Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Creciente deuda del sector privado, y la necesidad del cambio

Por: Arturo Huerta González

2012-07-03 04:00:00

 

Crecen los préstamos de nómina y a las tarjetas de crédito. De mayo de 2011 a mayo de este año, los primeros crecieron en 34 por ciento en términos reales, y los segundos en 11 por ciento, según el Banco de México. Los bajos salarios y el bajo poder adquisitivo de los ingresos de la mayoría de la población, están llevando nuevamente al aumento de deuda, a fin de que estos sectores puedan satisfacer la demanda de consumo. Igual situación aconteció de 1989 a 1994, y desembocó en la crisis bancaria de 1995, y lo mismo se dio en los países desarrollados, como en nuestro país, antes de la crisis de 2008–09. Las familias ven incrementada su deuda, ante sus bajos ingresos, por lo que al proseguir los bajos salarios, terminan cayendo en problemas de insolvencia, que desestabilizan al sector bancario, y a las economías.

La banca ubicada en el país, en un principio, ve como ‘nicho’ rentable los créditos de nómina y los de tarjeta de crédito, dadas las altas tasas de interés que cobra por éstos créditos. Lo que gana por ello, termina a la larga siendo disfuncional, dado que el ingreso de los deudores crece en menor proporción que el costo del crédito. Ello lleva a los deudores a tener que restringir consumo para pagar deuda, lo que frena la demanda y la actividad económica. Al vender menos las empresas, ven reducidos sus ingresos y su capacidad del pago de su deuda, la que también se ha incrementado. Asimismo, al aumentar el desempleo, menos ingresos pasan a tener las familias, y menor capacidad tienen para hacer frente al pago de sus deudas, por lo que se tiende a configurar un contexto de inestabilidad bancaria, tal como ya ha acontecido en nuestro país, y actualmente se vive en los países de la zona euro.

La política económica predominante, de apertura comercial generalizada, de disciplina fiscal (que contrae el mercado interno), y apreciación cambiaria (que ha reducido la competitividad de la producción nacional), ha afectado el ingreso de empresas e individuos, llevándolos a caer en altos niveles de endeudamiento, como a disminuir inversión y consumo, lo que frena la actividad económica, haciendo que la economía nacional venga creciendo por debajo de la media del resto de los países de América Latina, desde 2000. Si consideramos los datos dados por la Cepal de la deuda externa de las corporaciones mexicanas, para el año 2010, y los proyectamos para el presente, sumarían alrededor de 87 mil 890 millones de dólares, lo que junto con el saldo de financiamiento canalizado por la banca comercial al sector privado en mayo de 2012, de 2 billones 286 mil 871 millones de pesos, estarían representando una relación de 89.5 por ciento en torno al Producto Interno Bruto (PIB), solo considerando el saldo de financiamiento canalizado a dicho sector, no toda su deuda interna, lo que lo coloca en una situación de gran fragilidad, pues cualquier incremento de la tasa de interés externa, e interna, como cualquier devaluación del peso, y caída de la actividad económica y de sus ingresos, llevará a severos problemas de insolvencia a dicho sector, y pondrán en jaque a la banca ubicada en el país, como a sus acreedores internacionales, los que siempre se cobran con los activos de los deudores, y obligan al gobierno a que entre al rescate de éstos, socializando así sus pérdidas.

Al continuar la política económica de libre movilidad de mercancías y capitales, así como la política macroeconómica de estabilidad (disciplina fiscal, alta tasas de interés, y apreciación del tipo de cambio), continuarán los bajos ingresos de las empresas del sector productivo, como las altas tasas de desempleo y subempleo, como los bajos salarios, lo que recrudecerá los problemas de cartera vencida, como la inestabilidad bancaria, y nos llevará a otra crisis.

En la campaña presidencial no estuvo presente el debate en torno a la política económica predominante. El que asumirá el gobierno el 1 de diciembre, resaltó la importancia de las reformas estructurales, enfatizando tanto la mayor apertura de la industria petrolera al sector privado, como la reforma laboral. Ello implica profundizar el modelo económico neoliberal instrumentado inicialmente por el gobierno del PRI, y profundizado por el PAN. El país se seguirá entregando al gran capital nacional y transnacional, y además se avanzará en el despojo de las prestaciones laborales y salariales a los trabajadores. Se polarizarán las contradicciones del sistema, y con ello la concentración del ingreso y las riqueza en manos de unos cuantos, y aumentará el número de excluidos y de pobres, y por ende la lucha de clases. Cabe recordar que en la Zona Euro, han caído gobiernos por instrumentar tales políticas. La gente en México, le cobró la factura al PAN, y de ahí que cayó en tercer lugar en las elecciones, pero no se tiene memoria histórica, de lo que el PRI ha representado al país, de que ha sido el impulsor de estas políticas, además de todas las demás triquiñuelas que los caracteriza. La izquierda gana de calle en el DF (con 43 puntos porcentuales por arriba del segundo lugar) en donde se ubican los mayores niveles de concientización y politización de la población de nuestro país. El PRI gana, como siempre lo ha hecho, con el engaño y la compra de votos, aprovechando la pobreza existente en nuestro país, como los bajos niveles de educación y politización, en muchos estados de la República. Si todo el país fuera como el DF, otro país tendríamos. Que volverá a perder las elecciones el PRI, y será cuestionado durante su mandato, no cabe duda, pues, como ya se dijo, sus políticas y prácticas de comportamiento polarizarán la concentración del ingreso y de la riqueza, e incrementarán el número de pobres y marginados. La izquierda por su parte, tendrá que depurarse, y hacer el trabajo de concientización y politización de la población, y ofrecer alternativas a favor de las mayorías.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.