Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Bajan salarios en Grecia y lo festejan los mercados financieros

Por: Arturo Huerta González

2012-02-14 04:00:00

El domino 12 de febrero en la noche, el Parlamento de Grecia aprobó un proyecto de ley de austeridad, que disminuye los salarios mínimos en 22 por ciento, reduce las jubilaciones en 15 por ciento, continúa con los recortes de gasto, y del personal en 15 mil este año, que se suman a los otros miles de trabajadores que han sido despedidos en los últimos años, para llegar a una suma de 150 mil en 2015, todo ello encaminado a generar ahorros forzosos para evitar caer en insolvencia del pago de la deuda, y para recibir el segundo rescate financiero de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), de 130 mil millones de euros, y para que se realice un canje de bonos, que reducirá la deuda actual en 70 por ciento, y permitirá al gobierno lanzar nuevos títulos a menor tasa de interés, permitiendo ello reducir en 100 mil millones de euros su deuda.

El martes de la semana pasada se realizó una huelga general en protesta a los acuerdos que los dirigentes político estaban teniendo con la “troika” (miembros del FMI, del Banco Central Europeo, y la Comisión Europea), el jueves el pueblo realizó grandes movilizaciones, y el viernes y sábado se realizó otra huelga general, y el domingo en la noche hubo, según los sindicatos, más de 200 mil personas en las calles, terminando ello en fuertes enfrentamientos con la policía, como en el incendio de 34 edificios, autos estacionados, cines, cafés, tiendas y bancos en el centro de Atenas. Lo acontecido el domingo en la noche se veía venir, ante el crecimiento de protestas de la población como respuesta a las drásticas medidas de austeridad instrumentadas por los gobiernos desde el estallamiento de la crisis en 2008, y el problema continuará, dado que los griegos (gente con conciencia política y tradición de lucha) no aceptará las medidas aprobadas por el Parlamento, ya que implican mayor deterioro de sus estándares de vida.

Los mercados financieros internacionales reaccionaron el lunes 13, con alzas en el valor de los activos financieros ahí cotizados, pues lo aprobado por el Parlamente griego, supuestamente evita el no pago, y manda señales que de que Grecia continuará en la zona euro, lo que favorece al sector financiero. Vemos una vez más que lo que actúa en beneficio de éste, es a costa de reducir salarios, prestaciones laborales, y el nivel de vida de la población, y de que los países deudores dejen de tener políticas soberanas para atender las demandas de su población y se vean obligados a vender empresas, y activos para pagar sus deudas, llevando todo ello a que sean dominados por el sector financiero, y de ahí que éste festeje la imposición de dichas medidas. El gobierno y el Parlamento de Grecia, en vez de gobernar para sus electores, gobiernan para crear condiciones de confianza y de pago a los acreedores internacionales. Sin embargo, el festejo de éstos durará unos pocos días, pues lo mismo aconteció en mayo de 2010, cuando Grecia recibió 110 mil millones de euros y la alejaron del no pago de su deuda. Las medidas de austeridad que han venido predominando y que ahora se acentuarán, ahondarán la caída del mercado interno, y con ello las ventas e ingresos de empresas e individuos, y del propio gobierno, por lo que no tendrán capacidad de pagar su deuda, aunque se haya reducido en 100 mil millones de euros. La disminución de salarios no mejorará la competitividad para incrementar exportaciones, y dinamizar su economía y la generación de empleo, ya que todos los países están contrayendo salarios por lo que nadie logrará mejorar competitividad para crecer hacia fuera, y menos cuando todos están reduciendo el gasto público y la demanda. La recesión y la cartera vencida seguirán, y por lo tanto la crisis bancaria y financiera, y paralelo a ello, las manifestaciones, y las huelgas, no sólo en Grecia, sino en la mayoría de los países de la zona euro.

El Ministro de Finanzas de Grecia dijo en el Parlamento que “la salida de la eurozona sería mucho peor para los griegos”. Sin embargo, los griegos no podrían estar peor de lo que ya están. La crisis actual evidencia que país que no controla su moneda, que no la emite, que no la devalúa, y que no puede financiarse con ella, no tiene política monetaria, cambiaria y fiscal para poder crecer y satisfacer las demandas de su población. Por más que se resiste el sector financiero a que Grecia y otros países con problemas salgan del euro, la propia crisis y la fuerza de la gente, lo hará.

 

 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.