Viernes, 5 de noviembre de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Sociedad y Justicia
 
 

El triunfo de los republicanos en EU retrasará la reforma migratoria: Gálvez

 
ARTURO ALFARO GALÁN

Alyshia Gálvez, investigadora del Colegio Lehman de la Universidad de Nueva York, advirtió que el resultado de las recientes elecciones en Estados Unidos –donde el partido Republicano obtuvo la mayoría de los votos en los cargos estatales– retrasará aun más la discusión de la reforma migratoria, conocida como la Ley SB1070.

No obstante, advirtió que el flujo migratorio hacia la unión americana continuará, a pesar del bloqueo de las autoridades fronterizas para detener a los indocumentados, principalmente los mexicanos.

Durante la presentación de su libro Nueva York Guadalupana: Devoción y la lucha por la ciudadanía de los inmigrantes mexicanos, en la Universidad Iberoamericana, la investigadora señaló que a pesar de las frustraciones y desilusiones de la gente que ha luchado, “se logró algo sustantivo y bastante fuerte”: la cohesión de una comunidad de práctica.

Alyshia Gálvez definió que esta comunidad, impulsada por el sentimiento “guadalupano”, es la primera base para acciones colectivas como la lucha por una reforma migratoria. “Estos núcleos logran generar conocimiento entre los mismos miembros sobre sus derechos laborales, de educación, de salud y sus derechos como migrantes, y eso es un mecanismo de defensa”, acotó.

De acuerdo con la investigadora, los Comités Guadalupanos en Estados Unidos, que es establecen como organizaciones devocionales y sitios de organización colectiva, han permitido a muchos migrantes de México encontrar su identidad nacional, además de que han servido para que conozcan sus derechos y se disminuyan los actos de abusos y explotación.

En estos grupos de migrantes, abundó, se forma una comunidad de práctica con base en tres sectores de identidad: ser guadalupano, ser mexicano y ser migrante. Explicó que el vínculo entre lo político, lo social y lo religioso es lo que los diferencia de otros grupos.

“En los comités guadalupanos se buscan espacios y prácticas que les permitan tener derechos, principalmente, porque la ciudadanía jurídica está excluyendo a las personas indocumentadas, y según este concepto no existen derechos para todos aquellos que están de manera ilegal en Estados Unidos, por lo que las conversaciones se tienen que ampliar”, enfatizó.

Ante estudiantes de la Ibero, consideró que la unidad de la comunidad migrante mantendrá una disminución en la probabilidad de explotación, pues los ilegales conocen sus derechos; además, “se desarrolla un concepto de ciudadanía sustantiva, porque se entiende que una persona tiene ciertos derechos y no se los puede quitar ninguna nación”.

En su turno, Marcela Ibarra Mateos, investigadora del Departamento de Ciencias Sociales de la Ibero, puntualizó que el sentido de ser guadalupano en Nueva York adquiere un sentido distinto al que tiene en México. “Allá significa pertenecer a una comunidad necesitada de derechos, de servicios y del fin de una serie de leyes migratorias que permiten su explotación y discriminación, mientras que aquí sólo se refiere a una cuestión religiosa”.

La académica explicó que definirse como guadalupano en la Unión Américana es pertenecer a una comunidad con una cultura rica y un patrimonio orgulloso, “además de contar con la protección de una madre poderosa”.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV