Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Lunes, 8 de marzo de 2010
La Jornada de Oriente - Tlaxcala -
 
 

Crean Fundación Desiderio Hernández

 

Citlalli Hernández asegura que la idea de crear una fundación para la protección de la obra plástica de Desiderio Hernández fue apoyada por el mismo artista / Foto Alejandro Ancona
VÍCTOR HUGO VARELA LOYOLA

A efecto de proteger la obra del artista plástico Desiderio Hernández Xochitiotzin, un grupo de mujeres –entre ellas su hija Citlalli–– inició desde hace varios años la idea de formar una fundación, que además de ese objetivo sirviera para la difusión del quehacer artístico del muralista y la certificación de sus obras.

La fundación ya es un hecho y lleva por título Desiderio Hernández Xochitiotzin, la cual tendrá como propósito dirigir toda clase de actividades sociales, culturales, de investigación, técnica, científica y artística en territorio nacional y en el extranjero sobre la obra artística del maestro.

Además, busca fomentar, promover, difundir, organizar y desarrollar exposiciones, eventos, conferencias, seminarios, reuniones, festejos y publicaciones, así como la asesoría especializada de las diversas disciplinas para lograr este objetivo, refiere Citllali Hernández Ortega.

Abunda que la fundación en sí era también un deseo del autor de los murales de Palacio de Gobierno y muestra un documento del 21 de abril de 2006 en el que su padre aprueba la creación de ese organismo “para que no suceda lo mismo que con la obra de Miguel N. Lira, Ezquiel M. Gracia y Crisanto Cuéllar Abaroa”, es decir, quería que su producción no se perdiera con el tiempo.

Por ello, Hernández Xochitiotzin concedió cinco años antes de que falleciera –lo cual ocurrió en 2008– la autoridad a la editorial Cuarto Creciente –que dirige Citllali Hernández– para que proteja su patrimonio, por lo que “hicimos el registro de imagen del autor”.

–¿Quiénes integran la Fundación?–, se le inquiere.

–Como fundadores estamos cinco mujeres, la artista plástica Eréndira Plancarte, la notaria pública Nora Mendoza, la cineasta Mirza Sarmiento, la directora de teatro de títeres, Rocío Juárez, y yo. Pero en cuadros técnicos están la escritora Beatriz Espejo, el crítico de arte Carlos Blas Galindo y la maestra Bertha Taracena, entre otros.

Citlalli Hernández refiere que ya tienen un plan de trabajo para lo que resta del presente año y para 2011, entre cuyas actividades se contempla dar a conocer la fundación a nivel nacional y crear un organismo técnico a nivel internacional para preservar su patrimonio con figuras morales dentro de la cultura que puedan proteger y apoyar el proyecto del propio organismo en términos técnicos.

“La idea es que contemos con elementos clave para que este organismo pueda difundir su imagen y patrimonio en todo el mundo. Se oye muy pretencioso, pero la intención es que esté protegida como derecho autoral, pues al circular su material en el ámbito internacional se entra a otro juego, por eso requerimos de estos personajes con talla técnica e intelectual para que amparen el proyecto”.

Otra actividad programada para 2011 es una exposición itinerante de la obra del muralista  por varias universidades de Estados Unidos

–¿Toda la obra de Desiderio Hernández Xochitiotzin pasa a ser patrimonio de la fundación?

–Así es, estamos hablando de que toda la obra como imagen autoral es de la fundación. Los murales de Palacio de Gobierno son del Estado, pero si ellos quieren usar la imagen tienen que pedir autorización.

Citllali Hernández señala que en el sexenio de José Antonio Álvarez Lima se hizo una certificación de 3 mil imágenes en color producidas por Desiderio Hernández Xichitiotzin, quien al enterarse de ello comentó que ese registro es apenas la octava parte de lo ha había producido.

–¿Tiene fines lucrativos el organismo?–, se le inquiere.

–Sí, en la medida en que explotando los derechos de autor la fundación va a tener los recursos para garantizar la preservación y difusión de la obra del maestro.

–¿Qué pasa con la familia?

–Mi madre tiene el aval sobre la propiedad del maestro, ella es la dueña de la casa y todo lo que hay en ella, lo que no puede hacer usufructo es en la parte del patrimonio. Lo que el maestro quería es que no se perdiera su patrimonio. Con mis hermanos, por mi parte no hay ningún problema.

Refiere que la parte directiva de la fundación es perene, “pues se trata de que funcione, además en el reglamento de la fundación se establece que quien quiera formar parte del Consejo –una vez que alguno de los integrantes actuales ya no viva– debe tener un amor a la obra del maestro, pues eso va a permitir que el trabajo de ellos sea de calidad”.

 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV