Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 10 de marzo de 2011
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

El día de hoy presentarán un libro que aborda la relación del artista con su taller

 


Marcelo Gauchat, quien inició en 2007 el proyecto al lado de Gabriel Wolfson, explicó que el libro es un ejercicio intelectual que tenía como objetivo que los participantes definieran ese espacio personal  n  Foto Abraham Paredes

PAULA CARRIZOSA

Ocho artistas multidisciplinarios trabajaron en un taller o más bien sobre lo que significa este espacio en su quehacer intelectual y lo importante que es al momento de producir la obra de arte. 

Desde diversas ciudades –Berlín, Barcelona, Roma y Puebla–, los creadores escribieron e intercambiaron sus experiencias y con ellas se editó el libro No hay obra, hay taller, que fue publicado bajo el sello de Profética y que será presentado el 10 de marzo a las 19 horas en sus instalaciones.

El editor Marcelo Gauchat, quien en 2007 inició el proyecto al lado del escritor poblano Gabriel Wolfson, explicó que No hay obra, hay taller es un ejercicio intelectual que tenía como propósito que los participantes definieran ese espacio personal.

El taller fue visto como escenario, es decir, como el lugar que hay que preparar y disponer antes del trabajo, y que se va modelando conforme avanza el proceso, como un lugar colectivo e intelectual y, por último, entendido “como entorno de la obra o como la misma obra”, definió Gauchat.

Al proyecto se incorporaron el arquitecto Alejandro Hernández, la diseñadora Yara Almoina, el lingüista Horacio Berra, el escritor Nicolás Cabral, el artista plástico Gianni Capitani, el ensayista Alejandro Hernández y el traductor Juan Antonio Montiel, quienes intercambiaron por correo electrónico, por carta y por teléfono las reflexiones del espacio desde el punto de vista de sus disciplinas.

“Al invitarlos a hablar sobre su propio taller se descubrió que éstos se referían a su propia vida, ya que ésta y el arte es una conjunción que jamás suele separarse”, explicó el editor.

Además de las reflexiones propias se incluyó una revisión de los talleres de diversos artistas –los preferidos por los participantes–, mediante los cuales el lector podrá entender la importancia de los espacios como parte de la obra misma.

El libro se complementa con una serie de fotografías que retratan los procesos artísticos de otros creadores: hay un close up sobre la mano de un escritor que dirige su pluma fuente sobre el papel blanco, los planos de un arquitecto, la pila de documentos que tiene que revisar un editor o la mezcla de arcilla que prepara el ceramista.

En La Línea, el apartado escrito por Gauchat y Horacio Berra, se describe una de las formas en que el autor interactúa con su taller: “sobre la mesa se depositan las herramientas. El cuerpo se inclina, se acomoda, sabe y recuerda, trabaja y su joroba comienza a formar parte de su cosmos”.

El libro fue editado gracias a que Profética y su director, José Luis Escalera, ganaron una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en el año 2009.

Para presentar el libro acudirán el propio Gauchat, Nicolás Cabral y Alejandro Hernández; además, se proyectarán los videos realizados por Gianni Capitani que forman parte del apartado Yo soy mi taller, y que viene incluido en la publicación en el formato de un dvd.

 
 
Copyright 1999-2011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV