Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Lunes, 15 de agosto de 2011
La Jornada de Oriente - Puebla -
 
 

 CUITLATLÁN 

SNTE y SEP estuvieron a punto de llegar al choque por negociación salarial

 
FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA

Aunque parezca poco creíble, la amplia relación de entendimiento que existe entre Elba Esther Gordillo y el mandatario Rafael Moreno Valle Rosas no se ha traducido en una buena relación entre las secciones locales del sindicato y el gobierno del estado, ya que Puebla es uno de los pocos estados del país en donde todavía no se concreta la negociación salarial entre ambas partes y demandó el envió de un equipo especial de 10 funcionarios del  SNTE, encabezado por Juan Manuel Armendáriz Rangel, para destrabar las platicas.

Mientras en la mayoría de los estados gobernados por el PRI y el PRD ya se alcanzó una negociación salarial, a tal grado que ya se están ejerciendo los recursos de los acuerdos alcanzados, en Puebla se espera que sea a mediados de esta semana cuando se concrete el acuerdo final –del que se dice está dejando satisfechos a los dirigentes del SNTE–, luego de un largo periodo de tensión entre el sindicato y funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Dicen que los problemas de fondo que lo cual se complicó la negociación se reducen a dos aspectos básicos: el primero es que el titular de la SEP, Luis Maldonado Venegas, supuso que la relación de cercanía del gobierno con Elba Esther Gordillo en automático generaría un acuerdo rápido entre su dependencia y el SNTE, y soslayó muchas de las demandas y señalamientos que hicieron las secciones 23 y 51 del sindicato, lo que complicó la negociación.

El segundo es que Luis Maldonado Venegas no tiene un equipo competente que conozca los entretelones de las políticas educativas, de las negociaciones del SNTE y de los problemas concretos de Puebla. Ello es resultado de que la mayoría de los cargos importantes de la SEP se los dieron a militantes del extinto partido Convergencia, que son ajenos al tema educativo,  y varios de ellos provienen de Morelos, Veracruz, Distrito Federal y Oaxaca.

Por eso cayó como un balde de agua fría en el SNTE y en otros ámbitos educativos que este fin de semana se anunciara que el tabasqueño Víctor Manuel Barceló será el nuevo titular de la Subsecretaría de Educación Superior –que es la columna vertebral de la SEP– en lugar de Andrés García Coca, quien era considerado en la secretaría como el funcionario más informado, experimentado y que conocía de temas educativos, luego de ya que había sido integrante de esa dependencia en sexenios anteriores.

En cambio, Barceló viene de haber sido removido como subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría General de Gobierno en donde no funcionó como un buen operador político. Ahora, al ex gobernador interino de Tabasco lo mandan a la SEP, pese a que es una persona ajena a los temas educativos.

Volviendo al tema de la negociación salarial entre el SNTE y la SEP, algunos testigos de ese proceso sostienen que las pláticas se complicaron por asuntos que rayan en el absurdo, como son:

Al inicio de la negociación, la gente de la SEP no sabía que de 6 por ciento de aumento salarial que se dio a los maestros en este año, 4.7 por ciento va directamente al sueldo de todos los docentes del país, y 1.3 por ciento es el margen que se concede a los gobiernos estatales para que éstos acuerden con las secciones locales del SNTE cómo se debe de distribuir.

Pues resulta que en un principio los negociadores de la SEP decían que no tenía porque acordarse el reparto de ese 1.3 por ciento en cuestión.

En otra parte de la negociación, algunos funcionarios de la SEP cuestionaron los permisas que se conceden por artículo 43, que es una prestación que tienen los docentes para ausentarse de sus puestos de trabajo por periodos largos, sin goce de sueldo, y que varios profesores usan para hacer estudios de posgrado o migrar temporalmente a Estados Unidos. Al respecto, la gente del SNTE les tuvo que explicar que ese recurso está fundamentado en la Ley Federal del Trabajo.

Las cosas se tensaron tanto, que el jueves de la semana pasada llegó a Puebla un equipo de 10 negociadores del SNTE, encabezado por el chihuahuense Juan Manuel Armendáriz Rangel, quienes solamente intervienen cuando las pláticas con un gobierno estatal no van por buen camino.

De hecho, se sabe que desde la época en que Carlos Alberto Julián y Nacer fue el titular de la SEP, en el sexenio de Melquiades Morales Flores, el SNTE no se había tenido que echar mano de un equipo especial de negociación.

Al final, entre los negociadores de la SEP quedó claro el asunto de que una cosa es la buena relación entre Elba Esther Gordillo y el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, y otra, que al final se tiene que responder a las demandas salariales de los maestros en Puebla.

Se dice que el viernes la gente del SNTE ya observó un acuerdo previo de la negociación y los dejó muy satisfechos, pero eso luego de un periodo de tensión en el que se llegó a pensar que podía desatarse en ambiente de confrontación.

 

Toros y aspirantes del PRI al Senado

La corrida de toros de la Feria de Teziutlán ayer se convirtió en una vitrina para los principales aspirantes del PRI a la candidatura al Senado, ya que lo mismo llegaron los ex ediles de Puebla Blanca Alcalá Ruiz y Enrique Doger Guerrero como el ex candidato a la gubernatura Javier López Zavala y el líder estatal de la CNOP, Fernando Morales Martínez.

Solamente que hubo una diferencia fundamental: mientras Doger, Alcalá y López Zavala se ubicaron en el palco del alcalde teziuteco Carlos Peredo Grau, en donde solamente fueron vistos por unos cuantos asistentes;  el legislador federal Fernando Morales hizo acto de presencia entre la gente, a quienes saludó, repartió abrazos e hizo tratos para sostener futuras reuniones.

Dicho de otra manera, Fernando Morales les ganó la plaza a sus contrincantes a ser el candidato del PRI al Senado. 

 
 
Copyright 1999-2011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV