Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Cine

Detrás está la gente

Por: Alfredo Naime

2013-05-24 04:00:00

 

El cine argentino casi siempre es de agradecerse, pero nos llega poco. De todas formas, nos resultan relativamente familiares nombres como Juan José Campanella, Ricardo Darín, Héctor Alterio, Eliseo Subiela, Norma Aleandro, Carlos Sorín, Lucía Puenzo, Soledad Villamil, Fabián Bielinski, Adolfo Aristaráin, Federico Luppi, Cecilia Roth, Pablo Trapero, entre otros. Todos, exponentes de ese cine al que se disputan los principales festivales internacionales de al menos tres décadas para acá. El cine argentino, que ha hecho de la premisa Lo menos es más una bandera, y de la distinción entre los dignos perdedores traicionados y los innobles ganadores sociales arribistas un reclamo perenne. Así, se entiende que los cineastas argentinos no están del todo contentos con su país, más allá de que lo amen profundamente. Y justo de Pablo Trapero es Elefante blanco, que hoy puede verse en Puebla y que ojalá alcance más exhibición que la mera semana de rigor. La actúan Ricardo Darín (Padre Julián), Jeremie Renier (Padre Nicolás) y Martina Gusman (Luciana).

Elefante blanco se refiere al trabajo incansable de personas comprometidas con los pobres, lideradas por dos curas –Julián yNicolás– y por Luciana, una asistente social. Sus esfuerzos focalizan en Villa de María, un convulso barrio marginal de los suburbios de Buenos Aires, en cuyas cercanías fuera asesinado, en 1974, su bienhechor el Padre Carlos Mugica, fundador de la parroquia del Cristo Obrero. De hecho, el trío se asume como continuador de la tarea de Mugica al mantener el servicio pastoral de la parroquia y pretender la construcción de casas para las familias de la Villa; pero muy especialmente, alejando lo más posible a sus niños y jóvenes del acoso contaminante –también mortal– de las pandillas de narcos que a balazos se disputan el territorio. Además, creen posible revivir el anhelo de un hospital para la zona, porque décadas atrás la corrupción y el olvido truncaron el proyecto de consolidar ahí el que, irónicamente, habría sido el Centro de Salud más grande de América Latina (la película toma su nombre justo del enorme edificio levantado para dicho proyecto, decrépito ya después de tanto de construido: un vergonzoso elefante blanco). Pero Julián, Nicolás y Luciana, en sus empeños, enfrentarán no sólo los obstáculos esperados y conocidos de siempre, sino por igual otros: poderosos, despiadados, que pondrán contra la pared su entereza, voluntad y seguridad. Incluso, de diversas maneras, también la propia vocación sacerdotal. Encrucijadas a resolver y superar, para no convertirse por igual en una versión íntima, personal, de “elefantes blancos”.

Elefante blanco es un film poderoso, magnético, de valor incuestionable. No es redondo sin embargo. Obligado por su propia jerarquía, por sus propias búsquedas, satura su universo de demasiados temas vitales; todos confluyentes, cierto, pero que terminan compitiendo –medio estorbándose– para ser núcleo del argumento. Temas como el de la conciencia profunda; como el de vivir para los demás, aún en ámbitos no propicios; también el de la violencia, como símbolo contemporáneo del sinsentido; y especialmente, el tema de la hermandad, en formas que trascienden incluso a la seguridad personal y a la propia vida. Muchos asuntos, sí, pero asumidos en su dignidad, en su dimensión y con su respectiva relevancia. Algo se atropellan, dije, pero en el balance no se traicionan. Y justo por eso Elefante blanco es valiosa e imprescindible; incluso a pesar de terminar, abruptamente, 3 o 4 minutos después de una secuencia en apariencia más pertinente para hacerlo. Pero sin renunciar un sólo momento ni al lirismo, ni al compromiso (tanto social como artístico) ni a la intención de trascender en la única certidumbre que vale: cualesquiera los dramas y las historias, detrás está la gente.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.