Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Buenas intenciones

Por: Gustavo Santín

2012-02-27 04:00:00

 

De nueva cuenta, Rodolfo Alfredo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Superior y encargado del despacho en ausencia de Alonso Lujambio Irazabal, titular de la oficina de la Secretaría de Educación Pública (SEP) –federal–, abona en favor de la postura demagógica planteada recientemente por Mexicanos Primero A.C. a través del documental De panzazo, al rememorar, en la presentación del Programa de Fomento a la Lectura en Educación Media Superior –PFLEMS– (http://www.sep.gob.mx/es/sep1/C0170212), que “en nuestro país alrededor de la mitad de la población mayor de 12 años “tiene capacidades limitadas para leer, en consecuencia sólo entiende, algo, poco o simplemente nada de lo que lee, lo que configura un círculo vicioso muy difícil de romper”. Notas alusivas publicadas por otros medios de comunicación, a mayor abundancia que lo relatado en el comunicado SEP–017, habrían mencionado, a más de expresiones de sorpresa, datos en los que el encargado del despacho educativo reconoce, evocando la Encuesta Nacional de Hábitos, Práctica y Consumos Culturales 2010, que los mexicanos leen en promedio, menos de tres libros al año.

Producto de un entorno social y mediático que debe ser contrarestado mediante la instrumentación de proyectos que se establezcan ad hoc, que permitan señala el interino de Donceles, dar “continuidad” al programa “Leer para aprender” instrumentado por las autoridades educativas para el ciclo de educación básica cuyo éxito radicaría en lograr que niñas y niños lean diariamente 20 minutos en compañía de su madre o de su padre, el PFLEMS (http://www.caniem.org/archivos/general/programafomentolectdic2011.pdf) plantea en sus objetivos generales “1) Incorporar a los estudiantes de Educación Media Superior con niveles de competencia lectora por debajo del básico a un programa de lectura y escritura que les permita  remontar ese déficit. 2) Crear las condiciones y establecer los arreglos institucionales necesarios para que la promoción de la lectura y escritura en las escuelas de Educación Media Superior sea una actividad básica y cotidiana en todos los planteles. 3) Desarrollar en los estudiantes de Educación Media Superior el gusto de la lectura por placer, para que se conviertan en lectores autónomos y para toda la vida” (página 5). Objetivos, establece el programa (página 6) que “responden al compromiso de ofrecer a los jóvenes las condiciones que favorezcan: el desarrollo de las competencias lectoras que, ligadas con el desarrollo de habilidades de escritura, les permitan incrementar su capacidad de aprendizaje y, por tanto, su desempeño académico; así como promover que se involucren activamente en la vida cultural y cívica de su sociedad.”.

Limitado en su origen pues sólo se establece en 75 planteles pertenecientes de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGETI), con un acervo total de 14 mil 900 libros (198 por plantel), 10 por 18 para los 18 reza su parágrafo, 10 libros por 18 títulos para la edad de 18 años, 11 de carácter informativo y el resto recreativo, que se integran con títulos de las áreas: Básica del Conocimiento, de Interés Juvenil, Narrativa, Poesía y Ensayo, Teatro, se acompañará con la formación de “mediadores”, curioso término que reciben los docentes facilitadores, responsabilidad que recaerá en los titulares de las asignaturas de lectura y redacción, español, quienes recibieron un Diplomado en la Formación de Mediadores, impartido, sin licitación y contrato de por medio, por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sede México (Flacso), a 200 “mediadores en habilidades lectoras” organizado en seis módulos temáticos (¿Qué es leer? ¿Qué es la lectura? ¿Qué es la habilidad lectora? (20 horas), La comprensión lectora, una forma para aprender (20 horas), La comprensión lectora, una experiencia vital (20 horas), Lectura y escritura o viceversa (20 horas), La animación de hábitos lectores (20 horas), La evaluación de la habilidad lectora (20 horas), impartido mediante plataforma de Flacso, en la modalidad mixta y utilizando un “Portal de Lectura y Escritura” desarrollada por el Instituto Latinoamericano para la Comunicación Educativa (ILCE), organismo cuestionado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por haber sido beneficiado por la SEP mediante contratos de asignación directa sin intermedio de algún proceso de licitación pública, por no entregar licencias de uso correspondiente a programas y plataforma y no existir antecedentes de pago de derechos de autor, realizados por ILCE.

Para su instrumentación El PFLEMS, plantea una “Articulación con el currículo” que requeriría de “la actualización de los programas de estudio de la formación básica y propedéutica”, para “incluir un apartado en cada programa de estudio donde se presenten recomendaciones a los docentes para promover la lectura desde su asignatura, en el diseño de secuencias didácticas y en la implementación de estrategias centradas en el aprendizaje”, y una “Reconversión de Bibliotecas y Equipamiento” para que estos espacios, ahora aburridos, se transformen, sean atractivos, faciliten la convivencia y permitan, con fines propios, el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Las autoridades responsables del programa, las de la Subsecretaría de Educación Media Superior prevén que para el próximo ciclo escolar “se incorporen las mil 203 escuelas de sostenimiento federal” y hacen una invitación para que sus homólogos en las entidades, incorporen a los planteles bajo su responsiva. Sin duda un programa rodeado de buenas intenciones.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.