Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 12 de enero 2011
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

José Lazcarro realizó un mural de 54 metros para el Mercado Gastronómico

 

El diseño del mural se comenzó hace cuatro meses, antes que la construcción del inmueble, por lo que el artista plástico tuvo que basar su diseño en las maquetas que le mostraron los encargados municipales / Foto Abraham Paredes
PAULA CARRIZOSA

Los nombres de platillos típicos, como pelonas, huazontles, mole, hojaldras, pambazos y molotes forman parte del mural de más de 50 metros que realizó el artista plástico José Lazcarro para adornar las fachadas del nuevo Mercado Gastronómico, que está ubicado en la 4 Poniente y la 13 Norte.

Al mediodía de ayer, el pintor supervisó la llegada de los primeros módulos que conforman el mural –algunos de los cuales llegan a pesar una tonelada–, que serán colocados en las fachadas de cada una de las naves del edificio construido por el ayuntamiento de Puebla, que será inaugurado el próximo 20 de enero.

El diseño del mural es una especie de rompecabezas que utiliza diversa tipografía para referir a los platillos típicos y a la cocina popular.

“La idea es que el visitante vea desde afuera una carta de la comida poblana y lúdicamente arme cada uno de los nombres de los platillos”, precisó Lazcarro.

Señaló que el concepto del mural se apoya en la “deconstrucción” de los nombres de los platillos y apuesta a que el comensal los reconozca y los arme.

Así, a lo largo de 54 metros, podrán leerse los nombres de platillos como gusanos de maguey, mole de cadera, huazontles, hojaldras, esquites, chanclas, molotes, chalupas, taquitos árabes, mole, pipián, tamales, chileatole, tostadas, chiles en nogada y pelonas, entre otros más.

–¿Por qué utilizar solamente tipografía y no imágenes?

–Con el uso de la tipografía se da un referente de la idea y se generan las imágenes que el visitante ya conoce; entonces, las letras se desencadenan en una obra compositiva que activa al pensamiento abstracto. De haber utilizado la imagen de una mujer cocinando y haciendo mole, no se hubiera correspondido a la época actual, sino a una era posrevolucionaria que ya es caduca.

El mural se comenzó hace cuatro meses, antes que la construcción del inmueble, por lo que Lazcarro tuvo que basar su diseño en las maquetas que le mostraron los encargados municipales.

Los 30 módulos tienen un bastidor  y una malla de metal, y están hechos con materiales que refieren a la arquitectura local como talavera, azulejo, petatillo, ladrillo y metal.

La llegada de las piezas concluirá hoy, y luego se procederá a su montaje, para ello se usará una grúa y se soldarán los módulos a las trabes que sostienen al edificio.

El también grabador auguró que el espacio gastronómico se convertirá en uno de los centros de visita obligada para el turista. “El visitante viene a Puebla a conocer sus iglesias, sus museos, su arquitectura y, por supuesto, su comida”, concluyó.

“La pintura, una parte integral del arte”

“La pintura está en un momento plástico único, pues ha conseguido seguir como una parte integral del arte, en donde un cuadro no sólo está concebido para ser colgado en una pared, sino como parte de un proyecto integral de espacios”, consideró José Lazcarro, pues como director artístico de la Universidad del Arte (Unarte) ha constatado que esta disciplina ha tomado fuerza entre estudiantes.

Agregó que en Puebla ya se puede hablar de una nueva escuela plástica que tiene como principal característica la cercanía del arte, y en donde los soportes virtuales poseen una gran carga creativa para los artistas en formación.

Por último, recordó que luego de la estancia artística que realizó en Saint–Etienne, Francia, como parte del premio de la Bienal Monterrey FEMSA con el que fue distinguido en 2009, regresará en próximos días a esa provincia francesa para exhibir las piezas que llevó a cabo el verano pasado.

 
 
Copyright 1999-2011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV