Un joven cubanito nos visita

Fue por el 56, vivíamos en colonia Narvarte, usted ni había nacido. Mi esposo, que dios tenga en su santa gloria, cayó a comer con invitados, sin avisar, como era su costumbre. Por suerte, solo dos, el general Bayo, refugiado español como mi esposo, y un joven cubano muy simpático… alto, cara redonda, guapo, de...

Novela por encargo

Maestro –me cortaron el paso los escuintles de la manzana, haciéndome una curiosa propuesta. –¿Nos escribe una novela? Asombrado, en lugar del usual “largo de aquí” solo atiné a un “¿Cómo se les acurre?”. Y los escuintles replicaron: usted es escritor ¿no? –Bueno, les dije, divertido, se sitúan en un centro y hacen rotar a...

Los museos son visita antiestrés

Harto del deambular interhabitacional, más pesado desde que vivo solo, salgo a la calle, voy a ciertos museos donde prosiguen las caminatas bajo techo y la calma acompaña a las penumbras; me doy cita con objetos inmóviles y mudos, objetos fuera del tiempo. Un lobo disecado me enseña los dientes, no me podrá morder como...

Mi ayer

Había una vez un mundo sin pantalla chica. ¿Quieres decir sin tele y sin computadora? Claro, cuando la realidad virtual era un cuento de ciencia ficción, y los clones, otro. Eran tiempos en que la gente leía. ¿Leía, qué cosa? Un libro, la gente leía novelas y escuchaba radio recreando la imagen de los personajes,...

Atenta invitación a mis funerales

Marcos invita a usted y familia a la ceremonia de su cremación, que tendrá lugar en fecha y cementerio que se darán a conocer oportunamente por la prensa. A la entrada, se ofrecerán cóctel de bienvenida y empanadas argentinas, como así la celebérrima tarta pascualina de Alba. Se ruega disculpar que su servidor no salga...

¡Qué digo, el timbrazo!

Albert. Aquí es. Sonó el timbre, más bien el timbrazo. La puerta se abrió y una mano me entregó un sobre: A quien corresponda… Firmado Albert Einstein.  Y no me la van a creer. Ya me marchaba cuando todo comenzó a temblar. ¡Lo que nos faltaba! La mano me empujó dentro y quedé junto a...

De cómo la lechuga se hizo hombre

El error de nacer se corrige con el error contrario, el error de morir. Sin embargo, los hombres, lejos de aceptar esa dualidad pues llegada la hora siempre tienen algo que hacer en el mundo de los vivos. Y entonces prefieren invocar un Ser Superior. Fue la figura del padre en la infancia y que...

Cómo escribir una novela

Evite los comienzos muy conocidos como “había una vez” o bien “érase que se era”, aunque se los dicte la nostalgia tan de moda y entre directamente al tema. Es decir, aquella anécdota que le parezca de gran impacto, piense que la lectura de las primeras líneas decidirá al lector por su libro o bien...

Fantasía de guerra nuclear / II de II

4. Se impone el tuteo… hay novedades. se cancela el tuteo   Prosiguen el diálogo en una zona de soledad e impotencia donde las jerarquías se abaten, dos malos mensajeros: se niegan a dar la noticia. Y que, cómplices, se abren a la fraternidad: sin reparar en ello, comienzan a tutearse. ¿Tienes hijos…? Dos, mañana...

Fantasía de guerra nuclear / I de II

1. La Noticia El comando estratégico de las fuerzas armadas del País Uno detectó una flotilla de misiles en vuelo hacia su territorio. El coronel operativo, según las instrucciones, activó sin más la alarma, corriendo de inmediato a las oficinas del premier, a quien informó e hizo la pregunta: ¿Da usted la orden de disparar...