Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 21 de agosto de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Detección temprana de cáncer de colon


El cáncer colo–rectal consiste en el crecimiento descontrolado de células anormales en esa parte del intestino. Estas células pueden invadir y destruir el tejido que se encuentra a su alrededor
Rafael H. Pagán Santini

El colon forma parte del aparato digestivo. El aparato digestivo elimina y procesa nutrientes (como las vitaminas, los minerales, los carbohidratos, las grasas, las proteínas y el agua) de los alimentos y ayuda a eliminar los desechos del cuerpo. El aparato digestivo está formado por el esófago, el estómago y los intestinos delgado y grueso. A los primeros seis pies del intestino grueso también se le llama el colon mientras que las últimas seis pulgadas se denominan recto y conducto anal. El conducto anal termina en el ano (apertura del colon a la parte exterior del cuerpo).

El colon y el recto forman parte del sistema digestivo. El colon es la primera sección de intestino grueso. En él se siguen absorbiendo nutrientes y agua de los alimentos que han sido ingeridos, como ocurre en el intestino delgado, y sirve de contenedor para el material de desecho. Este material va avanzando hasta el recto, última parte del intestino grueso, hasta que es expulsado al exterior a través del ano.

El cáncer colo–rectal consiste en el crecimiento descontrolado de células anormales en esa parte del intestino. Estas células pueden invadir y destruir el tejido que se encuentra a su alrededor. Si penetran en el torrente sanguíneo o linfático, pueden extenderse a cualquier parte del organismo y producir daños en otros órganos. A este proceso de expansión se le denomina metástasis.

Se piensa que el cáncer de colon evoluciona lentamente antes de ser diagnosticado como tal. Antes de que se desarrolle un cáncer suelen aparecer lesiones en el intestino que se denominan displasias o pólipos adenomatosos. Algunos tipos de pólipos no son cancerosos, pero el hecho de haber tenido aumenta la probabilidad de tener, en un futuro, cáncer en esa zona del intestino.

Cualquier cosa que aumenta la posibilidad de contraer una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a contraer cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a contraer cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo deben consultar el tema con su médico. Los factores de riesgo incluyen los siguientes aspectos:

El tener 50 años de edad o más, antecedentes familiares de cáncer del colon o del recto, antecedentes personales de cáncer del colon, recto, ovario, endometrio o mama, antecedentes de pólipos en el colon, antecedentes de colitis ulcerativa (úlceras en el revestimiento del colon) o enfermedad de Crohn y ciertas condiciones hereditarias, tales como poliposis adenomatosa familiar y cáncer de colon hereditario sin poliposis (CCHSP; síndrome de Lynch), son algunos de los factores de riesgo más comunes en el cáncer de colon.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer del colon, se utilizan pruebas que examinan el recto, el tejido del recto y la sangre. Entre los procedimientos que se pueden utilizar está en primera instancia el examen de sangre oculta en las deposiciones: análisis que evalúa la existencia de sangre visible solamente al microscopio en las heces (residuos sólidos). La presencia de sangre en las heces, después de haber desechado toda posibilidad de infección o de ulcera debe dirigir a un estudio más profundo del intestino.

El estudio digital del recto, donde se busca palpar si hay masas o cualquier otra cosa que parezca poco usual, debe ser la primera intervención directa para diagnosticar la presencia de cualquier lesión en el área. Sí se sospecha la presencia de lesiones en el intestino se debe de realizar un estudio de enema de bario. Que consiste en una serie de radiografías del tubo digestivo inferior, donde se introduce en el recto un líquido que contiene bario (un compuesto metálico, de color plateado blancuzco).

La colonoscopía es un procedimiento para observar el interior del recto y el colon, sirve para determinar si hay pólipos, áreas anormales o cáncer. Se inserta un colonoscopio a través del recto hasta el colon. Con el colonoscopio también se puede utilizar como una herramienta para extraer pólipos o muestras de tejido para verificar bajo un microscopio si hay signos de cáncer.

La biopsia, extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar bajo un microscopio y verificar si hay signos de cáncer, es la forma más certera para el diagnóstico de cáncer de colon.

Además de los anteriores se puede realizar una sigmoidoscopia. Este es un procedimiento para observar el interior del recto y el colon sigmoideo (inferior) ya verificar si hay pólipos, áreas anormales o cáncer. Se inserta un sigmoidoscopio a través del recto hasta el colon sigmoideo. Entre los estudios más sofisticados se tiene la colonoscopía virtual: procedimiento para el que se usa una series de rayos X llamada gammagrafía por tomografía computarizada para captar una serie de imágenes del colon. Una computadora agrupa las imágenes para crear otras imágenes detalladas que pueden mostrar pólipos y cualquier otra cosa que parezca inusual en la superficie interna del colon. Esta prueba también se llama colonografía o colonografía por TC.

Si desea más información sobre esta columna puede escribir al correo electrónico rhpmedicus@yahoo.com.mx

 
 

El tabaquismo y la obesidad se han convertido en causas detonantes de cáncer de mama: IMMS

Yadira Llaven

Actualmente una de cada ocho mujeres corre el riesgo de presentar cáncer de mama en un lapso de 10 años a partir de haber iniciado el hábito del tabaco, esto aunado a tener un sobrepeso constante, aumenta el riesgo, según estimaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este tumor representa una de las principales causas de consulta oncológica en las unidades medicas del IMSS en Puebla, señaló el doctor Eduardo Sánchez Carillo, coordinador delegacional de Salud Reproductiva del Seguro Social en esta entidad, quien además puntualizó que este tipo de cáncer se presenta frecuentemente en mujeres mayores de 60 años de edad, aunque en ultimas fechas también hay casos en mujeres de entre 40 y 50 años.

El especialista explicó que hoy en día, el tabaquismo es un factor determinante para desarrollar cánceres; pues se ha detectado que alrededor del 60 por ciento de pacientes que son atendidos por cáncer en los senos, pulmón, estómago, próstata y colon, presenta antecedentes de tabaquismo (fumar más de 15 cigarrillos al día por más de cinco años).

Así mismo, los malos hábitos que desencadenan la obesidad como el consumo excesivo de grasa o sedentarismo vulneran a la mujer ante este tipo de tumor.

Aunque el factor hereditario juega un papel importante, la herencia sólo se presenta en el 10 por ciento de los casos, lo que significa que de cada 10, sólo uno tiene antecedentes familiares.

El cáncer de mama, indicó, es un crecimiento anormal y desordenado de células que forman los conductos de la mama; se puede clasificar principalmente en dos tipos: ductal (se origina en las células de las paredes de los conductos mamarios) y lobular (nacen en las glándulas mamarias o lóbulos), aunque hay casos especiales que se pueden presentar asociados al embarazo y la radiación de tórax.

Los factores de riesgo que predisponen a la mujer son: características hormonales, por ejemplo, la menarca temprana (primera menstruación antes de los 15 años), la menopausia tardía (después de los 55 años) y el uso de hormonas. “Pero hay dos causas que están cobrando relevancia en la actualidad, el tabaquismo, y la obesidad”, puntualizó.

Los síntomas que deben alertar a las pacientes son: inflamación, engrosamiento de la piel, hundimiento del pezón, cambio de coloración en la tez y presencia de una masa dura e indolora en el seno o la axila.

No obstante, la detección oportuna se realiza por medio de una mastografía (método diagnóstico en el que se usan rayos X para obtener imágenes de la glándula mamaria impresas en película fotográfica), que de acuerdo al especialista, es el mejor método para detectar cáncer y debe realizarse  cada dos años en la década de los 40 y cada año a partir de los 50.

Por último, el especialista invitó a las mujeres a explorarse periódicamente los senos, hacerse la mastografía y acudir el médico a fin de prevenir este padecimiento, señalando que el IMSS cuenta con especialistas expertos en cirugía, oncología, quimioterapia, radioterapia, medicina nuclear, cirugía reconstructiva y atención psicológica para atender de manera integral a las pacientes.

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV