Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 4 de junio de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ECONOMÍA A RETAZOS
 

Yo quiero una computadora modelo “Raúl Reyes, made in USA”

 

Robinson Salazar*

Estimados colegas amigos: yo quiero saber dónde adquirir una computadora modelo “Raúl Reyes, made in USA”; es extraordinaria, sublime, súper inteligente, mentirosa y fácil de manipular. Acumula millones de archivos, usa la nanotecnología para almacenar trillones microchips para conectarse y rastrear a todos los países, en especial a los movimientos populares y de resistencia, está siempre conectado al cerebro de unos idiotas que hablan sin medida, corroboran datos inventados, escribe sola. No requiere energía, con las neuronas de la inteligencia domesticada de los gobernantes colombianos, de la Interpol, séquito de Antonio Saca en El Salvador y los adláteres del neoliberalismo actúa, habla, envían millones de mail’s al mundo y tiene las direcciones electrónicas de todos los terrestres.

Es inmune a los golpes, bombazos, resistente al agua, protegida contra el polvo y la insolación, porque sólo existe en la mente perversa de los seguidores de Bush y circo que lo acompaña; resiste un terremoto (deben mandar muchas ahora para China que vive un desastre telúrico), no es susceptible de que se rompa, aguanta bombazos, explosivos GBU 12, Paveway II de 500 libras, regulados por láser, GPS o sensores, los cuales dejan cráteres de 2.4 metros de diámetro por 1.8 metros de profundidad sin que a ella le pase nada, ni polvo le cae, porque cuenta con un anti repelente contra la inteligencia popular, contra indagaciones científicas realizadas en Latinoamérica, contra aceite y contra virus; solamente la abren y manipulan los e idiotas que se dejan manejar a través de la distancia por la CIA, el Pentágono o los agentes infiltrados de la DEA.

Podemos mandar y vender millones en Irak, aguantan todo tipo de explosivos; también lo narcotraficantes de Tony Saca pueden obtenerla para preservar toda la información de sus clientes en caso de un enfrentamiento entre capos de la droga; la asignaron a cada uno del gabinete de seguridad de Alvaro Uribe, los paramilitares tienen la suya, Alan García  en Perú la obtuvo y hay ofertas para que sea masivamente vendida en los círculos del “Plan Mérida”.

En fin colegas y amigos, yo quiero una computadora modelo “Raúl Reyes, made in USA”, ensamblada en la Casa Nariño  donde despacha Alvaro Uribe, con soporte técnico de la Interpol y con cd de “la inteligencia” del Pentágono, que  alimentará cotidianamente la información requerida; se ofrecerá a los mejores periódicos, reporteros, medios de comunicación y hasta a “los sin pensamiento”, por ello la promocionan como “lo mejor que ha creado el hombre”.

Vincula a las FARC con Hugo Chávez, con la APPO, con el EZLN, con las Mapuches, con los piqueteros, con los fantasmas, los virus informativos, con la lepra, el insomnio, con el dolor de cabeza, los dolores estomacales, el sarampión y hasta con Satanás.

Así que rectores de universidades, gobiernos, intelectuales, ricos, pobres, empresarios, líderes políticos, todos, compremos esa computadora valiente e inmune a todo, pero eso si, sólo existe en la mente de los idiotas que creen que la obesidad se cura en 24 horas, los ricos regalan productos o que la globalización y el neoliberalismo son inmensamente populares.

Un abrazo, y por favor díganme, donde vende esa computadora anti bélica.

* Director de www.insumisos.com

 

 
 

¿Leer para ser feliz?

 

Edith Báez

Tendemos a buscar la felicidad como a la piedra filosofal o al elixir de la vida. Muchos creen encontrarla en la familia, el trabajo, las diversiones, el descanso, la religión y hasta en ideas exóticas provenientes de cualquier rincón del planeta.

Pero en la medida en que cada persona construye la realidad de manera exclusiva, también lo hace con la felicidad, siendo entonces su búsqueda, una situación sumamente compleja, y todavía se debe considerar el hecho de que nuestros intereses cambian con la edad y las circunstancias. Por cierto, en plena postmodernidad, inmersos en el neoliberalismo boyante, nunca falta quien, percibiendo la necesidad generalizada de encontrar caminos hacia la felicidad, ofrece alternativas para coadyuvar en ese intento.

Y no faltan incautos que adquieren productos que les apoyen en su necesidad de ser felices. Los medios de comunicación como la radio y la televisión incluyen en sus agendas, programas con los cuales se ayuda a la gente en su cometido y un buen número de motivadores circulan por las ciudades con conferencias de apoyo a la superación personal.

En cuestiones de lectura se pueden encontrar todo tipo de recetas para la felicidad; los estantes de los centros comerciales se encuentran llenos infinidad de títulos en los que seguramente puedes hallar la que hace falta para que tu vida sea mejor.

Buscamos la felicidad, pero la deseamos de manera fácil, no con base en la reflexión, el análisis de la propia situación, el reconocimiento de las debilidades y fortalezas; no en el plantear posibles soluciones y la actuación comprometida con uno mismo y los demás. No. Esperamos que se nos resuelva leyendo algún autor que combina “filosofía” y “psicología”, en un best seller que ha llevado la felicidad a “miles de hogares”.

Es posible que algunas personas te comenten que leen y mucho; sin embargo, suelen transitar en ese tipo de textos de superación personal. Los autores de renombre son poco leídos.

La lectura desarrolla varias habilidades del pensamiento que pudieran, indirectamente, por transferencia, apoyarnos en la localización del origen y las posibles soluciones creativas para la problemática que nos aqueja en la vida personal, pero no con recetas para la felicidad, sino con el planteamiento de una pléyade de ambientes, personajes, ideas, controversias, opiniones de todo tipo y características.

De allí, que en lugar de leer recetas para la felicidad, propongo que se lean novelas, cuentos, poemas, ensayos... ¿autores? Los que han recibido premios nacionales o internacionales como: Gabriel García Márquez, Elena Poniatowska, Carlos Fuentes, José Saramago, Mario Benedetti, José Emilio Pacheco, y muchos más.

 
 

Para documentar el debate

 

“Los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia de petróleo e hidrocarburos contienen cuatro principios: 1) el que señala la propiedad originaria de la nación sobre las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, la que tiene el derecho de transmitir su dominio a los particulares para que éstos constituyan la propiedad privada; 2) el del dominio directo, inalienable e imprescriptible de la nación sobre todos los recursos naturales del subsuelo, incluyendo los hidrocarburos; 3) el de la explotación directa de los hidrocarburos por parte de la nación, en consecuencia la prohibición expresa de otorgar a particulares concesiones o contratos en la materia, según lo disponga la ley reglamentaria y e) El que expresa que los hidrocarburos y la petroquímica básica constituyen un área estratégica de la economía nacional y que el sector pública las tendrá a su cargo de manera exclusiva.

“Los dos primeros principios provienen de los párrafos primero, cuarto y sexto del artículo 27 del Constituyente de Querétaro. El tercero, fundamentalmente fue consecuencia de la expropiación petrolera”. El cuarto es producto de las reformas hechas a los artículos 25 y 28 constitucionales.

Jaime Cárdenas. “Reforma energética inconstitucional”, Revista Memoria, número 229, abril de 2008, p. 22.

 
 

No dejarte fregar es falta de competitividad

 

El obrero critico.

Fue rematada la lucha de los trabajadores de Alcoa Fujikura, como en su momento lo fue la de Secorisa (hoy Seglo), Exel (hoy DHL logistic) o la inquisidora Aramark, que te ofrecen el desempleo por una profunda falta de competitividad, según los “sólidos “ argumentos de la empresa proveedora de arneses eléctricos para el Bora, que como siempre fue secundada sin un criterio objetivo y justificado por la Secretaría de Trabajo y Competitividad local encabezada por el singular Pericles Olivares.

Cerca de 10 años de lucha sindical para alejarse del sindicalismo blanco representado por los contratos de protección al instalarse cualquier empresa, apapachados por los gobiernos en turno y solapados por las inquietas empresas, después de haber logrado su “independencia”, comienza otra de tantas batallas que  acostumbra cualquier trabajador en este país, hacer valer sus derechos laborales, forzando de algún modo a la empresa a cumplir su obligación de firmar un CCT dando certeza a sus trabajadores.

Luchar año con año ante el gobierno y la empresa por aumentos superiores a los promedios impuestos por la SHCP, obteniendo paulatinamente mejoras a su CCT con todo tipo de cláusulas de apoyo al trabajador, dando un ejemplo con los años a otros trabajadores principalmente del ramo industrial, que unidos y organizados, se logran ganar grandes batallas, como lo vemos a diario en el sector laboral de México.

Pero como siempre, hay un pero, apenas los trabajadores lograban cierta “estabilidad” en su precaria ocupación comienzan a atacarlos en lo que más les lastima, quitarles el empleo, pues cuando las empresas, cual sea, no logra evadir responsabilidades y los gobiernos de todos los niveles no logran que sus amenazas sigan surtiendo efecto, los trabajadores han dejado de temerles y comienzan a tener criterio y fuerza para defenderse.

Y todas las agresiones contra los trabajadores provienen de la llamada “falta de competitividad”, pues vámonos preparando poco a poco ya que dadas las precarias condiciones económicas mantenidas por los gobiernos del prianismo  veremos más empresas con “falta de competitividad.”

Comentarios: netasindical@hotmail.com; oabreg@hotmail.com

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV