Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 2 de abril de 2008
La Jornada de Oriente - Puebla - Suplementos
 
 
ECONOMÍA A RETAZOS
 

Alarma en la industria automotriz

Las diligencias a puerta cerrada en los cinco distritos comenzaron a las 9 horas; sin embargo, la apertura de documentos comenzó entre las 12 y las 13 horas / Alejandro Ancona

El obrero crítico.                                         

¿Recuerdan los pleitos y arrepentimientos con la tardía exigencia de renegociar el capitulo agropecuario del TLCAN? Pues ya comienzan, ahora los empresarios de la rama del automóvil, a preocuparse por las posibles repercusiones de la liberación total de las importaciones la industria automotriz.

Se presentan argumentos alarmistas y pronostican situaciones caóticas para esta rama industrial en México. Pero suponemos, o debíamos suponer, que después de 14 años de vigencia del TLCAN ya tuvieron que haber tomado sus previsiones ¿o no?

Durante este periodo, los trabajadores  hemos sufrido infinidad de cambios y constantes e imperativas adecuaciones conforme las necesidades del mercado, siguiendo siempre las normas globalizadoras, sin importar la opinión y el beneficio concreto para el trabajador.

Los empresarios han mostrado su preocupación por la constante entrada de vehículos procedentes de sus socios comerciales del norte y ven inquietos como sus ganancias no han prosperado como ellos quisieran. Siempre con argumentos unilaterales y paternalistas, las asociaciones patronales ofrecen sus puntos de vista pero no se cuestionan por qué la población opta por este tipo de vehículos importados en vez de consumir lo que ofrecen los “sobresalientes empresarios” de este sector, aquí, en el país. Les vamos a dar una idea. ¿Será por los precios reducidos y bajos impuestos? ¿O qué se imaginaran estas personas y los que promueven la liberación comercial?

Sus preocupados comentarios sobre que son chatarra y lo contaminante que son estas unidades, rápidamente son echados abajo por ellos mismos, o qué no formaron parte en las negociaciones para acordar las reglas y ver lo que convenía hasta llegar a la liberación total y, por otra parte, las verificaciones a que son sometidos por las autoridades tanto aduanales como ecológicas ¿no sirven para nada? ¿Qué explicación darán las autoridades?

Ya se han estructurado planes de apoyo para sectores económicos como las Pymes y ciertos grupos de flotilleros, para según ellos intensificar el sector productor del automóvil pero nunca conocimos que tan benéficos son estos programas en voz de los favorecidos, ni si convienen en realidad, pero ¿y la demás gente no tiene derecho también a un programa de estos? No, claro, ellos pueden seguir pagando todos los impuestos habidos y por haber, pues se tiene que seguir apoyando a los dueños del capital y el sobresaliente gobierno de la continuidad seguir allegándose de recursos cuyo destino, comúnmente, nunca se aclara, mientras que la mayoría de los consumidores cada vez están más aislados y sin defensas reales.

Comentarios: oabreg@hotmail.com; netasindical@hotmail.com

 
 

Anónimos

Edith Báez

A la memoria de Graciela
Gaspar Lima, Para Brisso
y Camila con mi afecto.

A lo largo de la historia mexicana hay una serie de nombres que han quedado grabados con letras perennes; desde la época prehispánica hasta nuestros días podemos recordar a Cuahtémoc, Cuitláhuac; durante la Independencia, a Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Josefa Ortiz de Domínguez; la Guerra de Reforma dejó en la memoria a Benito Juárez, Melchor Ocampo, Sebastián Lerdo de Tejada; de la Revolución evocamos a Emiliano Zapata y Francisco Villa; también recordamos como patriota ilustre a Lázaro Cárdenas.

Hay muchos más nombres de los que aquí se han mencionado, la falta de espacio nos obliga a omitirlos, pero no son menos merecedores de respeto y reconocimiento. En los libros de historia patria aparecen un sinnúmero de ellos, acompañados de sus respectivas hazañas que sirvieron para construir el presente.

Sin embargo, por cada hombre o mujer que se ha registrado con letras de oro, hay miles de seres anónimos que han servido para consumar esas grandes hazañas, personas cuya tarea fue denunciar, financiar o donar su vida, cuyo interés no era otro que el de buscar mejores formas de vida con justicia, democracia, dignidad, y que se unió a los líderes de las distintas causas en los diferentes momentos históricos.

Ellos integraron los grupos que se resistieron a la conquista española o que tres siglos después formaron parte del ejército insurgente y cayeron en el cerro de las Cruces o se unieron a los liberales en la defensa de Benito Juárez o se encerraron en una casona de la 6 Oriente en Puebla para repeler a la policía de la dictadura o dejaron sus chozas y tomaron la ciudad de México de la mano de Villa y Zapata o llevaron sus joyas o gallinas para pagar la deuda generada por la nacionalización del petróleo.

Así ha habido miles, cuyos nombres sólo quedaron en el recuerdo de los que los amaron, sus padres, hijos, hermanos, amigos; esos nombres están en un archivo olvidado, en un software que no ha de ser descifrado por equipo de cómputo alguno, porque no hay papelera que recicle a los anónimos.

Ahí, en ese espacio incógnito para la historia de nuestro país queda el nombre de mi querida amiga Graciela Gaspar Lima que se ha marchado de este espacio, que toda su vida dedicó su pensamiento y sus hechos a buscar un mundo mejor para los que coincidimos en el tiempo y que desafiaba una grave enfermedad uniéndose a la resistencia civil pacífica para que en este país la democracia se enseñorease en la política, la seguridad y la justicia social.

Perteneciendo desde joven a las juventudes comunistas, perseguía la utopía del bienestar para todos. Chela pensaba en un territorio donde los indígenas no tuvieran que mendigar, los niños no viviesen en la calle y las mujeres camináramos por sendas equitativas. Le dolía irse sabiendo que nunca su lucha tuvo fruto evidente, porque el México que deja está lejos de la equidad.

Sin embargo, no se fue para siempre. Los caminos que trazó quedaron para que otros los transitemos y cada vez que haya una concentración para defender el patrimonio nacional, que haya que ir a las plazas a volantear, a convencer a la gente de que debe levantar la voz, cada vez que alguien se oponga a la injusticia, su espíritu, como el de muchos otros anónimos, ahí estará.

Por eso, esto no es un adiós, es un hasta siempre.

 
 

Solidaridad

“Quiero decirles desde este hermoso pueblo ecuatoriano que me ha abierto sus brazos y su solidaridad, que sé que allá en México el coraje y la dignidad también están encontrando su lugar y que son muchos los actos y las formas mediante las que se exige que este crimen de Estado no quede impune. Gracias por estar con nosotros, con Juan, con Fernando, con Verónica, con Soren. Tengo la confianza de que no estoy sola, que la gente de mi pueblo sabrá luchar y hacer justicia; que en la UNAM nuestras autoridades han condenado los crímenes y han estado a la altura de los acontecimientos para defender el derecho a pensar y actuar críticamente. Estoy segura que muy pronto mis compañeros tendrán una lápida digna, que su muerte no será en vano ya que su semilla cayó en suelo fértil por lo que junto a ellos nacerán flores y frutos hermosos. Su voz que pretendieron apagar de una manera muy ruin se multiplicará en el grito de muchos millones por todo el planeta.

Me despido desde esta mitad del mundo fracturada por ese bombardeo cobarde. Sigo confiada en que esa América, esa patria grande por la que lucharon y soñaron Bolívar y Martí, muy pronto llegará. Nuestras naciones después de un largo eclipse florecerán. No hay imperio que viva eternamente”.

Fraternalmente. Lucía Andrea Morett Álvarez.
Quito, Ecuador a 25 de marzo de 2008.
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=65233 

 
 

Acompaña a Lydia Cacho en la presentación de su libro

Memorias de una infamia


este sábado 5 de abril
a las 12 del día en el zócalo de la ciudad de Puebla.
Presentarán el libro:
Carmen Aristegui, Lorenzo Córdova, María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera.

 
Copyright 1999-2008 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV