Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 13 de octubre de 2011
La Jornada de Oriente - Tlaxcala - Sociedad y Justicia
 
 

Gabriela construye casas con botellas

 

Gabriela Cisneros decidió enfocar toda su energía, creatividad y juventud al proyecto empresarial que integra junto con otras 10 personas /   Foto Carlos Avendañona
JOSÉ CARLOS AVENDAÑO

Desde que le preguntaron a Gabriela por qué quiere cambiar al mundo, ella no ha podido encontrar la respuesta, pero está segura que hay una causa para hacerlo y mientras tanto aporta su granito de arena con el desarrollo de una empresa que busca construir viviendas ecológica a base de botellas de plástico y de vidrio para que sean amigables con el medio ambiente.

Gabriela Cisneros Gomiciana tiene 24 años de edad y estudió la carrera de Ingeniería Química en el estado de Puebla. Si bien cuando egresó tuvo la oportunidad de obtener un empleo en el área de logística en una empresa que produce polietileno, ella renunció a su trabajo para integrarse a un grupo de 10 personas que creó la Fundación Liderazgo Joven y la empresa Cilforsa.

El objetivo de la fundación y de la empresa es impulsar el proyecto denominado “Embotellando el mundo”, el cual consiste en construir casas ecológicas para gente de escasos recursos económicos a base de botellas de plástico rellenas de tierra o botellas de vidrio vacías, pues estos materiales son amigables con el medio ambiente y además son más económicas para su edificación.

Refiere que con las botellas se sustituyen los tabiques para edificar muros. “La idea surge a partir de que contactamos a través de Facebook a una mujer de Bolivia de nombre Ingrid Vaca, quien vino a Tlaxcala y nos enseñó la técnica, de ahí surge la idea de crear la fundación y la empresa como tal a Rafael Salas, quien preside ambas organizaciones”.

–¿Cómo te integras a este proyecto?–, se le pregunta.

–Me parece un proyecto muy interesante, una idea innovadora, soy ingeniero químico y quiero aplicar mis conocimientos en el desarrollo de nuevas mezclas más ecológicas para la construcción.

–¿Cuándo te surge la preocupación por la ecología?

–Lo traigo desde que cursaba la secundaria, me llamó la atención el hecho de poder ayudar al mundo, son cuestiones idealistas, responde.

En esa época leí el artículo que escribió una persona en una revista de la UNAM en el que hablaba del por qué no ayudar al mundo y decía que a lo mejor uno no puede hacer muchas cosas, pero sí aportar su granito de arena, recuerda.

Gabriela comenta que en la entidad a la fecha esta empresa sólo ha construido una vivienda ecológica en San Pablo del Monte, mientras que en el ámbito nacional han tenido respuesta mediática, pero sin concretar nada, pero confía en que el esfuerzo rendirá frutos en el corto plazo, sobre todo porque en la revista Jóvenes Emprendedores esta firma fue incluida entre las 10 mejores empresas del país.

Además, señala que un proyecto que tiene en mente la empresa es crear un laboratorio donde se inventen mezclas orgánicas y amigables con el medio ambiente para pegar las botellas en lugar de utilizar cemento convencional.

“La propuesta de Cilforsa es tener un impacto social, contribuir al cuidado del medio ambiente y abaratar los costos de construcción”.

Explica que la fundación se encarga de hacer la gestión para recopilar las botellas y diseñar programas para capacitación con los jóvenes, mientras que la empresa se dedica a la construcción de las viviendas.

–¿Qué opinas de que hay pocas oportunidades laborales en el estado y en el país?

–Que es importante que uno desarrolle ideas, no podemos quedarnos sentados a esperar a que el gobierno resuelva el problema de desempleo que existe todo el tiempo, uno tiene que tomar cartas en el asunto y desde su trinchera hacer lo que se pueda.

–¿Buscaste empleo cuando egresaste de la universidad?

–Sí, de hecho trabajé en el área de logística de una empresa que produce poliestileno  y renuncié por unirme a esta propuesta, responde.

–¿Por qué renunciar a un empleo donde tenías un salario seguro y tomar el riesgo de emprender un proyecto?

–Afortunadamente tengo el apoyo de mis padres, aún no me puedo mantener sola, dependo de ellos, tengo 24 años y me decidí porque dije que si no es ahora y aprovecho mi juventud, energía y fuerzas, nunca lo voy a hacer.

–¿Qué le dirías a los jóvenes que están por egresar de una carrera de nivel superior?

–Que se arriesguen, tienen más que ganar que perder, deben aprovechar su juventud, su energía y su creatividad para que no se quede en el aire.

Esta joven confiesa que de los 10 participantes de la empresa, sólo dos aportan recursos económicos y ocho contribuyen con su trabajo. Todos están convencidos de que va a funcionar su proyecto porque es una idea buena.

–¿Cuáles son tus características como persona?

–Soy una persona inteligente, comprometida, responsable, con ideales y ambiciones.

–¿Por qué estudiase Ingenería Química?

–Quería una carrera con un perfil amplio, que no se encerrara en una área.

–¿Eso significa que eres una mujer de mente amplia?

–Así es.

–¿Cómo considerar que se puede cambiar la mentalidad de los jóvenes para que no sólo busquen empleo cuando salen de la escuela?

–Es complicado, no es sencillo, pero hay que proponer ideas, si la gente lo acepta ya es de cada quien, pero es más fácil en los jóvenes innovar porque no están casados con una idea, aún se pueden moldear en sus pensamientos porque cuando uno es joven es idealista y tienen la idea de que el mundo puede ser diferente.

“Alguna vez me preguntaron cuál es el objeto de cambiar al mundo, todavía no tengo la respuesta, pero estoy segura que hay un objeto para hacerlo y espero que en este camino lo encuentre”, puntualiza.

 
 
Copyright 1999-20011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV