Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 25 de noviembre de 2009
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

El poblano José Lazcarro, máximo ganador de la Bienal Monterrey FEMSA

 

Como parte del premio de la bienal, Lazcarro Toquero realizará una estancia artística de un mes en Saint–Etienne, Francia, durante el verano de 2010 / Foto Abraham Paredes
ALONSO FRAGUA

Naturaleza muerta #4 fue esculpida en los troncos removidos para construir la carretera al aeropuerto de Huejotzingo

Con la pieza Naturaleza muerta #4, el artista plástico poblano, José Lazcarro Toquero recibió el premio de adquisición de la novena edición de la Bienal Monterrey FEMSA, en la categoría tridimensional. Tras varios años fuera de certámenes por considerar que son espacios propios de nuevos y jóvenes exponentes, el artista con cuatro décadas de experiencia se impuso sobre participantes que en promedio contaban con 35 años de edad.

Cabe destacar que otro de los cuatro poblanos seleccionados en esta bienal, César López y López, obtuvo una mención en la categoría bidimensional, gracias a su pieza Erosión 2.

El 11 de noviembre pasado, Lazcarro Toquera recibió la noticia sobre su galardón. Esta fue la primera vez que inscribía obra en el certamen regiomontano y, según cuenta a este medio, “el simple hecho de ser seleccionado ya era importante” pues su trabajo fue escogido entre más de 3 mil 600, cifra récord de este año que finalmente cuenta con 82 piezas en exhibición.

Naturaleza muerta #4 es parte de una serie que hasta ahora alcanza la decena. Concebida a partir de un tronco de árbol que el artista recuperó de los cientos que fueron talados para construir la carretera al aeropuerto de Huejotzingo, la escultura tiene un sentido de protesta contra la desaparición de lo que llama “monumentos de la naturaleza”.

Hace dos años aproximadamente, recolectó los troncos insepultos que yacían al lado del mencionado camino. Luego de despojarlos de su corteza y remover las “huellas de destrucción”, el maestro empezó el juego escultórico, dejándose guiar por los patrones que la propia naturaleza formó hace cientos de años.

“No quería una escultura de talla en madera, con barniz, sino una pieza alejada de la idea de árbol” y de referencias a muebles rústicos. Por ello, luego de perderse en las entrañas del ser vivo, el artista lo cubrió con pasta plástica blanca usada para acabados automotrices. El resultado, dice entonces, fue una obra con vínculo en la realidad   contemporánea.

Como parte del premio de la bienal, Lazcarro Toquero realizará una estancia artística de un mes en Saint–Etienne, Francia, durante el verano de 2010, viaje que aprovechará para asistir a las dos exposiciones en Italia que había conseguido previo a recibir el galardón. Otro plan para el siguiente año es una exposición con la totalidad de la serie Naturaleza muerta que podría ser llamada Ecocidio o El revival de la naturaleza.

 
 
Copyright 1999-2009 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV