La repartición de los panes

“¡El 6 de enero me llueven bendiciones pa’ todo el año!”, exclamó mi amigo cuando me platicó de la labor que hacen cada año él, su familia, sus primos y sus amigos. Hace 26 años a su primo le dolía ver la miseria en que vivía la mayoría de las personas alrededor de su casa:...

La loca del confesionario

“Ha de haber pensado que estaba loca. Me miró como algún día yo miré a una mujer que llegó al confesionario en una iglesia, y me pidió le dejara entrar primero porque tenía prisa. Era yo niña y esta mujer se veía alterada. Se dirigió a mí de una manera igualada y me dijo le...

Lo que me salva

Me hubiera ido contigo cuando era el momento; sin permiso, sin medirlo, con pasión, con ese amor que nos rebasaba y salpicaba por cada poro de la piel y saltaba en cada gota de sudor. Yo estaba lista para brincar por el balcón de mi casa y salir corriendo hacia ti y largarnos a donde...

Perfect timing

La intensidad da miedo. Su expansión no tiene limite. Va “increscendo”: de un estado, sigue uno mayor, y otro más grande aún, y otro más allá, no sólo en dimensión sino en profundidad de infinitos saltos cuánticos de no retorno ni arrepentimiento posibles; no los ves venir al convertirse la vida misma en esa vorágine...

El ritual del bolero

Siempre me ha gustado ver el ritual de los boleros sacando lustre a los zapatos del cliente. Pero más me seduce el rechinido de cuando frotan la tela con fuerza en el zapato para lograr el más brillo posible de la piel. Esos olores y sonidos me hacen revivir mis domingos cuando hace años salía...

Nada tan cruel como un espíritu amputado

Frank Slade es el coronel retirado y ciego de la guerra, en la película Perfume de Mujer, a quien el alumno Charlie Simms conoce un fin de semana cuando es contratado para acompañarlo en un viaje. Charlie es becado en una escuela preparatoria privada a quien el director, Mr. Trask le ofrece una beca para...

Juan I, Testigo de Jehová

Cuenta la leyenda que el señor Juan, antes de ser I, estaba casado con la señora Mónica, y ambos predicaban la palabra de Jehová por Cholula en Puebla. Había una mujer, Griselda, hermanastra de Cenicienta, que entraba a su casa para recibir sus enseñanzas, aquéllas que dicen: amarás a tu prójimo como a ti mismo;...

Insondable arrepentimiento

A mialma Te vi entrar. Tu cabello cano platinado iluminó el salón. Mis sentidos se encendieron como aquella vez que llegaste al recinto mientras yo agitada subía las escaleras y, al mirarte,sentí penetrantes mariposas en mi estómago. ¡Hacía mucho tiempo que no me emocionaba tanto la presencia de alguien! Te sentaste por la puerta; te...

¡Par de reinas al golpe!

–Doña Lupita, ¿va a querer usted sus periódicos? ¡Los tengo aquí desde hace dos semanas y no viene por ellos!, le dije por teléfono a doña Guadalupe Ávila en referencia a los ejemplares de La Jornada de Oriente que tenía para ella, donde narre su historia de la primera mujer taxista de Puebla. –¡No sea...

Por eso me odias…

La única manera de amarte Era odiándote Yo al amar odiando Y tú al amar odiarme   Te quise querer ¡Siempre te quise! Aunque nunca supe Qué era quererte   Querer queriendo Querer odiando Odiar queriendo Odiar odiando   Lazos que queman Pero atan Encadenan más Que el amor persistente   Estaba lista para quererte...