Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 11 de agosto de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Sociedad y Justicia
 
 

La UCEZV dice estar preparada para resistir  si Moreno Valle reactiva el Proyecto Milenium

 

En un acto emotivo, los de Actipan dieron la bienvenida a los de Atenco en un intercambio de palabras de solidaridad, reconocimiento, agradecimiento, respeto y apoyo en la defensa de la tierra y el agua / Foto José Castañares
JAVIER PUGA MARTÍNEZ

Dos semanas antes del trágico “accidente” en el que perdió la vida, el entonces diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Teodoro Lozano Ramírez, recibió una llamada telefónica: “ya bájale, o lo vas a lamentar”. Este martes, nueve años después, el pueblo de San Pablo Actipan, en el municipio de Tepeaca, sigue recordando el legado de Lozano en defensa de la tierra y el agua de la región.

A esta reunión se sumó Ignacio del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, de Atenco, estado de México, quien con un grupo de habitantes que enfrentó a los gobiernos federal y estatal contra el despojo de sus propiedades, agradeció el apoyo que recibió de los poblanos y resaltó que la vida y obra de Lozano Ramírez sentaron un precedente invaluable en su movimiento social.

“Todos somos Atenco. Todos somos Actipan. La tierra no se vende, se defiende”, clamaron en una sola voz los campesinos cuando se encontraron ayer por la tarde en la plaza pública de ese lugar.

El dirigente de la Unión Campesina Emiliano Zapata Vive (UCEZV), Concepción Colotla Gonzaga, y la viuda de Lozano Rodríguez, Alma Delia Méndez, coincidieron en señalar que los campesinos de Tepeaca están preparados para enfrentar la posible reactivación del Proyecto Milenium.

En el año 2001, cuando el entonces gobernador de Puebla, Melquiades Morales Flores, y su secretario de Comunicaciones y Transportes, Marco Antonio Rojas Flores, intentaron apropiarse de miles de hectáreas de la región para instalar en ellas desarrollos inmobiliarios, comerciales, industriales y turísticos, el secretario de Finanzas era el hoy gobernador electo, Rafael Moreno Valle.

Por esa razón no descartaron que este plan pudiera ser reactivado, pero Moreno Valle debe entender que no se puede agredir a los campesinos ni se puede generar progreso a costa de despojarlos de sus propiedades convirtiéndolos en mano de obra barata, por lo que el nuevo mandatario está obligado a gobernar por el bien común, afirmó Alma Delia.

En tanto, Colotla Gonzaga subrayó que es un error pensar que el movimiento campesino en Tepeaca ha desaparecido; por el contrario, la acción de la UCEZV se ha extendido a otras regiones del estado, como Tlacotepec y Atlixco. En caso de una reactivación del Milenium, los campesinos de Tepeaca están preparados para enfrentarlo con más fuerza.

“Cuando enterramos a Teodoro Lozano sabíamos que no nos estábamos despidiendo de él, sino que sembramos una semilla que sigue dando fruto y aquí seguimos. Aquí sigue con nosotros y continuará para que le enseñemos a nuestros hijos y nuestros nietos que la tierra es vida, que debemos defenderla”, reiteró.

Méndez y Colotla encabezaron la tarde de ayer la conmemoración luctuosa en la que participaron más de 150 personas, a las que se sumaron otras 50 de Atenco. Durante el servicio religioso que se ofreció, el párroco local afirmó que el diputado murió por defender la tierra de todos los vecinos de Actipan, por lo que la deuda que tenían los presentes era grande. Les recordó que sólo con la unidad social el legado de Lozano continuará vigente.

Momentos más tarde, ya en la explanada de la plaza principal donde todos se reunieron para degustar alimentos –como se acostumbra en muchas comunidades rurales del estado–, los investigadores de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) Susana Rappo Míguez, Rosalía Vázquez Toriz y Sergio Cortes Sánchez hicieron la entrega de dos libros editados por ellos: Historia de una lucha. Unión Campesina Emiliano Zapata Vive y La Construcción del Desarrollo Sustentable en la región centro oriente de Puebla.

En la primera publicación, los investigadores recopilaron la defensa de la tierra contra el proyecto Milenium y analizaron el impacto económico, social y político que enfrentaron las comunidades rurales de Tepeaca con la imposición de este proyecto; en la segunda evaluaron las características de la región y plantearon la necesidad de un nuevo desarrollo y equidad rural.

El gesto fue agradecido con júbilo por los asistentes e integrantes de la UCEZV, quienes se llevaron un ejemplar de ambas ediciones.

 

No fue un accidente

A nueve años de la muerte de Lozano Rodríguez, su viuda sostuvo que esto no fue producto de un accidente: a él lo fue siguiendo una camioneta blanca de la Secretaría de la Defensa Nacional cuando el diputado local circulaba sobre la autopista Puebla–Orizaba, de lo cual consta en el expediente del caso.

“Fue un atentado, y como tantas injusticias va a quedar sin esclarecer. Esto lo asumimos como algo cierto, y no habrá justicia”, agregó.

Tras la muerte de Lozano, la UCEZV continúa y se sigue acercando porque sigue habiendo injusticias en el campo poblano; más que tratar de eliminar a la organización por la defensa de la tierra, se sigue luchando por tener mejor calidad de vida que sólo se concentra en las ciudades. Es mentira que la gente tenga agua potable, drenaje y alumbrado, subrayó Alma Delia Méndez.

 

“Un campesino preso, preso todo el pueblo”

En un acto emotivo, los de Actipan dieron la bienvenida a los de Atenco en un intercambio de palabras de solidaridad, reconocimiento, agradecimiento, respeto y apoyo en la defensa de la tierra y el agua.

El dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle, recién liberado de la prisión hace unas semanas, afirmó que sería deseable no pasar por momentos difíciles como los tuvieron los habitantes de Atenco o la viuda de Teodoro Lozano Rodríguez, pero cuando la lucha es verdadera es necesario que hombres y mujeres hagan un sacrificio.

Subrayó que Atenco pasó por la incertidumbre y la rabia al enfrentar al poder del Estado, pero en esos momentos recibió el apoyo indiscutible de organizaciones como la UCEZV.

“La verdadera hermandad que nos muestra un pueblo, a los que luchan en el mundo entero. Gracias hermanos de Puebla, por la mano que nos hicieron llegar. Nunca nos dijeron: ‘pobrecitos’, porque no hubiéramos aceptado la conmiseración. La gente con conciencia alzó la voz, y para nosotros es un honor regresar a la patria, a este lugar. Los de Atenco somos de Actipan; los de Atenco somos Tepeaca, los de Atenco somos Puebla, los de Atenco somos México y somos pueblo”.

En respuesta, Concepción Colotla recordó que por cada campesino encarcelado por defender su tierra es equivalente a encerrar a todo un pueblo, lo mismo que al matar a un campesino por la misma razón es como matar a todo un pueblo.

Para Adán Espinoza, la tierra es madre naturaleza y no se vende, porque da autonomía y libertad, en tanto que para Felipe Álvarez, quien también estuvo preso con Del Valle, sostuvo que mientras los principios e ideales personales estén bien cimentados, no existen barrotes ni prisiones que los puedan detener.

Hubo también un reconocimiento para las mujeres de ambos pueblos que han estado en esos movimientos sociales, así como consignas y reproches para el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Acción Nacional y el  Partido de la Revolución Democrática así como para todo el sistema político mexicano.

Entre consignas como “Cuando el pueblo se levante por pan, libertad y tierra temblarán los poderosos de la costa hasta la sierra”, o “El puño de la mujer atenta contra el poder”, “Zapata vive, la lucha sigue y sigue”, “La tierra se defiende, no se vende”, entre otras, los campesinos dialogaron por varias horas sobre lo que será el futuro de los movimientos de defensa del agua y la tierra en el país.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV