Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 17 de marzo de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

El Himno a Puebla le dio al estado una identidad, aseguró Juan Arturo Ortega

 
PAULA CARRIZOSA

Originario de Chihuahua, pero avecindado en la Angelópolis desde 1973, Juan Arturo Ortega Chávez se ha dedicado a componer música amena, sencilla y representativa para los poblanos. Entre sus obras destacan el Himno a Puebla y el disco compilatorio sobre los barrios de la ciudad, los cuales han dotado de una identidad a sus habitantes.

En 2001, año en que se abrió la convocatoria para que músicos escribieran dicha composición, Juan Arturo Ortega no podía concursar por dos motivos: porque no era poblano y porque formaba parte de la Secretaria de Cultura, institución convocante. Al declararse desierto el primer lugar, el entonces gobernador del estado, Melquiades Morales Flores, le pidió que, en conjunto con la poeta Josefina Esparza Soriano, terminara la obra.

Su trabajo consistió en tomar los 200 versos que constituían el escrito y acompasarlos, a manera de rompecabezas, en un par de estrofas y un estribillo. Con un ritmo lento a la manera europea, el himno fue interpretado por primera vez el 18 de noviembre de ese mismo año. Para el autor, a pesar de la canción Que chula es Puebla, la cual sólo se escucha en la capital, el estado no tenía una música popular que lo identificara, por lo que la composición sirvió para que los poblanos se sintieran parte de la geografía.

Acotó que en 2005 y alentado por la memoria de su padre, decidió participar en la convocatoria que abriera el Instituto de Cultura Chihuahuense para la creación del himno representativo del estado norteño. En esa ocasión fueron 72 las composiciones que participaron y que estuvieron bajo la revisión de músicos y académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Meses después, Ortega recibió la noticia de que su obra había sido la ganadora, por lo que el 20 de noviembre de ese mismo año el Palacio de Gobierno fue sede de la primera interpretación.

El compositor ha escrito, entre himnos escolares y temas de música popular, 278 obras para varios institutos y Centros Escolares de municipios como Ajalpan, Tlatlauquitepec, Tlachichuca, Acatlán de Osorio, Tepexi de Rodríguez y San Andrés Cholula.

Sus composiciones han abarcado la música clásica; de entre ellas destacan las realizadas para el dramaturgo poblano Héctor Azar, Salmodia Palafoxiana y Oratorio a San Juan de Dios, además de la Trascripción de los villancicos de Sor Juana, la cual forma parte del repertorio actual del Coro Altieri.

Autor del Violín apango, obra que fue promovida por el reconocido productor Rubén Fuentes, Ortega consideró que la composición es la prueba de fuego para los mariachis de México y que es interpretada por otras agrupaciones de nivel mundial.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV