Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Dos chefs y un limonero

Por: Manuel De Santiago

2012-03-15 04:00:00

Con la proliferación en la ciudad de Puebla de las escuelas llamadas de gastronomía, que en realidad son establecimientos educativos dedicados a la enseñanza del arte culinario, la cocina poblana se ha enriquecido y al mismo tiempo la oferta de restaurantes especializados y de platillos de otras partes del mundo se ha diversificado grandemente. Hay que decir que la buena cocina local y como consecuencia lógica el gusto desarrollado secularmente por los poblanos es una base ideal para que prospere esta nueva manifestación gastronómica.

Uno de los nuevos restaurantes en la región es El Limonero, establecimiento iniciado por Jorge Eduardo Astrain y María José de Ovando, chefs poblanos que estudiaron en un instituto especializado y que al terminar su preparación teórico práctica trabajaron, cada quien por su lado, en la preparación de alimentos con lo cual ganaron importante experiencia que al cabo de un tiempo decidieron aplicar en provecho de su proyecto. Así que se lanzaron a la aventura de montar un restaurante, armados con el gusto por la cocina y con un poco de dinero ahorrado se aprestaron a realizar su sueño, empezando el camino –cuesta arriba– cumpliendo los engorrosos trámites que las autoridades exigen, como si fueran enemigos de la actividad productiva.

El Limonero abrió sus puertas el 10 de junio del 2011 en la calle 6 Norte 1205, de San Andrés Cholula, una calle perpendicular a la calle que corre a tras de la UDLAP. Se trata de un sitio modesto, habilitado con mucho esfuerzo para convertirlo en un restaurante; su mobiliario es rústico, pero su loza es de diseño contemporáneo; sus  precios me parecen justos y están en relación con la calidad de los alimentos que ofrece. Por cierto, el lugar se llama El Limonero por un pequeño árbol de limones que se encuentra en el centro de la pequeña área de mesas.

Su carta que no es, para bien de los comensales,  demasiado extensa, cuenta con bien logrados platillos que Jorge Eduardo o María José  preparan al momento: las ensaladas, como la basada en el hongo portobello, cuenta con una cama de lechuga, queso fresco asado, nuez y manzana; las pastas como el espagueti arrabiata del gusto mexicano por el uso del ingrediente peperoncino, el couscous con camarones, la lasagna de espinacas y requesón, las chapatas con aderezo de albahaca queso de cabra, jitomate cherry y berenjena o “la gloria” que consiste en una combinación de queso gorgonzola, jamón serrano y pera; el carpaccio de res y salmón; los noodles, de gusto asiático, sólo por mencionar algunos de los platillos que ofrece este restaurante.

Si usted disfruta de la comida bien preparada y no sólo come para sustentarse y reponer las energías gastadas, le recomiendo ampliamente este sitio que ofrece platillos sabrosos, porciones suficientes, buena atención y precios razonables. Por cierto, México es uno de los principales productores mundiales de limón, así que si de limones se trata…

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.