Jazz del desdentado

Prólogo   Sale de mis manos de pobre torcidas por los hilos de la vida que sólo del trabajo se valen para sobrevivirla, y sale de un cráneo ancho, crítico y abarcador de cualquier sagacidad del jazz, del son, del acorde y las improvisaciones que uno lleva derramando para convertirlos –cuando se pueda– en un...

Baños de Placer

En unos, el planeta recicla el hielo, llueve y abrillanta los cuerpos. En otros, destilamos un río de fuego.   * Purificación de poros y penas. Incineración de almas.   *   Duele esta lengua mordida por la palabra muda que lleva oculta la punta de tu nombre    * Eres mi estando                             en trance...

Querencias en la alforja

11*   Uno carga querencias en la alforja, las estrecha, las pule como a las joyas de la abuela.   A dos de ellas las prefiero:   Querer que se inflame la libertad de los humildes, tan tenue, evanescente, volátil, pues lleva delicados componentes para encender la pradera a cada instante.   Y darme a...

Un desequilibrio armónico

Me pides equilibrio y no soy saltimbanqui. Pides mesura y soy un río que se desborda, tanto como se seca.   Dices que me detenga, también lo ha dicho la policía.   La armonía entre nosotros sobrevendrá, sí y solo sí cambiamos no solo de juicios y prejuicios, sino de posiciones de clase, género y...

Mestizajes

¿Cuántas maneras han de mestizarte? Tiene la piel canela suave como el durazno.   Besa y me sabe a piña. Huele su cáliz a mango.   Arde guinda en sus labios. Granadas, si sonríe. Suelta al andar vainilla. Parpadean sus orquídeas al aire.   Tanta fronda humedece, mas no enfría, brisa sólo brisa.   Mueve...