Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 17 de julio de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Ejercicio para un cerebro vigoroso


Las personas de edad media utilizan el entrenamiento físico en la tonicidad abdominal y en los ejercicios de flexibilidad para prevenir o minimizar los problemas de la espalda baja o prevenir enfermedades cardiovasculares.
 Rafael H. Pagán Santini

Retener el vigor mental a lo largo de la vida nunca ha sido tan esencial para el éxito como lo es hoy. Las personas de mediana edad hacen ejercicio físico para mejorar sus probabilidades de no tener un ataque cardiaco. Los jóvenes no están interesados en esto. Ellos hacen ejercicio por una razón completamente diferente: mejorar su atractivo social. Pero los criterios de atractivo social reflejan los atributos cruciales para el éxito competitivo, que a su vez cambia a lo largo de la historia de la civilización humana. Durante siglos la definición de atractivo ha girado fundamentalmente en torno a los atributos físicos. En el excelente libro El cerebro ejecutivo, el doctor Elkhono Goldberg afirma que esto está cambiando.

Según Goldberg, estamos entrando en una era sin precedentes en el desarrollo de la sociedad humana gobernada de forma abrumadora por el procesamiento de información. Citando a Bill Gates, la llama “sociedad basada en el conocimiento”. De a cuerdo a Goldberg, a medida que entremos en el siglo XXI, los atributos del atractivo social reflejarán los pre–requisitos de éxito en la sociedad crecientemente dirigida por la información. Lo agudo será bello.

Dentro de estas circunstancias el bienestar cognitivo se convierte en urgente dentro del proceso de cantidad y calidad de vida. La posibilidad de mantenernos competitivamente aptos para ser productivos y mantener vidas independientes estará en preservar un cerebro vigoroso. La visión del viejo decrépito ha cambiado radicalmente con la nueva evidencia de que el ejercicio físico ayuda a cambiar al propio cerebro.

Se ha demostrado que el ejercicio físico en forma regular protege contra el impedimento cognitivo leve, trastorno cerebral que afecta a las células nerviosas que participan en la capacidad de pensamiento. Las personas con impedimento cognitivo leve pueden funcionar bastante bien en las actividades cotidianas, pero generalmente tienen dificultades para recordar detalles de conversaciones, eventos y citas futuras. Estas personas están en alto riesgo de presentar un deterioro progresivo de la capacidad de pensamiento.

Respecto al mecanismo de acción del ejercicio físico y el impedimento cognitivo leve, se piensa que son varios los factores que pueden influir en esta protección cognitiva Entre éstos puede estar que el ejercicio induce sustancias químicas que protegen a las células cerebrales, o que el ejercicio es simplemente un marcador de un estilo de vida sano en general, o que hay algún otra interacción positiva entre ejercicio, estilo de vida sano y actividad intelectual estimulante. Otra posibilidad radica en la plasticidad del cerebro (conexión nerviosa). La evidencia que se posee demuestra que el cerebro tiene plasticidad hasta muy entrada la edad adulta, y posiblemente durante toda la vida.

La meta de la actividad física en personas adultas mayores es mejorar o mantener la capacidad funcional, la fortaleza muscular y la resistencia, mejorar la calidad de vida y disminuir o prevenir el surgimiento de enfermedades. La prescripción del ejercicio debe enfocarse en el desarrollo y mantenimiento de la capacidad aeróbica, fortaleza muscular y resistencia, flexibilidad y en el mantenimiento de un buen rango de movimiento en las articulaciones, balance y coordinación. 

El ejercicio físico era un lugar para sobretrabajar los músculos. Ahora sabemos que tanto los ejercicios aeróbicos como el entrenamiento muscular contribuyen a mantener una vida saludable. También sabemos que los ejercicios nos ayudan de diferente manera en momentos diferentes de nuestra vida ya que no sólo se estimula la masa muscular, sino que se requiere de una ativación cognitiva.

Los jóvenes utilizan el entrenamiento para mejorar su competitividad en el deporte o actividad que más les guste, o para verse bien en un traje de baño. Las personas de edad media trabajan en la tonicidad abdominal y en los ejercicios de flexibilidad para prevenir o minimizar los problemas de la espalda baja o prevenir enfermedades cardiovasculares. Los adultos mayores emplean el ejercicio físico de fortaleza y resistencia para mantener la densidad ósea y para permanecer activos e independientes, capaces de poder llevar a cabo importantes actividades de la vida cotidiana y, según la evidencia más reciente, para mantener una mente vigorosa.

Si desea más información sobre esta
columna puede escribir al correo electrónico rhpmedicus@yahoo.com.mx

 
 

Tomar medidas sencillas puede evitar secuelas indeseables del embarazo, opina especialista

Yadira Llaven

El sobrepeso, las estrías, las várices, las manchas en la piel, la celulitis y la flacidez son algunos inconvenientes que aquejan a las mujeres después del embarazo. Descuidarse en esta maravillosa etapa de la vida puede ocasionar algunos padecimientos que serán aborrecidos después de dar a luz.

Para evitar depresiones y el llamado “trauma posparto”, que no todas las mujeres padecen, la especialista en endocrinología y nutrición, María del Rosario Betanzos, recomendó la prevención durante el embarazo tomando medidas tan sencillas como mantener una dieta balanceada y sin excesos, hidratar a diario la piel, beber suficiente agua y tomar multivitamínicos que complementen la alimentación.

No obstante, insistió en que “tener un hijo es una alegría, pero produce en la mujer un cierto grado de estrés al que hay que enfrentarse”.

“Estas recomendaciones suenan fáciles de aplicar, pero sabemos que el ritmo de vida de las embarazadas es complejo, hasta el punto que lo mejor es acudir a especialistas que receten los mejores productos y vigilen la salud de las futuras madres”.

En ese sentido, informó que los tratamientos estéticos “no están vetados a las embarazadas”, sólo que éstas deben consultar antes de aplicárselos a su ginecobstetra. Además, deben seleccionar con cuidado el lugar donde serán atendidas, exigiendo ser tratadas por profesionales.

Un centro estético serio debe tener en su equipo a profesionales egresados de institutos educativos reconocidos y asegurar a las embarazadas tratamientos especializados que no alteren el desarrollo normal del bebé en el vientre materno.

Entre otras funciones, un buen centro estético debe controlar el peso, además de aliviar malestares como las piernas hinchadas, dolores de espalda, estrías y flacidez.

Entre los tratamientos estéticos no invasivos recomendados a las embarazadas se cuentan los hidratantes, que consisten en exfoliar e hidratar la piel de la futura madre para luego realizar un masaje relajante. Así se evitará la formación de las estrías.

Mencionó que los tratamientos terapéuticos deben ser realizados por fisioterapeutas, con el fin de aliviar los dolores de espalda y la sensación de pesadez en las piernas.

Dijo que existen aparatos como el dermocell o endermologie, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea y linfática; asimismo, contribuyen a reducir la formación de celulitis durante el embarazo. Se trabajan únicamente miembros inferiores, espalda y brazos.

Este mismo procedimiento para las extremidades hinchadas y pesadas, otorga frescura y alivio, descongestiona los tejidos, reafirma y brinda sensación de bienestar.

Y para controlar el exceso de peso recomendó llevar una dieta balanceada, controlada por un especialista.

Vía telefónica se le preguntó: ¿hay riesgo para el bebé si se realiza algún tipo de ejercicio o dieta? a lo que respondió: no, no los hay. La salud del bebé es prioritaria, y estas medidas no afectan en nada, siempre y cuando se esté bajo vigilancia de un profesional.

–¿Es cierto que se debe comer por dos durante el embarazo?

–Ha habido un gran malentendido alrededor de esta frase, ya que la gente lo toma como que tiene que comer el doble de lo que generalmente come. Esto se traduce en un aumento desmedido de peso durante el embarazo que posteriormente trae consecuencias como las estrías, várices, celulitis y obesidad.

Finalmente, la especialista comentó que tampoco hay que olvidar el cuidado de la piel y el cabello. Si bien es cierto que pocas bellezas son tan naturales y lozanas como la de una futura mamá pletórica, “no hay que fiarse y sí en cambio, dedicarnos mayor tiempo a nuestro cuerpo, pero también a mantener sano nuestro cabello con masajes suaves y circulares en la cabeza”.

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV