anuncian que en “el diseño de la nueva legislación educativa, la SEP (Secretaría de Educación Pública) escuchará a los maestros, no al sindicato”, la efervescencia trabajadoras y trabajadores de la educación de diferente filiación, Gracia, en contra de las reformas al artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de las que se harían a la Ley General de Educación y a la Ley Federal del Trabajo, crece, crece, se radicaliza y convoca, por intermedio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a la realización de un paro nacional (4 y 5 de marzo), en tanto que personal docente y de apoyo a la educación, afiliados al SNTE, a la CNTE y a sindicatos independientes, marchan juntos, suspenden actividades laborales (Tabasco, 25 de febrero) toman instalaciones, casetas de peaje, bloquean carreteras y el acceso a oficinas (Oaxaca, Guerrero) mientras que líderes magisteriales de diversas corrientes convocan a enfrentar unidos “la reforma laboral” y la Comisión de Educación y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, presidida por Jorge de la Vega, diputado federal integrante de la XLII Legislatura, miembro de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) impulsa un punto de acuerdo mediante el que pretende garantizar los derechos laborales adquiridos por trabajadores y trabajadoras de la educación. 

Que el estado perdió la rectoría de la Educación, señalaría reiteradamente Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación federal (http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=289880), que en más de 20 años no se han creado plazas de inspectores (directores, supervisores, jefes de sector) y que existe una disputa por la educación pública, revertería Elba Esther Gordillo Morales, presidente del Consejo Sindical y dirigente vitalicia del SNTE, que existe una gran fuga financiera por el pago de los comisionados, terciaría Mexicanos primero, que son “responsabilidad de los gobernadores, acotaría Elba Esther (http://www.youtube.com/watch?v= mJbbvHROvqQ), cierto, calificativo que se podría aplicarse tambien a las afirmaciones de Emilio Chuayffet, vertiera ante el pleno de la Comisión de Educación de la Cámara de Senadores cuando reconocía “que la construcción del andamiaje jurídico de esta reforma de gran calado, se haga con el mayor consenso posible y esto se ha logrado en México varias veces y creemos, precisamente por la nobleza de la educación, que podemos volverlo a hacer”, lo mismo que cuando enmiendara la plana a Carlos Salinas de Gortari, titular del Ejecutivo federal (88–94), miembro de Partido Revolucionario Institucional (PRI), partido que cobija al hoy titular del despacho educativo en la administración que encabeza Enrique Peña Nieto y señalara que “el acuerdo de modernización de 1992 descentralizó la educación; ¡sí!, pero sólo en parte. No dejó que los estados asumieran la titularidad de la responsabilidad y la relación laboral, ni tampoco que intervinieran, como en otros países del mundo, bajo un piso de homogeneidad doctrinal, con especificidades propias que la educación demanda, de acuerdo al carácter multirregional y pluricultural de México. Tampoco ahí estamos al día. Es algo que nos falta hacer”, cuestión de la que desprende, Gracia, la doble negociación salarial, responsable de la crisis financiera que sufren varias entidades de la federación.

Autocrítico y asumiendo la responsabilidad institucional que le correspondería como titular de una carte, creería yo, Gracia, que así es, Chuayffet señalaría que “ciertamente la secretaría es en este momento una Torre de Babel. Revisamos todos los acuerdos, todas las circulares, todos los reglamentos para poder encontrar en el fondo de ellos, aquella parte de verdad que nos ayude a sustentar un modelo de sistema educativo válido para todos los mexicanos, no por su homogeneidad sino por la misión de la realidad mexicana. Sólo así podrá ser efectivo el sistema educativo en México”, y puntualizaría que “la evaluación la va a  hacer un órgano que es autónomo constitucionalmente, que debe reglarse por una ley y que va a evaluar más allá del maestro con los argumentos que les acabo de dar. No sólo es evaluable el maestro, es evaluable la infraestructura, es evaluable la participación de los padres de familia, son evaluables los hilos directivos del sistema”.

Pero como en todo hay un pero, Gracia, la intervención de Juan Coronado Alvarado, miembro de Nuevo Sindicalismo, corriente del expresión del SNTE quien cuestionara que “ningún funcionario de la Secretaría de Educación ganó un concurso de oposición y con todo y los malos resultados no se aplican exámenes para garantizar su permanencia, pero sí se pretende aplicar a los maestros”, nos recuerda que lo que aplica para algunos debe aplicar para todos.

Cambiar algo para que todo siga igual.

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.