Nada tan cruel como un espíritu amputado

Frank Slade es el coronel retirado y ciego de la guerra, en la película Perfume de Mujer, a quien el alumno Charlie Simms conoce un fin de semana cuando es contratado para acompañarlo en un viaje. Charlie es becado en una escuela preparatoria privada a quien el director, Mr. Trask le ofrece una beca para...

Juan I, Testigo de Jehová

Cuenta la leyenda que el señor Juan, antes de ser I, estaba casado con la señora Mónica, y ambos predicaban la palabra de Jehová por Cholula en Puebla. Había una mujer, Griselda, hermanastra de Cenicienta, que entraba a su casa para recibir sus enseñanzas, aquéllas que dicen: amarás a tu prójimo como a ti mismo;...

Insondable arrepentimiento

A mialma Te vi entrar. Tu cabello cano platinado iluminó el salón. Mis sentidos se encendieron como aquella vez que llegaste al recinto mientras yo agitada subía las escaleras y, al mirarte,sentí penetrantes mariposas en mi estómago. ¡Hacía mucho tiempo que no me emocionaba tanto la presencia de alguien! Te sentaste por la puerta; te...

¡Par de reinas al golpe!

–Doña Lupita, ¿va a querer usted sus periódicos? ¡Los tengo aquí desde hace dos semanas y no viene por ellos!, le dije por teléfono a doña Guadalupe Ávila en referencia a los ejemplares de La Jornada de Oriente que tenía para ella, donde narre su historia de la primera mujer taxista de Puebla. –¡No sea...

Por eso me odias…

La única manera de amarte Era odiándote Yo al amar odiando Y tú al amar odiarme   Te quise querer ¡Siempre te quise! Aunque nunca supe Qué era quererte   Querer queriendo Querer odiando Odiar queriendo Odiar odiando   Lazos que queman Pero atan Encadenan más Que el amor persistente   Estaba lista para quererte...

El espejo lateral del coche

Lo vi desde lejos. Inclinaba su cuerpo hacia adelante y desde afuera, en dirección a la ventana del copiloto de un auto estacionado en la acera. No se veía nadie dentro del coche. Era un jovencito y pensé que estaría metiendo algo en el vehículo, pero no se veía la puerta abierta tampoco ni otros...

La oportunidá

“¿Que sea yo taxista y no saber?”, me retó riendo doña Guadalupe en el momento que nos encontramos en la esquina de la casa. Doña Guadalupe Ávila no es pinky rosa, como ella lo llama. Hace 30 años fue la primera mujer que manejó taxis en Puebla, también microbús y combis. Entonces tenía 25 años,...

Tres miaditas y una cagadita

Cada vez que utilizo agua potable para mi uso diario –lavar ropa, trastes, cochera, baño, bañarme, etcétea– hago un cálculo en cubetas de 19 litros, de cuánta agua utilizo. Empecé por medir el agua que utilizo en lavar y la reciclé. Por ejemplo, el agua de lavado y enjuagado de carga mínima, la saco, vía...

Érase una vez…

Erase una vez una filarmónica mágica, con nombre de día festivo de un estado en una república bananera para el arte y la cultura, y que a su genial director, en su grandiosa imaginación, se le ocurrió realizar una presentación, pública y gratuita, con algo que fuera, también, hermosamente visual y que la unión de...

Suscribo

“¿Cree usted en dios?”, preguntaban estudiantes a Albert Einstein cuando daba conferencias. Él respondía: “Creo en el dios de Spinoza”. Este es el dios o naturaleza de Baruch Spinoza –uno de los grandes racionalistas del siglo XVII junto don Gottfried Leibniz y René Descartes–: “Dios hubiera dicho: ¡deja ya de estar rezando y dándote golpes...