Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 29 de mayo de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
MEDIEROS
desde los comunicadores
 

Corte de caja

 
ANA LIDYA FLORES

Una de las virtudes de los medios informativos es que, al ser acompañamiento ritual para nuestras actividades cotidianas, tienen atributos a los que pocas veces prestamos atención: nos marcan tiempos, nos informan o desinforman, y nos generan un estado de ánimo. Un conductor de radio o televisión tiene la posibilidad de hacernos sonreír o de arruinarnos la jornada. También depende de la hora del día a la que nos expongamos al medio elegido. Pero si te trata del noticiario matutino, podemos empezar muy bien, o muy mal. Según sea el caso.

Desde que desapareció el noticiario radiofónico de Carmen Aristegui, en esta sección de La Jornada de Oriente se han publicado numerosos textos sobre la pérdida de ese espacio. En la última reunión que sostuve con redactores de “Medieros”, muchos compartieron la zozobra por no encontrar aún el noticiario matutino que se ajuste a sus necesidades: información cabal, temáticas oportunas, ritmo radiofónico, en fin.

Como he escrito en otros textos, ante la ausencia radiofónica de Aristegui, recibí la sugerencia de escuchar en Radio Trece a Javier Solórzano. Seguí la recomendación y ahí me quedé. El asunto es complicado porque no hay una estación radiofónica en Puebla que lo retransmita, por lo que mi escucha se limita a la sección matutina en la que estoy cerca de la computadora. Así, el pasado jueves 22 de mayo, ya no pude seguir la entrevista con Laura Castellanos, autora de Corte de Caja. Sin embargo, mi hijo de nueve años me advirtió “que iban a hablar del Sub”, y esa misma noche entramos a la página electrónica www.radiotrece.com, y escuchamos la entrevista.

¡Bendita tecnología! Cuando yo tenía nueve años y se me pasaba algún programa de radio o televisión, tenía que resignarme. Gracias a que las páginas de la internet permiten a los usuarios revisar contenidos transmitidos con anterioridad, hijo y madre pudimos enterarnos de las novedades sobre Corte de Caja, el libro que recupera en extenso, la entrevista al Subcomandante Marcos que publicó la revista Gatopardo en su edición de diciembre de 2007.

Aunque tiene detractores, Solórzano tiene la virtud de no provocarme enojos matutinos. Al contrario. El ritmo de su programa es al que estoy acostumbrada, y me parece que es de los pocos conductores que trata temas silenciados en otros espacios. En 12 minutos, Laura Castellanos informó que el libro se está agotando. Que ella, el fotógrafo Ricardo Trabulsi y el diseñador Alejandro Magallanes, financiaron el proyecto y que las ganancias se donarán a las comunidades zapatistas. También dijo que el texto se está agotando con rapidez. Movida por el morbo, entré a la página www.cortedecaja.org, y constaté que podría adquirir el texto por esta vía o en la librería Gandhi. Al otro día fui, sólo para encontrar tres ejemplares del libro. Tomé uno, y cuando regresé para llevarme otros dos para regalar, se habían esfumado.

Moralejas: aún hay medios que hablan del zapatismo. Ya a nadie le importa el Sup, pero el tiraje de 8,000 ejemplares de Gatopardo se agotó. Y el texto de Castellanos–Trabulsi–Magallanes, vuela como pan caliente. No estaría de más seguir la información sobre el acoso a las comunidades zapatistas. No sea que a la vuelta de unos días estemos lamentando otro Acteal. El último mensaje telefónico que recibí a propósito del plantón afuera de la cárcel El Amate, en Chiapas, indica que desalojaron a los manifestantes y aún se ignora a dónde los trasladaron. Esto se suma a los conflictos de la última semana a los que se pretende presentar como “intercomunitarios”. El aire, como dice el Sup, huele a guerra.

 
 

Lista, la plataforma para una nueva ley de medios, ¿y después?

Rafael G. Hernández García Cano

El pasado 6 de mayo, el Grupo Plural de senadores concluyó la fase preliminar para la creación de una nueva ley de medios, con un documento donde están organizadas por temas las más de 150 propuestas de diversas asociaciones, dependencias y organismos. Este material será la base para la redacción de la nueva ley de medios que ha venido demandando la sociedad. Bajo el título “Análisis previo al proyecto de reforma de Legislación en Materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión”, el documento reúne 22 informes técnicos que abordan los principales aspectos de la nueva legislación, y puede consultarse en el portal del grupo de senadores: (www.senado.gob.mx/

telecom_radiodifusion/content/grupo_plural/index_grupo.htm). Como se recordará, el 7 de junio de 2007 la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió un dictamen que anulaba la llamada “ley Televisa” por considerarla inconstitucional e instruyó al Senado de la República para que elaborara una nueva iniciativa de reforma a las leyes federales de Telecomunicaciones y Radiodifusión. El Grupo Plural se instaló formalmente el 7 de septiembre de 2007, formado por senadores pertenecientes a todos los partidos con presencia en el Senado. Son varios los rubros contenidos en el texto, entre ellos hoy cabe destacar el de telecomunicaciones, que aborda temas como la creación de un órgano regulador, la administración del espectro radioeléctrico, políticas de competencia efectiva, transparencia, publicidad, inversión extranjera, derechos de los usuarios y varios más. Asimismo, el rubro de radio y televisión en donde se fundamenta que la radiodifusión debe cumplir con un servicio público y establece principios como el de pluralidad, igualdad, libre competencia, libre acceso, libertad de expresión, derecho a la información y respeto a los derechos de terceros. También aborda el derecho de réplica, los tiempos de Estado, los tiempos fiscales y las sanciones. Particularmente hoy con el debate sobre el petróleo, el servicio público, el derecho a la información y los tiempos de Estado, revisten una importancia fundamental. Veámoslo: El diálogo sobre el asunto del petróleo esta siendo transmitido por el canal del congreso. Pero, ¿quién puede enterarse de lo que ahí se discute? Únicamente quienes cuentes con servicio de televisión de paga. Así que un asunto absolutamente público y trascendental para todos los mexicanos –donde está en juego la soberanía nacional– no llega a todos pues para verlo y escucharlo, hay que pagar por un servicio adicional. De otra manera, tenemos que conformarnos con la desinformación proporcionada por Televisa y TV Azteca. Por eso es indispensable una Nueva ley de medios. Así que existen el mandato de la Suprema Corte de Justicia y una plataforma base que expresa el acuerdo de los senadores… ¿y la voluntad política?, ¿y los ciudadanos? Los que estamos convencidos de la necesidad de una Nueva Ley de medios tenemos de frente una ardua labor pues sepultada por el alud informativo en materia petrolera, la perentoria Nueva ley de Medios nuevamente corre el riesgo de pasar al olvido. Revisemos el escenario: Entre agosto y noviembre, la agenda legislativa tendrá dos asuntos que dejarán poco espacio para hablar de reforma de medios. Me refiero a los necesarios acuerdos que tendrán que tomarse en materia de petróleo y una seguramente muy controversial miscelánea fiscal junto con presupuesto de egresos para 2009. Así que esa señora llamada sociedad civil, tendrá que aplicarse si no quiere salir perdiendo en la lucha por dos elementos estratégicos para la soberanía nacional: el petróleo y el espacio aéreo. En México, la ley dice que el espacio por el que viajan las señales de radio y televisión es “un bien del dominio de la nación”, es decir, que pertenece a todos los mexicanos. Sin embargo, la sociedad permanece al margen de los medios de comunicación electrónicos, que han sido acaparados por unas cuantas personas.

rafael.ghernandezgc@gmail.com 

 
Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV