Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Los propósitos de año nuevo del diputado Beltrones: más de lo mismo

Por: Arturo Huerta González

2013-01-03 04:00:00

El pasado 30 de diciembre, el coordinador de los diputados priistas, Manlio Fabio Beltrones, en un mensaje por el año nuevo, difundido en un comunicado, señaló que “la agenda puntual (de los temas prioritarios para México) la habremos de definir en consenso con las otras fuerzas políticas, dentro del espíritu del Pacto por México, pues es la hoja de ruta sobre la que se podrá construir una democracia de resultados”. Dijo que “no hay tiempo que perder en las transformaciones que México espera y los ciudadanos demandan”…”porque tenemos rumbo y percibimos un genuino compromiso de todas las fuerzas políticas en la búsqueda de soluciones a los grandes problemas del país”. Auguró que en primer periodo ordinario de 2013 se continuará “dando respuestas, como lo hicimos antes de concluir 2012, al abordar asuntos prioritarios para el país”. El problema es que el rumbo de reformas estructurales de privatización y extranjerización y de deterioro de las condiciones laborales que impulsan, nos ha llevado a que el país no nos pertenezca, y a que se deterioren las condiciones de vida de las grandes mayorías, sin que ello se traduzca en mayor desarrollo productivo, ni en mayor crecimiento, ni en más empleos.

En relación a la situación internacional en materia económica, el Diputado Beltrones confía en que los mexicanos “saldremos adelante, porque estamos preparados para enfrentarla”. Señaló que en México “estamos preparados y tenemos una conducción económica muy responsable, eso hace esperar que se abran oportunidades y para eso tenemos que actuar sin pérdida de tiempo, como lo hemos venido haciendo en estas primeras semanas de gobierno del presidente Peña Nieto”. Cabe reiterarle que la economía no se prepara frente adversidades externas a través de promover entrada de capitales ofreciéndoles invertir en Pemex, o mano de obra barata, como lo pretenden con la Reforma Laboral y la nueva Reforma Energética que presentarán en el Congreso en este nuevo año. La responsabilidad de la conducción económica no lo refleja el déficit fiscal cero que aprobaron, y que plantea el Pacto por México, sino lo da el crecimiento del sector industrial y agrícola, como la generación de empleos bien remunerados que no se deriva de las políticas que ellos impulsan, sino por el contrario, tal ‘responsabilidad’ económica nos ha llevado a que tengamos menos desarrollo productivo, y menos generación de empleos, lo que nos coloca en un contexto de alta vulnerabilidad externa, por lo que seguiremos sin salir adelante. El futuro no puede ser diferente a los años previos, pues sigue la misma política económica que ha actuado en detrimento del desarrollo industrial y agrícola, que constituyen las bases reales de crecimiento. La política económica sigue actuando a favor del sector financiero, por lo que continuaremos con bajas tasas de crecimiento, baja generación de empleo, y seguirá aumentando el número de pobres y agudizándose la mala distribución del ingreso, lo que es caldo de cultivo para que siga el clima de violencia que se viene dando a lo largo y ancho de nuestro país. La falta de conciencia política existente en el país, hace que los problemas de pobreza y de alta concentración del ingreso, no recrudezcan la lucha de clases, y las movilizaciones de los excluidos, sino está llevando a muchos a delinquir. El diputado Beltrones, y sus demás compañeros del Congreso deberían pensar como encarar los graves problemas que el país enfrenta, y no seguir insistiendo en más de lo mismo, que solo actúa a favor de los dueños del dinero, y no atienden las demandas de las grandes mayorías de la población. Si en realidad están interesados en definir los ‘temas prioritarios para el país’, no hay que buscarle mucho, éstos son la falta de empleos bien remunerados, los bajos salarios, así como la dependencia creciente de la entrada de capitales en que ha caído la economía, que nos ha llevado a que la política económica se dirija a atraer a dicho capital, a costa de dejar de tener una política económica que satisfaga las demandas nacionales. A ello se suma el proceso de desindustrialización y la pérdida de autosuficiencia alimentaria, como los insuficientes servicios públicos de salud, y educación, lo que está llevando a la privatización de los mismos, que permite la propia Ley de Asociación Pública–Privada en la prestación de los servicios públicos, que ello mismos aprobaron en diciembre de 2011. No será a través de las reformas hacendaria y la energética, como se resolverán los problemas de la deuda de los estados y municipios, ni demás problemas que enfrenta el país, como señala el diputado Beltrones. Los problemas son resultado de las políticas de liberalización económica, y de ‘estabilidad’ macroeconómica que predominan, y que solo han actuado a favor de los intereses del capital internacional y del sector financiero. Si en realidad quieren encarar los principales problemas económicos que enfrenta el país, tendrán que subordinar los intereses del gran capital, a favor de los intereses de las grandes mayorías. Es un problema político. ¿Para quien gobernar?, ¿para quien legislar?, si seguirán haciéndolo para los dueños del dinero, o si en realidad quieren hacerlo para las grandes mayorías. El Pacto por México, no rescata Proyecto de Nación alguno, ni pone en el centro la atención de las demandas de empleo bien remunerado, ni el desarrollo de la esfera productiva, ni la reducción de nuestra dependencia de recursos provenientes del exterior, sino están por seguir con más reformas estructurales de orientación de mercado que nos lleva a seguir entregando el país a los poderosos nacionales e internacionales, y a continuar desatendiendo las demandas nacionales, lo cual es insostenible económica y políticamente.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.