Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 13 de agosto de 2008
La Jornada de Oriente - Puebla - Suplementos
 
 
ECONOMÍA A RETAZOS
 

Un asunto olvidado... el Fobaproa

 

 
Fernando Andrés Sesma Villalpando

El 1 de septiembre de 1982 el entonces presidente de la República, José López Portillo, nacionalizó la banca privada del país. ¿La razón?, el continuo saqueo bancario hecho por propietarios e inversionistas.

La banca privada mexicana, que se nacionalizó según López Portillo para defender “al peso como un perro defiende su hueso”, fue vendida en tres veces su valor en libros, lo cual fue algo así como un precio de remate. Más tarde, en el sexenio del Carlos Salinas la banca regresó a manos de propietarios privados vendida, a largo plazo, estos ricos individuos no tenían gran experiencia en los asuntos bancarios pero si eran ávidos negociadores. 

El año de 1994 fue prometedor para los gobiernos neoliberales, entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con el eslogan de que la “riqueza iba a llegar a todos”. Desgraciadamente para los planes del Estado y el bienestar del pueblo mexicano, el TLCAN fue un fracaso; luego, en marzo, asesinan a Luis Donaldo Colosio, el candidato presidencial del PRI y en septiembre otro hecho sangriento acabó con la vida de Ruiz Massieu, dirigente del partido en el gobierno. En diciembre, toma posesión del gobierno Ernesto Zedillo y apenas 20 días después, la paridad cambia dramáticamente y pasa de 3 a 6 y 7 pesos por dólar.

El año de 1995 los mexicanos percibieron la triste realidad de las promesas neoliberales, el gobierno tuvo que pedir un préstamo para aliviar las finanzas nacionales que amenazaban desbordar al mismo. Esto  hizo que la banca mexicana no aguantara la presión y comenzara a subir las tasas de interés y la cartera vencida creció de manera inmoderada. A los bancos les falta liquidez y están al punto de la quiebra dado que los créditos eran francamente incobrables.

El presidente Zedillo, entonces, hechó mano del Fondo Bancario de Protección de Ahorro (Fobaproa) para “proteger a los ahorradores”, adquiriendo la cartera vencida de la banca entregándole a cambio un bono redimible a 10 años con un valor cercano al 19 por ciento del PIB que, además, pagaría con sus respectivo intereses el Fobaproa. En 1998, las bancadas del PRI y PAN votaron en el Congreso a favor de que la deuda del Fobaproa pasara a ser deuda pública, es decir, a cargo de todos los mexicanos. Asi comenzó lo que, en palabras de Carlos Monsiváis, “ha sido el fraude más grande cometido contra el pueblo de México”.

Para completar el cuadro, la banca mexicana fue adquirida casi en su totalidad por instituciones financieras internacionales como: City Group, BBVA, Santander, HSBC y Scotiabank.

La otra tragedia para las finanzas nacionales, fue el hecho de que a partir del año 2000 el gobierno anunció que “los problemas van a ser tomados con mas seriedad” y, para no quedar mal con el extranjero, desde este año a la fecha se ha pagado a la banca privada que opera en el país la nada despreciable cantidad de “322 mil 982 millones de pesos y todavía faltan por pagar 700 mil millones de pesos”. Como se ve, parece ser que los gobiernos del cambio han tomado con mucha “seriedad” los pagos que realizar a la sufrida banca internacional.

 
 

Aproximación a la situación reciente del Instituto Mexicano del Petróleo (2000–2007)

 

Rubén Ortigoza Limón

Concluido el debate que sobre la reforma a Pemex se llevó a cabo durante 70 días en el Senado de la República, se hace presente la siguiente incógnita: ¿cuál es el papel que juega la ciencia y tecnología en la propuesta de reforma energética de Felipe Calderón?

Si bien en sexenios pasados el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) fue el bastión para la investigación y desarrollo científico sobre el petróleo y sus derivados, en los últimos periodos presidenciales, incluido el actual, el IMP ha sido victima de las políticas económicas neoliberales reinantes en las esferas gubernamentales, las cuales privilegian una visión de crecimiento exógeno basado en exportación de bienes de consumo e importación de maquinaria y equipo especializado y de conocimientos producidos en economías desarrolladas.

Para sustentar lo planteado, nos basaremos en información del sitio electrónico del Instituto de Investigaciones del Sector Energía, de donde tomaremos las variables de formación y ocupación de recursos humanos calificados del IMP en el periodo 20002007.

Dentro de la clasificación de personal con reconocimiento en el Sistema Nacional de Investigadores, su número se incrementado en 43.75 por ciento en el lapso mencionado, sin embargo la tendencia que guarda es a la baja. Mientras que para el caso de personal que cuentan con apoyo para estudios de postgrado en el periodo antes referido ha sufrido una caída del 87 por ciento, ya que para el año 2000 el personal con beca era de 469, mientras que para 2007 era apenas de 107.

Desde hace tiempo el IMP se encuentra sufriendo un desmantelamiento silencioso, justificado bajo el discurso de que no genera tecnología de punta necesaria para Pemex.

Pero en realidad, los gobiernos  neoliberales siempre han preferido depender de la tecnología extranjera que apoyar el desarrollo científico y tecnológico del país porque, en su lógica de mercachifles, aseguran que sale más barato adquirir las innovaciones científicas y tecnológicas en el extranjero que producirlas en México.

 
 

Los 60 antes del 68

 

“Siempre bajo el blasón de la independencia, las publicaciones periódicas de los 960 vivieron la mayor parte del tiempo en una especie de dependencia voluntaria de la sociedad política. Sus páginas eran desmesuradas y rutinarias exaltaciones de logros nacionales, nada existía fuera del país y su revolución institucionalizada. ¿Por qué entonces, como se atrevió a preguntar Jesús Silva Herzog, millones de mexicanos vivían en la miseria después de 50 años de revolución.

“Aquí se escribe siempre entre líneas; basta para ser entendido, apuntó Max Aub. Se refería a la prensa nacional que circulaba desde la ciudad de México. Y añadió: ‘Los periódicos venden espacio a quien lo pague, convencidos de la inutilidad de la propaganda. No tomando en serio lo que imprimen, son difíciles de entender hasta para ellos mismos. Los periódicos más reaccionarios son escritos por gentes liberales. También sucede lo contrario. No es maquiavelismo, especialidad europea. (El maquiavélico se supone inteligente, el mexicano se defiende de la inteligencia de los demás.) No miente por engañar, sino por mentir protegiéndose’.

“Sólo en los novecientos sesenta el periódico de cada mañana era una ostra para abrir, sellada por la retórica de la llamada solemnidad mexicana, y producto legítimo del ‘inextricable laberinto de la excentricidad que la ciudad escondía en aquella época’, como escribió Sergio Pitol en El arte de la fuga. ”   

Antonio Saborit. “Una visita”, en Nexos, número 368, agosto de 2008, México, p. 41.

 
 

PAN con lo mismo...

 

“Los legisladores del PRI presentaron el miércoles 23 de julio pasado nueve iniciativas en materia petrolera. Estas iniciativas fueron consecuencia de los debates internos entre los priístas y de los acuerdos con el gobierno federal.

“En ellas encontramos diferencias de matiz con las propuestas calderonistas pero no grandes cambios en la orientación principal de esas reformas, que consisten en legalizar y regularizar la inversión privada en distintos sectores de Petróleos Mexicanos.

“El PRI se inclina por filiales estratégicas propiedad de Pemex que realizarán contratos con particulares para, entre otras cosas, ampliar o construir refinerías, ductos e instalaciones, también se quiere que la infraestructura de Pemex y de sus filiales pueda ser construida por particulares para darla después en arrendamiento a Pemex.”

“La propuesta priista contiene numerosos defectos. Entre ellos, de manera destacable el crecimiento burocrático de Pemex que se generaría con las filiales, las que además de fracturar, dividir y entorpecer una visión integral de la industria petrolera, dificultarán la operación de la empresa, la rendición de cuentas y la transparencia.”

“En síntesis, la propuesta priísta quiere ser la tabla de salvación para la propuesta de Calderón. Con medios y mecanismos más entreverados tiene la misma finalidad que la del gobierno federal: privatizar y liberalizar a PEMEX en favor de los intereses energéticos mundiales.”

Jaime Cárdenas. “La reforma energética del PRI busca lo mismo: privatizar”, emeequis, número 131, agosto 4 de 2008, p. 42. 

 
 

México: variación en el consumo privado y de gobierno (2004-2008)

Ver gráfica [pdf-27Kb]

 
Copyright 1999-2008 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV