Va a la deriva la bella

El arroyo la lleva plena Flotando No es Ofelia Ni la roja Rosa de la rebeldía Ni se suicida Ni la asesinaron con sevicia Es solo ella la mujer que encanta En el vado se alza Y así desnuda Escurriendo de belleza  Sacude su cabellera Y cien peces flor saltan de ella Proviene de un rincón...

Su visita

Ella entró como es: Un rayo alto de la luna Y subió sus pies a la orilla De mi cama, atrevida, sin decoro. Me erizó con un beso congelado Y sentí que nací en el lecho de aquél lago. Ella es la mujer Que se fue con la flor de primavera Y volvió, otra vez,...

A distancia

Andariegos bañados en el polvo   diríase que no avanzan el desierto   son estatuas cinceladas por el viento   aquel encorvado como un clavo   ella cubriéndose a dos manos los ojos las orejas   y el de la izquierda con ropas sacudidas   y erizada cabellera   ¿Son filas de piedras o monumentos...

Reves-es

La vuelta que reanuda La soga Y estrangula la palabra * Trueno en la mejilla Del humillado Quien da la recíproca al prepotente * No pasaron por él esta noche Está solo frio y oscuro Sin estrellas ni cuna * Puede ser que a la escalera grande Le faltó la chiquita En el asalto al...

El largo manto que arrastramos

La soledad en el corazón de los hombres es el manto largo que arrastramos, una sombra que, según el día, nos lleva al ayer o adelanta el horizonte.   Al manto lo horada el deseo y la luz de otros cuerpos nos confunde: somos corazones  derramándose en un llano y corazones que regresan vacíos a...

Al seducido cuando intente suicidarse

Fuera de aquí el corazón Late sus horarios sin pelear, rindiendo, Cansado caballo que duerme jalando su carreta   Insomne trabajador que se fletea frente al espejo Apasionado como monja en clausura y ama al dios o al becerro Y trabaja para rendir y rendirse   No es que las rodillas estén más cerca del...

Himnos por el amor de las amigas

Y el sol de lluvia cambió de estado de ánimo, desordenó su propósito y desató una lluvia de fuego contra el mundo. Enrique González Rojo Arthur: TERCERO SOL A sus linderos, salpicadero de voces en ráfaga le alcanzan los gemelos de las pantorrillas, pero ni a sus talones llegan.   Su andar lleva la premura de...

Amancebarnos*

cocernos en nuestros jugos indagarnos las entrañas con el anzuelo de la lengua renombrar las estrellas en la bóveda de nuestras pieles diluirnos sin perder nuestra agua y nuestro aceite lograr la acentuación exacta cuando digo vulva cuando dices glande reorientar nuestro estrabismo con un beso encendernos con la hoguera prójima en nuestras luchas sostener...

Traigo en el pecho *

Traigo en el pecho la casa en que me nació la palabra saudades, las ventanas desde donde avisté mujeres maravillosas, los cuentos de Calleja y los de mi abuela, el ropero alto guardián de las invenciones y de mis pesadillas, la mesa limpia de migajas a la que ya no encuentro, las voces y las...

Como danza el aire

El aire danza levantando el polvo. Rasca con un pie la tierra, con el otro gira entre la maleza. El son de la banda azuza al viento.   Se va la tierra a los pulmones y el aroma de las moras se impregna en las muchachas que admiran cómo baila el viento.   Unas tosen,...