Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 10 de julio de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Las manos y el síndrome del túnel carpiano

 
Rafael H. Pagán Santini

La mano dice mucho de ti, diría la quiromancia. Y no miente, ya que una molestia fuerte, permanente, con sensaciones de calor, calambre o entumecimiento en la palma de la mano y los dedos, especialmente en el pulgar y en los dedos medio e índice, se refleja en cualquier persona. Estas molestias son típicas del síndrome del túnel carpiano.

Algunas personas que padecen el síndrome del túnel carpiano dicen que sus dedos se sienten hinchados e inútiles, a pesar de no presentar una hinchazón aparente. Los síntomas a menudo aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, puesto que mucha gente duerme con las muñecas dobladas. Una persona con síndrome del túnel carpiano puede despertarse sintiendo la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca.

Generalmente damos por sentado que nuestras manos siempre estarán con nosotros y que muy difícilmente presentarán alguna molestia. Las manos son dos intrincadas partes del cuerpo humano. Abarcan desde la muñeca hasta la yema de los dedos de los humanos. Son el principal órgano para la manipulación física del medio. La punta de los dedos contiene algunas de las zonas con más terminaciones nerviosas del cuerpo humano, son la principal fuente de información táctil sobre el entorno, por eso el sentido del tacto se asocia inmediatamente con las manos.

El uso principal de éstas es el de tomar y sostener objetos, aunque de estos usos generales derivan muchos más debido a la gran versatilidad de movimiento del que es capaz la mano, así como la precisión que puede alcanzar en estos movimientos. Por ejemplo: la mano y los dedos son los originales “utensilios” para comer; se utilizan en costumbres y saludos. Con la mano se puede gesticular, e incluso existen lenguajes de señas para la comunicación con personas sordas o con problemas auditivos. Algunos gestos pueden ser especialmente obscenos, como también ocurre con el lenguaje verbal, y un ejemplo es el puño con el dedo corazón extendido, o con el índice y meñique extendidos. Otro uso importante de las manos es el de obtener placer físico. Sin limitar la versatilidad de las manos añadimos que las manos son nuestra carta de presentación.

Aunque existen pocos datos clínicos que comprueban si realizar movimientos repetitivos y forzados con la mano y la muñeca en actividades laborales o de diversión puede causar el síndrome del túnel carpiano, sí es cierto que hay un alto índice de afectados en trabajos manuales de esfuerzo. Los movimientos repetitivos que se realizan en el curso normal del trabajo u otras actividades diarias pueden dar lugar a trastornos de movimientos repetitivos tales como bursitis (inflamación de una bursa, pequeña bolsa que facilita el movimiento de los músculos y tendones sobre el hueso), tendinitis (inflamación de los tendones) y sobre todo un hipertono, falta de elasticidad y fluidez entre músculos y tendones.

Los síntomas suelen aparecer en sujetos cuya ocupación laboral incluye la realización de movimientos repetitivos de la muñeca, lo que puede provocar inflamación ligamentosa y compresión nerviosa, aunque otras causas, como fracturas o lesiones ocupantes de espacio, también pueden estar en el origen de su desarrollo.

El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía periférica (inflamación del nervio) que ocurre cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca. El nervio mediano controla las sensaciones de la parte posterior de los dedos de la mano (excepto el dedo meñique), así como los impulsos de algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan los dedos y el pulgar.

El túnel carpiano es un pasadizo estrecho y rígido formado por ligamentos y huesos en la base de la mano –contiene el nervio y los tendones medianos–. Cualquier proceso que provoque ocupación del espacio (inflamación de alguno de estos tendones, presencia de líquido, etcétera) provoca la disminución de espacio y el atrapamiento del nervio. Algunas veces el engrosamiento de los tendones irritados u otras inflamaciones estrechan el túnel y hacen que se comprima el nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad o entumecimiento de la mano y la muñeca, irradiándose por todo el brazo.

Aunque las sensaciones de dolor pueden indicar otras condiciones, el síndrome del túnel carpiano es de las neuropatías por compresión más comunes y ampliamente conocidas en las cuales se comprimen o se traumatizan los nervios periféricos del cuerpo. A través de este túnel discurren cuatro tendones del músculo flexor común superficial de los dedos de la mano, cuatro tendones del músculo flexor común profundo de los dedos de la mano y el tendón del músculo flexor largo del pulgar.

En los casos de origen funcional, el tratamiento se basa en diferentes medidas: por una parte, la prevención, adoptando, en la mayor medida posible, hábitos de movimiento de la muñeca menos traumáticos o programando periodos alternativos de actividad–descanso. Si esto no es suficiente, se inmoviliza la articulación de la muñeca con una férula de descarga y con antiinflamatorios que disminuyan la presión ejercida sobre el nervio mediano.

Si desea más información sobre esta
columna puede escribir al correo electrónico rhpmedicus@yahoo.com.mx

 
 

Estimular la circulación en el cuero cabelludo ayuda a combatir la caída del cabello: especialista

El cuero cabelludo es la parte más absorbente de nuestro cuerpo, especialmente en la coronilla. Puede absorber pequeñas cantidades de los productos que ponemos en él, como el champú, acondicionadores y químicos contenidos en los tintes de pelo.

De acuerdo con el cosmetólogo y estilista profesional Ramón Sosamontes, “estimular la circulación en el cuero cabelludo puede ayudar a combatir la caída del cabello y darnos una cabellera más abundante”. Realizar este masaje con las yemas de los dedos por uno o dos minutos todos los días es recomendable.

En la India, el masaje al cuero cabelludo es muy importante. Tradicionalmente los hombres reciben estos masajes al cortarse el cabello o al final de un pesado día de trabajo pueden recibirlo en la calle, donde hay personas ofreciendo ese servicio. Por tal razón, el estilista ha incluido este procedimiento en su rutina diaria, y aseveró que los bebés y las mamás son los más beneficiados, pues les produce tranquilidad.

“El masaje al cuero cabelludo incrementa el nivel de oxígeno en el cerebro y la circulación del fluido cerebroespinal, lo que estimula nuestro cerebro y relaja los nervios y músculos”, precisó.

El masaje al cuero cabelludo es muy relajante y muy sencillo, por lo que recomendó usar aceite para obtener mejores resultados, aunque no es obligatorio si se carece de él. “Debemos usar las yemas de los dedos con movimientos rotativos, y es importante presionar en puntos con mayor estrés”. También, dijo, hay que masajear la frente, evitando enredar el cabello.

Si se cuenta con aceites, comentó, se pueden usar muchas combinaciones con esencias para funciones específicas, pero recalcó que no son indispensables.

 

100 cepilladas al día

Esto supuestamente es un secreto de belleza: cepillarte 100 veces por la noche (o a cualquier hora). Al respecto, Ramón Sosamontes aseveró que “en realidad no tiene ninguna base ni efecto comprobado. Hay quienes dicen que sobre–estimula la producción de aceites en el cabello, haciéndolo más graso; otros dicen que no, que al contrario ayuda a controlar los aceites y darle brillo al cabello”.

En su opinión, 100 veces es mucho; no obstante, “si se quiere probar esta técnica se debe empezar con 20, y si se obtienen buenos resultados, se puede incrementar hasta 50 movimientos”. Para ello, agregó, hay que usar un cepillo para pelo natural, suave y de buena calidad.

 

Alimentando el pelo

Asimismo, el cuero cabelludo necesita nutrientes para producir el cabello y mantenerlo fuerte. Las dietas muy bajas en calorías o bajas en grasas y nutrientes básicos afectan el cabello.

El especialista señaló que una alimentación balanceada, que ayude al cuidado del cuero cabelludo, se encuentra en las carnes y mariscos, en la leche y derivados, en los frijoles, lentejas, nueces y proporciones pequeñas de todos los vegetales. “El cabello está formado por proteínas, y si las consumimos nuestra cabellera lucirá más fuerte, con menos susceptibilidad de dañarse, partirse y perder el brillo”.

Finalmente, el estilista informó que las enfermedades más comunes en el cuero cabelludo son la caspa y la soriasis, las cuales pueden tratarse con productos especiales para esta función, o lo más recomendable es acudir al médico si no funciona. También hay productos caseros y tratamientos naturistas efectivos. (Yadira Llaven)

 

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV