Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 6 de enero de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Política
 
 

La UIA propone eliminación del celibato sacerdotal

 
ARTURO ALFARO GALÁN

Luego que la Arquidiócesis de Puebla confirmó que cuatro sacerdotes fueron separados de sus funciones por comprobarse que tienen hijos, los rectores de las dos universidades católicas de la entidad se manifestaron con posturas encontradas en relación al celibato de los clérigos.

Por un lado, David Fernández Dávalos, jefe de gobierno de la Universidad Iberoamericana (UIA) –miembro de la comunidad jesuita en el país– consideró que la iglesia católica debe adaptarse a las nuevas necesidades del mundo actual y eliminar el celibato para los sacerdotes, con la intención de frenar el desencanto de los fieles hacia la fe cristiana.

En tanto, el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Alfredo Miranda López, avaló la medida de la iglesia para separar de sus funciones a los cuatro sacerdotes que incumplieron con sus votos de castidad sacerdotal.

Ayer Eugenio Lira Rugarcía, vocero del arzobispado de Puebla, confirmó que los cuatro sacerdotes separados de la iglesia no podrán administrar ninguno de los sacramentos de fe cristiana, oficiar misa ni estar al frente de alguna parroquia, templo o capellanía de Puebla.

Además, abundó que los cuatro padres de familia, de quienes no reveló su identidad, dejarán de depender económicamente del arzobispado de Puebla y de estar relacionados con la administración o filiación de instituciones católico–cristianas y de caridad, por lo que dejarán de recibir manutención y vivienda sacerdotal.

Al respecto, el rector de la UIA se pronunció en contra de que los sacerdotes mantengan su vida en celibato, pues no afecta en nada la posición de un clérigo con ascendencia frente a una parroquia.

“Es necesario revisar si es conveniente que en la iglesia católica siga practicándose el celibato, porque no hay nada que lo vincule con una cuestión revelada, no está en el evangelio. El celibato se impone como obligación hasta el siglo XII. Es una ley humana que puede tener fin en determinado momento. Otra cosa es la vida religiosa en la que voluntariamente uno acepta un modo de vivir en libertad, sin tener los compromisos de una familia o una pareja”, explicó.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV