Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Cine

Recuperar la memoria, 18 años después

Por: Alfredo Naime

2012-06-15 04:00:00

Colosio: el asesinato recupera de forma seria,
inquietante, la versión popular de que el
homicidio del sonorense fue resultado de una
intriga de Estado, en contra de la versión
oficial del asesino solitario

Es mucho lo que se puede decir de Colosio: el asesinato; lo principal, que se agradece la evidente convicción de sus realizadores de que no puede hacerse una película como esta sin transitar por una exhaustiva, dificultosa y detallada documentación. El film de Carlos Bolado deja en claro que cuando se emprende un proyecto así, la única opción posible es tomarlo absolutamente en serio. Los eventos de aquel marzo de 1994 y sus consecuencias en los días, meses y años siguientes –hasta nuestros días– no sólo marcaron la historia del país, sino que de muchas formas iniciaron su cambio de rostro; lástima que la prueba sea una cicatriz vergonzante, resultado de un tajo que nunca acabó de cerrar.

Colosio: el asesinato es, cual lo anuncia un texto desde el principio, “una ficción basada en hechos reales”, aserto a partir del cual los personajes políticos nucleares –si bien totalmente reconocibles– no se mencionan por su nombre, sino por referencias: el Doctor (un espléndido Daniel Giménez Cacho) es José María Córdova Montoya; el Licenciado (Odiseo Bichir) es José Francisco Ruíz Massieu; el hermano del Licenciado (Miguel Rodarte) es, desde luego, Mario Ruíz Massieu. A Carlos Salinas se le alude siempre como el Presidente (Nando Estevané) y sólo tiene unos cuantos segundos de pantalla, de espaldas pero inconfundible. Algunos más reciben si acaso el nombre de pila: Don Fernando (Emilio Echevarría) es Gutiérrez Barrios, y Manuel (Moisés Arizmendi) es Camacho Solís. Aunque brevemente, también aparece encarnado Raúl Salinas de Gortari, para recibir una contundente advertencia del candidato Colosio (Enoc Leaño): “para diciembre seré el presidente de México y tú ya no serás hermano del presidente, sino un ciudadano como todos que deberá responder por sus actos”. A Mario Aburto Martínez (y a sus dos alter egos) los interpreta Harold Torres. Están pues todos, con referencias, nombres parciales o completos; piezas del rompecabezas siniestro que –clandestinamente y por encargo del Licenciado– deberá reconstruir y aclarar Andrés Vázquez (José María Yazpik), un agente de inteligencia en relativo retiro. Su investigación, así como su entorno y consecuencias, forman el cuerpo de la película, montada principalmente con recreaciones, bien apoyadas por stock shots. Cual se dijo: una ficción basada en hechos reales.

Colosio: el asesinato es una película innegablemente importante. Recupera de forma seria, inquietante, la versión popular de que el homicidio del sonorense fue resultado de una intriga de Estado, en contra de la versión oficial del asesino solitario. Para sustentar esto –con los riesgos que implica– su convincente factura hace a la investigación ficticia (esa de Vázquez) el hilo conductor. De hecho, se convierte en el fundamento de los escenarios concluyentes del film, porque literalmente “explica” el sentido de todo lo descubierto (en la secuencia del informe definitivo en el paraje solitario). Tal es el clímax, pero no el desenlace de la película. Como en la política mexicana los recorridos suelen ser de 360 grados, el desenlace nos regresa al punto de partida –una veintena de muertes después– y a la pregunta original de ¿quién mandó matar al candidato?, porque en la trama de Colosio: el asesinato (reitero: en la trama) las pesquisas y respuestas de Vázquez no ven la luz pública. Sí las conocemos, sin embargo, los cinéfilos, con lo que se cumple la intención central de los realizadores: recuperar para la generación más joven, y para la discusión de todos (aunque sea 18 años después), el caso de un magnicidio cuyo dictamen a nadie convenció. Así como Miss Bala –que igual fundamenta su argumento en hechos reales– Colosio: el asesinato alcanza la relevancia trascendente que sólo conceden las heridas abiertas de la historia.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.