Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Dedos bizcos

Por: Alejandra Fonseca

2013-05-03 04:00:00

 

“¡Me caga!”, gritó la chamaca con desesperación, “¡Me caga. Con esta chingadera no puedo!”, decía mientras le daba y le daba con el dedo meñique a la pantalla de su celular. “Yo era feliz cuando todo era teclea, no tenía problema con mis dedos. Pero ahora, no sé si son mis dedos o es esta tecnología que–no–se–me–da.”

Pulsaba y pulsaba sobre la pantalla y le salían dobles y hasta triples letras y números, signos y símbolos que no quería. Borraba y, aun al borrar le salían signos que no eran los intencionados, y le daba de nuevo. Así estuvo un buen de rato.

“¡Me caga tía!”, dijo al hacer a un lado su celular con un ademán de hartazgo. “¡Me rindo!”

–Bueno, a ver, explícame que pasa. Yo veo que todos los muchachos andan felices con sus celulares que con sólo un toque responden a lo que piden. ¡Somos los adultos quienes tenemos que estar cagados con esta tecnología, pues la tecla era lo nuestro: desde que se inventó la máquina de escribir mecánica que me tocó en la secundaria, y tenías que aprender cómo iban las letras en sus cuatro niveles y un dedo para cada letra y mover la mano del nivel. Y salía el martillito de la letra que venía al revés y le daba al papel a través de una cinta ya al derecho y así escribías. ¡M’ija, eran otras épocas! Además ¿Sabes del orden de las letras? ¡Ni sabes, mi amor! Si las hubieran puesto en orden alfabético no podrías escribir porque, chocaban y se trababan las palancas. Pero alteraron el orden y este teclado QWERTY tiene separadas las letras que con más frecuencia se usan. Y así se quedó para las computadoras y todos estos nuevos aparatos de toque. Ahora ustedes sostienen el celular, el ipad, ipod y todos los ais que te puedas imaginar con las dos manos porque caben en un pequeñísimo espacio. Después, con sus dedos gordos, ¡sus dedos gordos!, le dan al tecleo con un suave toque y escriben mensajes larguísimos. ¡Nosotros nunca usamos los dedos gordos para escribir, esos se quedaban para el espaciado y sólo el derecho! ¡Y todavía con todas estas facilidades, te quejas!

–¡Ay tía, yo no creía que fueras tan vieja. Vienes de la edad de las cavernas con la máquina de escribir!

–Y parece que fue ayer… ¡Pero no soy tan vieja y tampoco soy antigua!

–Bueno, ¡pues esta tecnología me caga! Mis dedos gordos, son gordos. Mi dedo meñique parece gordo. Todos mis dedos escriben hasta tres letras que no quiero.

–Bueno, en mis tiempos a eso se le llamaba de una manera…

–¿Cómo?

–Cuando un niño que veía doble, le llamábamos niño bizco. ¡Tus dedos son bizcos mi niña, y no me digas que eso es antiguo porque tú lo acabas de hacer vigente!

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.