Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 8 de mayo de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
ESTÉTICA Y SALUD
 

Menopausia y acupuntura

 


Los síntomas más comunes de la menopausia son el bochorno, sudoraciones, palpitaciones, mareos y migraña, también los cambios hormonales también afectan la vida sexual de la mujer
Rafael H. Pagán Santini

 

La menopausia (del griego mens que significa mensualmente, y pausi cese) se define como el cese permanente de la menstruación y tiene correlaciones fisiológicas con la declinación de la secreción de estrógenos por pérdida de la función folicular. Es un paso en un proceso lento y largo de envejecimiento reproductivo.

Es importante resaltar que lo que está cerrando su ciclo de vida es el periodo reproductivo y no la vida de la mujer. Muchos artículos sobre la menopausia equivocadamente señalan este momento como el envejecimiento sexual o el “clímax” de la mujer. En términos fisiológicos es la terminación del ciclo reproductivo de la mujer, una etapa normal dentro del reloj biológico que todos poseemos. 

Para la mayoría de las mujeres el proceso comienza silenciosamente alrededor de los 45 años, cuando el ciclo, o periodo menstrual, empieza a ser menos regular. La disminución en los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona causa cambios en su menstruación. Estas hormonas son importantes para mantener en buen estado fisiológico la vagina y el útero, lo mismo que para los ciclos menstruales normales y para un embarazo exitoso. El estrógeno también ayuda a la buena salud de los huesos y a que las mujeres mantengan un buen nivel de colesterol en la sangre.

La mayoría de los síntomas que se presentan durante el periodo pre–menopáusico son debidos a las fluctuaciones en los niveles de estas hormonas. Los estrógenos son hormonas que participan en muchas áreas del cuerpo, incluyendo el cerebro, lo que hace que cambios en sus niveles sanguíneos afecten el estado de ánimo de la persona. Es por esto que la primera elección para aliviar los efectos de la menopausia fue el reemplazo hormonal. Sin embargo hoy se cuestiona mucho este tipo de tratamiento debido a sus efectos secundarios.

Algunos de los síntomas más comunes son el bochorno, sudoraciones, palpitaciones, mareos y migraña. Los cambios hormonales también afectan la vida sexual de la mujer. Se puede presentar dolor durante el coito. La disminución de los estrógenos afecta la lubricación vaginal y esa sequedad vaginal causa dolor durante el coito. Es aconsejable usar un lubricante íntimo hidrosoluble, o sea un lubricante que no contenga aceite y que se disuelva en el agua.

Las mujeres que han padecido de problemas de migraña, sobre todo si estos han estado relacionados con el periodo menstrual, probablemente su migraña se agudice durante la pre–menopausia pero el alivio será permanente una vez concluya este ciclo de su vida.

La migraña es un desorden neuro–vascular crónico donde interviene diversos factores. Se manifiesta comúnmente de forma episódica y recurrente, y se caracteriza por la combinación de dolor con síntomas neurológicos y gastrointestinales. La migraña ataca directamente la calidad de vida, es una condición de salud que incapacita de manera significativa, afecta las actividades diarias y la vida productiva de aquellos que la padecen. Los ataques de migraña se correlacionaron con la disminución de los niveles de estradiol (esteroide estrógeno), en sangre. Es por esto que las fluctuaciones que se padecen durante la pre–menopausia la agravan. Los niveles altos de estrógeno o el retiro completo de este protegen contra los ataques de migraña.

Aunque la acupuntura no ha demostrado su eficacia contra los bochornos, si lo ha hecho como tratamiento alternativo para la migraña y para la depresión. La acupuntura envuelve típicamente la estimulación definida de puntos en la piel al insertar finas agujas de metal. Dependiendo del tipo de acupuntura la estimulación de las agujas pueden ser aumentada con impulsos eléctricos, con calor, rayos láser o presión. La estimulación trans–cutánea intensa de “puntos gatillos” o “puntos de acupuntura” alivia el dolor en lugares distantes.

Se afirma que al estimular intensamente los receptores dolorosos de la piel en un área dolorosa, la zona de la médula espinal encargada de enviar la información al encéfalo actúa como una puerta que cierra impidiendo que la información de dolor ascienda al encéfalo aliviando así el dolor.  Otra forma en que actúa es a través de la estimulación de la liberación de sustancias que producen analgesia, encefalinas: endorfinas, monoaminas y cortisol.

Además, la acupuntura parece activar la inhibición las vías descendentes (llevan información del encéfalo al músculo) del dolor y desactivan las estructuras cerebrales que están involucradas en los mecanismos de los componentes sensores y afectivos del dolor. Aparentemente, la acupuntura actúa localmente, induciendo la vasodilatación periferal, aumentando el flujo sanguíneo a través de la liberación de neuropéptidos, y por la estimulación de respuestas anti–inflamatorias al inhibir la liberación de histaminas y prostaglandinas.

Si desea más información sobre este texto puede escribir al correo electrónico

rhpmedicus@yahoo.com.mx 

 
Copyright 1999-2008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV