Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 21de enero de 2010
La Jornada de Oriente - Tlaxcala -
 
 

Repasa Pedro la historia de Tlaxcala

 

Pedro Nájera dice que prefiere “perder el tiempo” leyendo libros, principalmente de historia, pues así se informa de los acontecimientos que después transmite como guía de turistas / Foto Alejandro Ancona
TERE RAMÍREZ OJEDA

Repasar las páginas de la historia de Tlaxcala no es para él un trabajo sino una forma de vida. Pedro Nájera Cruz es guía de turistas y no sólo narra los acontecimientos más trascendentes del estado para ganarse la vida, sino que le pone énfasis a cada una de sus pláticas.

El hombre de 60 años de edad considera que conocer los hechos históricos abre la mente de los hombres, los hace tolerantes hacia los ritos de otras culturas y religiones, las comprende y permite hacer juicios sobre las situaciones y procesos que ha vivido la humanidad a lo largo de su evolución.

Pedro Nájera forma parte del grupo de guías adheridos a la Secretaría de Turismo del Estado (Secture); sin embargo, no tienen una relación laboral con la dependencia, apenas gana lo que los paseantes deciden darle por la explicación de determinado sitio histórico.

Lo mismo ha estudiado la secuencia de los murales de Palacio de Gobierno que las zonas arqueológicas de Cacaxtla, Xochitécatl, la catedral de San Francisco y los datos históricos de los museos de la Memoria, el Regional del INAH y el de Arte de Tlaxcala (MAT).

Lleva cuatro años como guía de turista y el lugar que más le gusta para trabajar es el Palacio de Gobierno, a fin de platicar sobre los murales, sobre todo porque ya les tiene afecto.

“Me gusta mucho estar en esta parte (en las bancas cercanas a los murales que pintó Desiderio Hernández Xochitiotzin), aquí me da tiempo de leer, no hace frío ni calor. La estancia es agradable para trabajar”.

–¿Usted conoció al muralista Desiderio Hernández?

–Sí, el maestro Desiderio era hermosísimo, a los guías nos platicó mucho sobre su trabajo, nos dio las explicaciones de sus murales, tengo sus grabaciones, nos enseñó mucho.

–¿Qué otro sitio le gusta explicar a los turistas?

–Las zonas arqueológicas, no sólo la de Cacaxtla y Xochitécatl, también las de Ocotelulco y Tizatlán, sin embargo en las dos últimas hay menos visitantes, refiere.

–¿Qué parte de la historia de Tlaxcala es la que más le impacta?–, se le pregunta.

–La salida de las 400 familias, por el hecho tan trascendente que implicó para la cultura de México. En ese momento los tlaxcaltecas se desprendieron de sus hogares para ir a colonizar, pacificar y culturizar algunas zonas de los actuales territorios de San Luis Potosí, Jalisco, Zacatecas, Nuevo León, Coahuila, Texas, entre otros.

Pedro Nájera afirma que los sentimientos de la gente no cambian a pesar de los acontecimientos y las épocas, la diferencia son las decisiones de los gobernantes, las religiones y las tradiciones de los pueblos que les dan identidad.

Todos los días de las 10 a las 18 horas se le puede ver en Palacio de Gobierno esperando que un grupo decida contratar sus servicios; sin embargo, admite desilusionado que en los mejores días atiende entre tres y cuatro visitantes.

“A la gente no le gusta la historia, menos a los jóvenes, a veces los turistas sólo dicen está bonito, pero no quieren la explicación”, comenta.

El guía de turista lamenta que sean los paseantes nacionales y locales los que más desdeñan la historia.

“Una vez vinieron unos de Monterrey y les ofrecí mi trabajo, me dijeron: están bonitos los murales, pero se les hizo caro pagarme 20 pesos por una explicación. Otras veces les he ofrecido a los tlaxcaltecas mi servicio y me responden: no gracias, soy de Tlaxcala. La gente regularmente quiere que se le explique gratis, pero nosotros ganamos por lo que nos paga el turista”, refiere.

Las mejores épocas de trabajo para Pedro son cuando las escuelas hacen grupos en el verano, pero regularmente atiende de dos a cuatro parejas o grupos al día.

Recuerda que desde pequeño le gustaba la historia y dice que siempre fue un alumno de dieces, pero las carencias económicas de su hogar no le permitieron continuar sus estudios y sólo concluyó la secundaria.

Sin embargo Pedro siempre fue autodidacta y logró colocarse como guía de turistas, aunque sólo atiende a visitantes nacionales, locales y extranjeros que hablan español.

“Yo he aprendido varias cosas por los libros: biología, antropología, el significado de algunos códices, etcétera. Pierdo mi tiempo en los libros, me gustan todos los que hablan de historia oficial y los que argumentan otras posturas”, finaliza, pues un grupo de estudiantes de la Licenciatura de Mercadotecnia lo esperan para que les ofrezca datos históricos del tianguis de Tlaxcala que está plasmado en los murales de Palacio de Gobierno.

 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV