Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 7 de mayo de 2008
La Jornada de Oriente Puebla Suplementos
 
 
MEDIEROS
desde los comunicadores
 

En marcha, la campaña por una nueva ley de medios

 

 
Rafael G. Hernández García Cano

 

El pasado 3 de mayo fue día de la Santa Cruz, pero también Día Internacional de la Libertad de Expresión. En este marco, el Frente Nacional por una Nueva Ley de Medios comenzó la campaña de volanteo informativo y recolección de firmas en demanda de una nueva ley al respecto, en la plaza Francisco Zarco de la ciudad de México, campaña que se promoverá a nivel nacional hasta el 7 de junio, cuando en nuestro país se festeja el día de la lbertad de prensa.

Y es que no olvidemos que tras la afortunadamente frustrada ley Televisa, por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, nuestros legisladores deben trabajar en una Nueva Ley de Medios. Los senadores se comprometieron a hacer una nueva ley en 2008; sin embargo, las presiones de las televisoras son grandes y ya hay legisladores que quieren eludir este compromiso, que más que compromiso es obligación política, ética y jurídica (ha sido mandato de uno de los poderes de la nación).

Así entre reforma petrolera –que no energética– (¿en dónde queda lo referente a la energía eléctrica y la nuclear?), escándalo por las elecciones en el PRD, y las acostumbradas cortinas de humo (fútbol, telenovelas…), parece que no se quiere atender a esta necesidad de legislar en materia de comunicación.

Hemos visto pasar amagos para una reforma del Estado; hoy se nos dice que el futuro de México está en juego con el asunto del petróleo pero ¿cómo poder discutir acerca del país que queremos, cómo lo queremos y a qué estamos dispuestos para lograrlo, si todo lo de interés público pasa por los medios electrónicos y no tenemos claridad ni certeza de que en efecto podemos escuchar a representantes de todas las voces dado el prácticamente nulo acceso a los medios por parte de los ciudadanos?

Por ello, no debemos permitir que se condicione el tema de los medios al tema del petróleo. Ciertamente, éste es un bien de la nación, pero también el espacio aéreo donde se ubica el espectro radioeléctrico para el funcionamiento de los medios lo es. El derecho fundamental de informar y ser informado con veracidad, no puede ser moneda de cambio para favores políticos. Hay que debatir y mucho, pero recordemos que por los medios pasan todos los demás debates que nos interesan como mexicanos. No podemos pretender construir una democracia si la opinión pública se construye a partir de la información difundida por medios que se rehúsan a la construcción de un marco jurídico en donde ellos también tengan obligaciones.

Por ello, el Frente Nacional por una Nueva Ley de Medios ha comenzado esta campaña, para informar a la ciudadanía acerca de la nociva situación en que se encuentran los medios electrónicos de comunicación en México y por qué estamos demandando a los senadores crear una nueva ley de medios. El país necesita de nuestro esfuerzo, súmate y se parte de los ya 2000 ciudadanos y las más de 80 organizaciones civiles que estamos convencidos de la necesidad de una nueva ley.

Infórmate en www.nuestrosmedios.org. En nuestra ciudad, pronto comenzaremos la campaña informativa en lugares públicos, así como la recolección de firmas.

Finalmente, recordemos que la democratización en el manejo de los medios de información es elemento fundamental para una nueva democracia, que si es nueva de veras, tendrá que ser incluyente.

 

 

rafael.ghernandezgc@gmail.com 

 

 
 

Radio Jën Poj: vientos de fuego

 

(Saúl Ibarra)

 

En 1994 ocurrieron dos grandes acontecimientos que marcaron el futuro de México; el TLC, signo de avance cultural y por el otro lado; un desborde zapatista que divulgó la paradoja en la que se estaba sumergiendo el país. Por un lado las modernidades y por otro lado las exclusiones. El realismo mágico del país afloró nuevamente, y tras el gran telón de los grandes medios, existen brotes alternativos de comunicación, los cuales proponen la re modificación de las condiciones culturales y sociales de Comunidades, Municipios, Ciudades y Estados. Uno de ellos son los medios alternativos, libres, autónomos, independientes, los cuales ofrecen nuevas formas para incidir en la realidad.

Jën Poj es uno de esos tallos. Germinada en Tlahuiltoltepec (ayuujk en lengua original), Oaxaca, en 2001, después clausurada en 2002 por autoridades del Estado y de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) por no contar con un permiso de las autoridades y, finalmente, reinaugurada en diciembre de 2004 cuando se convirtió en la segunda radio comunitaria que contó con un permiso de las autoridades. Jën Poj es signo de los distintos escenarios que configuran la realidad Mexicana. Zenaida Pérez, pieza fundamental para el desarrollo creativo de Jën Poj, respondió algunas preguntas para “Medieros”. 

–¿Cuál es la característica de una Radio Comunitaria?

–La comunicación y el entendimiento. Lo que decide la gente. En Jën Poj preguntamos a la gente la barra programática para así saber lo que les gusta escuchar. Cuando a alguien no le agrada, viene, nos dice y como esto es de la gente para cualquier problema tenemos su respaldo. La segunda sería nuestra lengua, hablamos en mixe, la gente nos entiende. Jën Poj busca revivir con nuestra música lo que nos alegra, seguir en vida colectiva, ver el alma de nuestro pueblo enverdecer y florecer.

–¿Las otras comunidades cómo reaccionan? ¿Qué dicen las autoridades?

–Nosotros queremos hacer entender que somos comunidades mixes, que ser mixe nos une. También queremos que los conflictos entre comunidades no sean más conflictos, sino que nos entendamos. Que vengan quienes quieran venir, esto es un servicio para la gente. Algunos nos pasan sus discos, otras personas sencillamente nos piden que anunciemos su fiesta o que hagamos enlace con otras personas. Los enlaces los hacemos y vamos a otras comunidades para escucharnos entre nosotros. Además hemos hecho talleres de radio, la gente acude, se interesa, quiere aprender y se cuestiona.

–¿Qué es lo que hace a la gente seguir viniendo?

–Que Jën Poj es un centro para gente que quiere hacer diferentes actividades, para quienes buscan identificarse con otro tipo de cosas que antes no había aquí y darlas a la comunidad, nosotros tenemos satisfacción cuando hacemos lo que nos gusta.

–En este aspecto de la radio que no está pensada para hacer negocios o en estar pasando anuncios, ¿cómo ves el futuro de los medios comunitarios, libres, alternativos?

–Yo creo que hay que seguir trabajando por la gente y con la gente, pero principalmente aquí, también, tenemos que armar redes, pero el conflicto de las redes, es que cada quien lo va a mirar desde donde está. Creo que platicando y entendiéndonos podemos lograr más cosas.

–¿Crees que la radio ayuda a la gente que ha emigrado y regresado a reintegrarse?

–Una radio contribuye al fortalecimiento de la cultura. Nuestro trabajo es resanar la vida cotidiana a través de la radio donde todos participemos con nuestras diversidades. Buscamos hacer de Jën Poj un espacio para encontrarnos y donde plasmemos nuestros sentimientos, pensamientos, inconformidades y necesidades. Hay cosas que no se ven, como la raíz, sólo vemos los frutos.

–Finalmente, ¿qué significa Jën Poj?

–Significa “vientos de fuego”, Jën es fuego y Poj es viento, es una interpretación de lo que significa la radio al mixe. Con la energía y el viento es posible transmitir ondas. Todo el tiempo tratamos de interpretar nuestra esencia, aquí existe la cosmovisión de la dualidad de las cosas, organizamos nuestro pensamiento de la misma forma, por eso tenemos dificultad en el tipo de educación que tenemos con el español, porque no tenemos el mismo proceso. Desde la forma de escribirlo es distinto. Al principio nos cuesta trabajo, pero cuando lo entendemos, podemos hacer entender a los otros.

El compromiso cultural de Jën Poj, en sus propias palabras, es “seguir recreando la lengua, nombrando las cosas a nuestra realidad, en nuestra palabra. Buscamos, en suma, continuar con el crecimiento de nuestra cultura y seguir fortaleciendo nuestra nación en la convivencia, respeto y diálogo en un México diverso”. Su trabajo propone una vista única de cómo plantear estrategias para el desarrollo, justo, de las comunidades. Puede escucharlos y visitarlos en www.radiojenpoj.org

Copyright 19992008 Sierra Nevada Comunicaciones All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV