Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 26 de junio de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Nuestras piernas


Un programa de cuidado que considere los aspectos estéticos y de salud de la parte inferior de nuestro cuerpo tiene que incluir el cuidado de la piel, los músculos y los huesos, sin olvidar la circulación sanguínea
Rafael H. Pagán Santini

Tradicionalmente se han difundido los beneficios del cuidado de las piernas como objeto de atracción sexual olvidándose que ellas son parte fundamental de nuestra independencia. Al tratar nuestras piernas debemos programar nuestro cuidado entendiendo que éstas son parte del segmento inferior de nuestro cuerpo. Anatómicamente en este segmento de nuestro cuerpo interactúan el abdomen, la espalda baja (región lumbar), los glúteos, los muslos, la pantorrilla, el tobillo y los pies. Estas partes se mantienen unidas y en movimiento gracias a las articulaciones, es fundamental protegerlas.

Un programa de cuidado que considere los aspectos estéticos y de salud de la parte inferior de nuestro cuerpo tiene que incluir el cuidado de la piel, los músculos y los huesos, sin olvidar la circulación sanguínea (arterias y venas). La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es el más fino y uno de los más importantes del cuerpo. Forma una separación autorreparadora y protectora entre el medio interno del cuerpo y el mundo exterior, muchas veces hostil. Los músculos de la parte inferior de nuestro cuerpo no tan sólo participan directamente en el movimiento también son responsables de producir calor y de apoyar el flujo venoso hacia el corazón. Los tejidos esqueléticos, además de proteger y sostener las estructuras del cuerpo también son puntos de almacenamiento de importantes elementos minerales, vitales para numerosas funciones orgánicas.

Para cada una de las partes del segmento inferior de nuestro cuerpo hay diferentes opciones de tratamiento. Entre éstas están los tratamientos quirúrgicos para la reducción de grasa, tanto para el abdomen como para la cadera y los muslos; el cuidado de la piel con hidratantes, el tratamiento con láser o con luz pulsada y el “peeling”; las venas varicosas pueden ser tratadas con escleroterapia o mini–cirugías. Para el remodelado óseo la cirugía plástica ha avanzado de manera impresionante. Para evitar desilusiones o fracasos nuestras expectativas deben ir medidas con la edad, el sexo y sobre todo con nuestra genética. La fisonomía es individual y la composición ósea de cada persona es definitiva en la morfología del cuerpo.

Donde mejor se unen las ambiciones estéticas y de salud para nuestro cuerpo es en el ejercicio. Una rutina bien programada deberá estar dirigida al fortalecimiento de nuestros huesos y músculos, mejorar nuestra capacidad de consumo de oxígeno y en mejorar la circulación sanguínea periférica. Para bajar o mantener nuestro peso de forma permanente es necesario comprometerse de por vida con un programa de ejercicios que incluya los aeróbicos y los de fuerza para incrementar o mantener el volumen muscular.

Existe un principio fisiológico que actúa cuando trabajamos nuestro cuerpo y éste es el de la adaptación muscular específica. Los músculos y sus respectivos componentes celulares se adaptarán de forma muy específica a las demandas (estrés de adaptación) que usted les imponga con su entrenamiento. Esto se aplica también a varios sistemas y órganos de su cuerpo, además de los músculos. Si su objetivo es el de fortalecer, moldear y tonificar los glúteos, las piernas y las pantorrillas, usted tendrá que trabajar el segmento inferior de su cuerpo con movimientos de resistencia y peso. Si sus objetivos incluyen beneficios cardiovasculares, entonces usted deberá trabajar la capacidad de consumo de oxígeno de los músculos.

Al desarrollar nuestro plan de entrenamiento debemos tomar en consideración este principio y recordar que: el ejercicio aeróbico gasta más energía por unidad de tiempo en comparación con el entrenamiento con pesas, pero genera una pérdida de masa muscular y por consiguiente un menor gasto de energía en reposo, en cambio, el trabajo con pesas aumenta la fuerza, la masa muscular y disminuye levemente la cantidad de grasa. Hay situaciones donde un plan de ejercicio de entrenamiento va en detrimento de otro. Por ejemplo, si se entrena en fuerza y resistencia aeróbica la fuerza limite a la que usted puede llegar se verá limitada. En definitiva: un ejercicio para cada músculo.

Cuando inicie un programa de entrenamiento para el segmento inferior de su cuerpo, sin importar cual sea (aeróbico o anaeróbico), cuide sus articulaciones, en especial sus rodillas. Una lesión lo llevará a la lona y probablemente perderá lo que ha alcanzado. Las sentadillas y sus derivados son los ejercicios más comunes para fortalecer los músculos de las piernas incluyendo los glúteos, si éstas no se hacen de manera adecuada pueden lesionar las rodillas. Aunque cada individuo debe determinar la postura que más le convenga en cada ejercicio deben de tomarse en cuenta las siguientes variables: los músculos anteriores de los muslos (cuádriceps) pueden contraerse más fácilmente cuando están apuntalando ligeramente hacia fuera; durante la fase descendente de cualquier tipo de sentadilla no permita que las rodillas se extiendan más allá de los pies; asegúrese de que las rodillas apunten en la misma dirección que sus pies durante la fase de descenso y de ascenso. La manera más segura de hacer sentadillas es colocar los pies en una posición donde sean capaces de generar la fuerza máxima opuesta al peso.         

Una vez que haya definido sus objetivos de entrenamiento programe una rutina que cubra las partes del cuerpo que desea trabajar. Se recomienda un plan de días salteados: un día para la parte superior de su cuerpo y otro para la parte inferior, esto no incluye los ejercicios de calentamiento ni de flexibilidad. Haga un presupuesto sobre lo que va a invertir en la parte inferior de su cuerpo: gimnasio para el ejercicio de fortalecimiento muscular con pesas; entrenamiento aeróbico con spinning, caminadora, escaladora, natación o cualquier otro; tratamiento para la celulitis, las estrías o las venas varicosas; liposucción o cirugía plástica para aquellas áreas donde sólo el bisturí puede hacer la diferencia.  

Si desea más información sobre esta
columna puede escribir al correo electrónico rhpmedicus@yahoo.com.mx

 
 

Duermevela ofrece la meditación como una alternativa para contrarrestar el estrés

(YADIRA LLAVEN)

Como una manera de contrarrestar el estrés, Duermevela, “taller de alteración de hábitos”, ofrece una diversidad de actividades relacionadas con la meditación en movimiento, zen, vipasana, así como yoga hatha y tibetano, que entrelazan con sesiones de pintura y poesía.

Único en su género, Duermevela busca “alterar los hábitos, propone trabajos que intercalan el proceso terapéutico con el personal y los creativos y meditativos, son nuevas visiones para ver la vida”, explicó una de las socias del concepto, Amalia Buergo.

Expuso que durante todo julio han seleccionado una serie de actividades que han segmentando en talleres fijos y nómadas. El primero refiere a los que tienen que ver con la meditación en movimiento, que imparte de lunes a viernes Sofía Maurer.

De esta modalidad de la meditación, detalló, que no es estática sino que está en movimiento. “No es ejercicio tampoco aeróbicos, son movimientos auténticos, creativos, a manera de terapia corporal”.

Agregó que nos sirve principalmente para bajar nuestro nivel de estrés, “porque trabajas con la mente, te desprendes en la meditación y te observas desde fuera, aunque también manejamos movimientos de catarsis y trabajamos con sentimientos como la frustración para mover toda esa energía que se tiene contenida”.

Del hatha yoga, que imparte Marielo Caso, únicamente los martes y jueves, comentó que ayuda “a que encontremos nuestra postura corporal correcta, y trabajamos con la respiración profunda”.

Del método Feldenkrais, asesorado por Luisa Samaniego, indicó que tiene que ver con la programación de la corteza cerebral, “son movimientos más profundos, es poner atención en nuestro cuerpo y descubrir que posturas nos provocan molestias, es hacer conciencia en todas estas consecuencias de nuestra posición corporal para recuperarnos de manera natural sin lastimarnos”.

Por último, Buergo agregó que cuentan con un taller nómada de poesía titulada “a la de tres Ritmo y Poesía”, que impartirá Gabriela Puente, se desarrollará los días 11 y 12 de julio. El viernes en horarios de 17 a 21 horas; y el sábado en dos sesiones: de 10:30 a 14:30 y de 16:30 a 21 horas.

Y también con un taller de pintura de figura al desnudo con modelo. Las clases son los días martes de 10:30 a 12:30 horas y están a cargo de Amalia y Marco.

No obstante, hay que recordar que para bajar los niveles de estrés se necesita realizar una actividad física aeróbica: caminar, nadar, correr, por lo menos tres veces por semana durante cuarenta minutos en cada oportunidad.

Complementado con la práctica de yoga, tai chi, o meditación, al menos dos veces por semana; practicar técnicas de relajación muscular, acostado en el piso, concentrándose en cada músculo de tu cuerpo, comenzando por la cabeza.

Asimismo, tomar baños de inmersión con agua tibia, mantener horarios regulares para dormir, llevar una alimentación balanceada, con frutas y verduras, porciones moderadas, respetando en lo posible las cuatro comidas, evitar la ingesta excesiva de alcohol y cafeína y procurar no fumar.

Duermevela se localizan en la calle 8 Norte 402, en el barrio del Artista. Para mayores informes llamar a los teléfonos: 3 20 28 61 o al celular: 044 22 21 59 10 59.

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV