Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 23 de julio de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ECONOMÍA A RETAZOS
 

Banca parasitaria

Jaime Ornelas delgado

Sin duda alguna, el sistema financiero tiene una importancia crucial en el proceso de desarrollo económico de una nación, en tanto permite poner en contacto a quienes demandan fondos prestables –porque disponen de alternativas de inversión productiva– con quienes están dispuestos a prestarlos a una determinada tasa de interés, ya que carecen de opciones para invertir o sus recursos individuales son insuficientes para las opciones de inversión que se les presentan. Con la función de intermediación en el crédito –reunir el ahorro social para ofrecerlo a inversionistas que lo adquieren en préstamo–, el sistema fi-nanciero contribuye a la expansión de la economía.

Debido a lo anterior, las economías con sistemas financieros “maduros” presentan, en general, tasas sostenidas de crecimiento superiores a las economías donde el sistema financiero es débil o no cumple con eficiencia su función de intermediación.

La experiencia mexicana es contrastante. Después de la rápida y excesiva expansión del crédito posterior a la privatización bancaria, que culmina con la crisis de 1994–95, la participación de la banca en el financiamiento productivo se hizo cada vez más raquítico. En efecto, mientras que en Estados Unidos, por ejemplo, el crédito bancario al sector productivo privado, en relación con el PIB, es del 249 por ciento, en la Unión Europea es del 110 por ciento; en Chile, 61 por ciento, y en Brasil, 28 por ciento. En Mé-xico apenas alcanza el 14 por ciento.

Pero si la banca no cumple en México con su función esencial de intermediación en el crédito, ¿de dón-de obtiene sus utilidades?

Para darse una idea de la situación de la banca en México, baste decir que si en Estados Unidos hay 405 bancos grandes, en nuestro país sólo hay seis. Esta conformación oligopólica de la banca, además la mayor parte de ella en manos del capital extranjero, le permite utilizar los recursos que capta en ampliar el crédito al consumo, aplicar elevadas tasas de interés a los préstamos y pagar bajísimas tasas de interés a sus ahorradores.

Así, en el primer trimestre de 2008 los bancos obtuvieron utilidades por 22 mil 180 millones de pesos, el mayor monto registrado para un periodo similar, por lo menos desde la crisis de 1994–95, según reporta la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Según esta misma institución, el aumento en las utilidades de los bancos se debe a la ampliación del margen financiero (ingresos por intereses menos gastos por pago de intereses) y el incremento de los ingresos no financieros (comisiones cobradas a los clientes).

En términos de dinero, durante los primeros tres meses de este año los bancos cobraron a sus clientes por los préstamos concedidos intereses por un total de 102 mil 860 millones de pesos y pagaron intereses a sus cuentahabientes por 47 mil 983 millones de pesos, lo que les permitió a los bancos obtener una ganancia en esos tres meses por 54 mil 878 millones de pesos, lo que significó un crecimiento anual del 12 por ciento en las ganancias de este tipo.

Por su parte, los ingresos no financieros (comisiones cobradas por servicios bancarios) se elevaron 46 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. Esto significó que las ganancias por este concepto ascendieran en el primer trimestre de este año, a 24 mil 661 millones de pesos.

México, así, se ha convertido en un paraíso para los bancos extranjeros, pues mientras sus matrices sufren pérdidas o recortan utilidades, los beneficios obtenidos en nuestro país se han disparado. Datos del sistema bancario señalan que mientras las utilidades de los bancos en el mundo se desplomaron 84 por ciento en el primer trimestre de este año, las ganancias de filiales de esos bancos en México se incrementaron 82 por ciento. Tan sólo el BBVA Bancomer generó un cuarto de las utilidades del grupo español al que pertenece. Por su parte, el también banco español Santander obtuvo ganancias que representaron el 13 por ciento de los 3 mil 304 millones de dólares que obtuvo el grupo de sus operaciones en todo el mundo.

Una banca sí, parasitaria, que no contribuye a mejorar el funcionamiento y la expansión de la economía mexicana, no sirve al país, sólo contribuye a elevar las ganancias de los grandes grupos financieros transnacionales.

 
 

¿Qúe es el populismo?

Quienes abordan el estudio del populismo coinciden en considerarlo como una estrategia económica referida al uso de políticas macroeconómicas con propósitos de crecimiento y redistribución del ingreso, que requieren sustentarse en un proyecto político pluriclasista que permita, entre otras cosas:

1. Hacer del Estado el principal responsable de alcanzar los objetivos y metas de crecimiento y distribución, principales ejes de la política económica.

2. Lograr la movilización y el apoyo de los trabajadores urbanos, así como de los diversos grupos de la clase media y los productores rurales pobres, a las propuestas de crecimiento y distribución.

3. Obtener el apoyo a esa estrategia del sector de empresarios cuyas actividades se orientan al mercado interno.

4. Asegurar el aislamiento político de la oligarquía rural, de los dueños del capital financiero extranjero y de las elites industriales nacionales vinculadas a él.

 
 

Retacitos con hueso

Se anunció que: “a partir del mes de agosto el gas natural aumentará 6.5 por ciento y más al mes, hasta que la tarifa se iguale con los precios internacionales.”

Entendemos muy bien los patrióticos esfuerzos del gobierno del señor Felipe Calderón por llevar al país al cosmopolita mundo internacional, aunque sólo sea en las tarifas que nos imponen a los mexicanos que, en cambio,  seguimos ganando sueldos y salarios del tercer mundo...

Pues qué le parece, según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, los recursos de ju-bilación de los trabajadores que hacen el favor de ma-nejar las Afore disminuyeron, tan sólo en el mes de ju-nio, 50 mil millones de pesos. ¿La razón? Cayeron los precios de los títulos en los que se encuentran invertidos los recursos de los trabajadores en el mercado bursátil de México y Estados Unidos. Por supuesto, las Afo-re no tendrán pérdidas, sino que ahora disminuirán las pensiones para de los trabajadores.

Otra mala noticia para los trabajadores poblanos. Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el sa-lario real –que mide el poder de compra–, ha disminuido casi 1 por ciento debido a que en las negociaciones contractuales de este año se registró un promedio de in-cremento al salario de 4.1 por ciento, aumento inferior a la inflación que ya rebasó el 5 por ciento. El incremento salarial obtenido por los trabajadores en Puebla solamen-te superó al que se logró en Oaxaca, que fue de 4 por ciento. En cambio, en estados como Nayarit los aumentos salariales contractuales alcanzaron, en promedio, 7.9 por ciento; en Sonora, 6.4 por ciento; en Jalisco, 5.1 por ciento, y Durango, 4.9 por ciento, lo que demuestra que si se puede romper el “tope salarial”. ¿Pero a qué se de-berá esto: a qué los trabajadores poblanos están más controlados, tienen menos capacidad de lucha o el movimiento sindical es débil y charrificado o todo junto?

 Y no es todo, según cifras del IMSS en los primeros seis meses del año la creación de empleos formales fue menor en 152 mil 531 plazas respecto al mismo periodo del año pasado. En otras palabras  en el primer se-mestre de este año apenas si se crearon 289 mil empleos formales de los casi 600 mil que se requerían.

En consecuencia, “el 60 por ciento de la población ocupada en México lo hace en la informalidad, es decir, no tienen contrato ni prestaciones sociales”, aseguró el jefe de la División de Análisis y Política de Empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Eco-nómicos (OCDE). Y para acabarla de amolar, el funciona-rio internacional aseguró que la tasa de desempleo este año en México promediará 3.7 por ciento, lo que significará 200 mil desempleados más que en 2007.

Y todavía el secretario del Trabajo y Previsión So-cial, amenazó con que después de la reforma energética vendrá la reforma laboral, para seguir recortando salarios y prestaciones.

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV