Y si es por eso

Amazonía No es una sala de estar no es una capilla para el velorio no es esa la cama de tierra que lo parió ni es un catre pa’ que descanse ni es la selva que defiende con sus restos Es el no lugar de la lengua alborotada que me grita: ¡ningún otro genocidio, carajo!...

El corazón

“vale para toda clase de movimientos y de deseos” Roland Barthes Con el corazón se desea: henchido, se entrega como una nube de panes, desfallecido es un teléfono de urgencias, se parece al pene y a la vulva, sangra, se humedece, late, penetra y es penetrado, etcétera… Con el corazón se lleva un cofre de...

Descansa tu corazón maratonista

A las sanas alazanas Descansa tu corazón maratonista que tome una pausa que afloje el músculo y sueñe                   que en la montaña le espera una nube roja refrescante de sudores alivio de esa arritmia ese sofoco y esa ansiedad que en cada meta      ...

El rinoceronte y la luna

Al rinoceronte se le antoja prender su cuerno en la luna, perforar su oreja y colgarle un arete. No es para que ella sea suya como supone la costumbre, sólo quiere darle un ave que la acerque.   La lunera luce alegre su pájaro tornasol, sacudiendo la melena, gesto que excita y desarruga al boquiabierto...

Archipiélagos

Como habitantes solitarios de dos islas cercanas. Pero separados por insondables abismos… Ernesto Sábato: Sobre héroes y tumbas Somos los fragmentos De un corazón incontinente Nubes errantes De la tormenta Silencios en un jazz Profundo y negro Rayos en seco Relámpagos Relámpagos Pero también por ello Somos sangre común Agua semejante Luz de todos A...

Somos cuerpo

Hablante y socializado, nuestro cuerpo es objeto de disputas: una de ellas es la nuestra: ser sujetos por sumisión o emancipados.     Otra es la que nos define al someter a nuestra habla, o a nuestras relaciones ejercidas al trabajar y al afectarnos (digo afectarnos por afecto, pudiera decir conmovernos), como mera biología sin...

Naranja de China

Inmensa exhalación de flores dulces. Fotografía del mundo cuando despierta y tiende al sol sus sueños perfumados. Aleteo de aromas. Ave porosa que te alcanza en la encrucijada, te llama a mirar el cielo y pinta una sonrisa que borra, de golpe, tu triste palidez. Fuente de aguas sexuales que embriaga, haciéndonos meterle la nariz...

Pobres de los dioses del 1%

Por ello, agobiado de penas y de tareas, hermoso dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas; el hombre sólo puede hallar su grandeza, su máxima medida en el Reino de Este mundo. Alejo Carpentier: El reino de este mundo. Pobres de los dioses sin madre, que al perderse de esos...

Amo de ti las fronteras

Amo de ti las fronteras, Los linderos con señales de riesgo. Tus clausuras al deleite ajeno De quien cruza el umbral para manchar la duela.   Amar tus orillas es amar Un lago imperturbable Que percibe en silencio El sitio y el asedio de mis juegos de lujuria. Orillas que se transforman Al pintarles su...

Develamientos

Besarnos Se me revela el espíritu de la tarde: la luz que declina y cae como los párpados, cava una gruta horada y desde el fondo levanta una pendiente suave para que la sangre suba a embriagarnos la boca. Darnos Porque te quiero, en el abrazo lo olvido y parto a navegar tus ondas muy...