Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Martes, 29 de julio de 2008
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

Compartir conocimientos y proyectos es la clave para enriquecer al teatro, afirmó Zaría Abreu Flores

 
(Alonso Fragua)
Puebla, Pue.

Para la dramaturga Zaría Abreu Flores la clave para el éxito en el mundo del teatro es compartir. Compartir los conocimientos, compartir los proyectos. Compartir el arte mismo. “La base de la creación artística es la curiosidad, el acercamiento a los otros y las ganas de compartir. Creo que lo que pasa mucho con los creadores –aunque no quiero generalizar– es que dicen ‘yo me fui a tal lugar, aprendí esto, es mi pequeño tesoro y me lo quedo’. Y eso no sirve de nada, porque finalmente el que tendría que salir ganando es el teatro mismo. No uno como persona. Además, a todos nos conviene que el teatro gane, se mueva y esté vivo.”

Con esa idea en mente, del 7 al 10 de agosto la dramaturga ofrecerá un laboratorio en el espacio cultural plantAlta (16 de Septiembre 315, altos 2) donde compartirá las técnicas aprendidas de Marco Antonio de la Parra de Chile y José Sánchez Sinisterra de España, así como la metodología del programa de creación dramática del Royal Court Theatre de Inglaterra, del cual también es becaria desde 2007.

“Los talleres sirven para que la gente se conozca, que salgan labores colectivas, montajes. Esa es la ventaja de los talleres. Que hacen también que conozcamos qué está haciendo el otro. Que encuentres cuáles son tus afinidades y con quiénes. ¿De qué sirve un taller sin convivencia?”.

Abreu considera que el teatro no debe quedarse en los espacios tradicionales. “El asunto es que ahora el teatro habría que sacarlo del teatro. Habría que irse a las calles y otros espacios. En el Distrito Federal, por ejemplo, hubo una obra que se estuvo presentando en los vagones del metro”, dijo la ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia “Gerardo Mancebo del Castillo” en 2004.

El resultado, entonces, sería la generación de nuevas audiencias. “En este momento el público de teatro son los mismos teatreros. Creo que habría que romper eso porque si no, no tiene sentido”.

En la búsqueda de crear opciones para los teatreros de todo México y no sólo de la capital, el laboratorio de Abreu combina la teoría aprendida en los diferentes talleres en los que ha participado, además de incluir una parte práctica. Durante una de las sesiones, los alumnos tendrán que salir a la calle, con el objetivo de “buscar el espacio, el personaje, el diálogo, el olor, el color, el sabor y hacer una propuesta con todo eso, en el mismo día y ver cómo funcionaría esto fuera, en la misma calle”.

–¿Qué otra opción tienen los que hacen teatro en México?

–Yo he recurrido a cosas no tan relacionadas. He terminado haciendo correcciones de guiones de televisión, por ejemplo.

–Pero finalmente está dentro de la “línea” del teatro.

–Sí. Dentro de la línea tienes esas opciones. Creo que se trata de imaginar un poco cuál sería la posibilidad. Creo que puedes seguir sobre la línea pero no vas a vivir sólo de actuar o sólo de escribir teatro. Ahora, que esa sea la realidad para mí no implica que haya que estar de acuerdo con ella. Creo que si uno se para en la línea y se muere en la línea sí hay opción de irlo logrando. Sobre todo si no lo haces sola. No rascarnos con nuestras propias uñas”.

Para mayores informes sobre el laboratorio de Abre, los interesados pueden comunicarse a los teléfonos 246 48 33, 044 2224 574912 o a los correos gabopoeta@yahoo.com y zariaaf@gmail. com.

 
 
Copyright 1999-2008 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV