Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 4 de septiembre de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Detección del cáncer cérvico–uterino (útero y cuello uterino)

Rafael H. Pagán Santini

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que, al momento de la menopausia, toda mujer debe informarse sobre los riesgos y síntomas de cáncer del cuello uterino y del útero (cérvix y endometrio). Además, se les exhorta insistentemente a que si tienen cualquier sangrado o manchado inesperado soliciten los servicios médicos adecuados. Para las mujeres que tienen o que están en alto riesgo de tener cáncer hereditario del colon no debido a poliposis (HNPCC) deben hacerse una prueba anual de detección de cáncer endometrial con una biopsia endometrial a partir de los 35 años de edad.

La prueba de detección se debe realizar anualmente junto con la prueba normal de papanicolaou, o cada dos años si se usa la prueba más moderna del papanicolaou en líquido. La prueba de papanicolaou (llamada también prueba de Pap o frotis de Pap) es una forma de examinar las células que se recogen del cérvix (el extremo inferior, estrecho, del útero). El propósito principal de la prueba de papanicolaou es detectar cambios anormales de las células que pueden convertirse en cáncer. También se pueden encontrar estados no cancerosos, como infecciones e inflamación.

La prueba de papanicolaou y el examen pélvico son partes importantes del cuidado rutinario de la salud de una mujer, ya que con ellos se pueden detectar anomalías que pueden conducir a un cáncer invasor del cérvix. Estas anomalías pueden ser tratadas antes de que el cáncer se presente. La mayoría de los cánceres invasores del cérvix se pueden prevenir si las mujeres se hacen pruebas de papanicolaou con regularidad. Además, al igual que otros tipos de cáncer, el cáncer de cuello uterino puede ser tratado con mayor éxito cuando se detecta temprano. En un examen pélvico, el médico palpa el útero (matriz), la vagina, los ovarios, las trompas de falopio, la vejiga y el recto, con el propósito de buscar cualquier anomalía en su forma o tamaño.  Durante el examen pélvico, se utiliza un instrumento llamado espéculo para ensanchar la vagina y poder ver la parte superior de la vagina y el cérvix o cuello uterino.

La prueba de papanicolaou puede realizarse en el consultorio médico, en una clínica o en el hospital. Mientras la mujer está acostada en una mesa de exámenes, el clínico coloca el espéculo en la vagina con el propósito de abrirla. Para hacer la prueba, se recoge una muestra de células de adentro del cérvix con un raspador de madera o un cepillo cervical pequeño. El espécimen (muestra) se pone en un portaobjetos de vidrio y se conserva en fijador o se enjuaga en un vial de fijador y se envía al laboratorio para que sea examinado.

Las células en la superficie del cérvix a veces parecen anormales, pero muy pocas veces son cancerosas. Es importante recordar que las afecciones anormales no siempre se hacen cancerosas, y que algunas afecciones tienen más probabilidades de resultar en cáncer que otras. Existen varios términos que pueden utilizarse para describir los resultados anormales.

La displasia es un término que se usa para describir células anormales. La displasia no es cáncer, aunque puede convertirse en un cáncer muy temprano del cuello del útero. Las células aparecen anormales al microscopio, pero no invaden tejido sano del derredor. Si el resultado añade que existe un carcinoma in situ, esto quiere decir que el cáncer está presente sólo en la capa de células de la superficie del cérvix y no se ha diseminado a tejidos cercanos.

Otro término que puede acompañar el resultado del papanicolaou el de lesión intraepitelial escamosa (SIL). Este término se utiliza para describir cambios anormales en las células de la superficie del cérvix. La palabra escamosa describe células que son delgadas, planas y que forman la superficie exterior del cérvix.  La palabra lesión se refiere a tejido anormal. Una lesión intraepitelial significa que las células anormales están presentes solamente en la capa de células de la superficie del cérvix. 

Cuando un resultado de la prueba de papanicolaou señala que hay una neoplasia intraepitelial cervical quiere decir que hay células anormales. Neoplasia significa un crecimiento anormal de células. Intraepitelial se refiere a la capa de células que forman la superficie del cérvix. El término neoplasia intraepitelial cervical, junto con un número (del 1 al 3), describe qué tanto del grosor del revestimiento del cérvix contiene células anormales. El cáncer de cérvix o cáncer invasor cervical ocurre cuando las células anormales penetran con mayor profundidad en el cérvix o en otros tejidos u órganos.

Si la prueba de papanicolaou muestra una anomalía ambigua o menor, se debe repetir la prueba para determinar si un seguimiento es necesario. Si la prueba de papanicolaou muestra un resultado cambios estructurales de las células del cuello uterino o del endometrio se deberá realizar una colposcopia Si la colposcopia encuentra tejido anormal, el médico podría realizar un raspado endocervical o una biopsia. La biopsia es una de las formas más certeras para diagnosticar una lesión cancerígena (esta información se ha extraído de la página web del Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos.)

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV