Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 2 de abril de 2008
La Jornada de Oriente - Puebla - Suplementos
 
 
MEDIEROS
desde los comunicadores
 

Saldremos libres, vivos o muertos

 

Las diligencias a puerta cerrada en los cinco distritos comenzaron a las 9 horas; sin embargo, la apertura de documentos comenzó entre las 12 y las 13 horas / Alejandro Ancona
Ana Lidya Flores

La faramalla mediática organizada por el gobierno del estado de Chiapas a propósito de la excarcelación de 145 reclusos está montada sobre la idea de un acto de justicia. Un mensaje claro, conciso y preciso que intenta cubrir de gloria a los tres niveles del estado. Lo que las gacetillas o inserciones pagadas en medios impresos y electrónicos han omitido decir, es que salen paramilitares y gente identificada con grupos caciquiles. Estas notas omiten informar que se quedan 15 presos y no hay posibilidad de que salgan. Curiosamente esos presos son adherentes a la otra campaña emprendida por el EZLN en el año 2006.

Miguel Ángel Granados Chapa, en su Plaza Pública de Radio UNAM, el martes 1 de abril, se refirió al asunto y entrevistó a Diego Cadena, abogado del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, y recordó que estos 15 presos tienen un grave estado de salud después de 36 días de huelga de hambre. Sus compañeros adherentes a la otra campaña salieron del penal, pero siguen sin comer. La consigna es “Saldremos libres, vivos o muertos”.

Cabe recordar que Zacario Hernández, de la organización “Pueblo creyente”, inició de uan manera espontánea su huelga de hambre el pasado 25 de febrero. Esta acción se contagió a sus compañeros recluidos en el penal de El Amate. Y como están organizados en la otra, los de La Voz de El Amate contagiaron a los de La Voz de los Llanos y a los de La Voz de Catazajá.

El Centro Fray Bartolomé de las Casas ayudó a que la voz de los internos llegara fuera del penal, primero para denunciar la grave situación en que se encontraban los reclusos en el penal, y luego para difundir la acción de los internos. Cabal y mesurado, Granados Chapa señaló que la estrategia de oración, ayuda y huelga de hambre fue clave para la excarcelación.

Sin embargo, la nota de Hermann Bellinghausen y ángeles Mariscal permite recordar cómo queda la numeralia de los indígenas recluidos en los penales del estado. El texto y los nombres están disponibles en la edición del 1 de abril de 2008 de La Jornada. De acuerdo con reportes de integrantes de la otra Puebla, aún quedan 15 vidas en vilo. De La Voz de El Amate restan seis por salir; de La Voz de los Llanos, cuatro, y de Playas de Catazajá faltan cinco. Ahí están los 15 que no tienen posibilidad alguna de salir. Todos presos inocentes, pues está documentado por las ONG que su reclusión es por motivos políticos.

La sección de cartas de lectores de La Jornada ha permitido conocer directamente, el llamado al gobierno de Chiapas para excarcelar a estos indígenas inocentes. Sin embargo, la respuesta es contundente: desde la perspectiva del Ministro de Justicia del estado de Chiapas, las pruebas periciales para mantenerlos en prisión son positivas. El mensaje es claro: no habrá excarcelación para ellos.

En función de esta información, los adherentes a la otra campaña en México y en el resto del mundo se movilizarán el jueves 3 de abril para continuar con la lucha y el eje que la sostiene: “Saldremos libres, vivos o muertos”. A juzgar por el dicho de las autoridades, por el manejo mediático que encubre la situación de los indígenas en huelga de hambre, y por el silencio mediático sobre la protesta que desde el 25 de febrero sostienen estos 46 presos, lo que quiere el gobierno de Juan Sabines es que estas personas mueran dentro o fuera de la prisión. Ante este estado de cosas es imposible sumarse al silencio cómplice de los medios informativos que se olvidan de cubrir estos hechos.

 
 

Los emos según Kristoff

 

(Jonathan Vázquez Betancourt)

“El emo es una mamada, es una cosa para niñas de 15 años a las que apenas les acaban de salir pelos ahí, que se acaban de emocionar porque les encanta el cantante del grupito, no por porque les guste la música ¡fuckin’ bullshit!, no hay movimiento, no hay una manera de pensar, no hay músicos, confunden el punk con el hard rock, el scream; juntan todas las corrientes nada más para darle un significado a su estúpido y pendejo movimiento”.

Las anteriores declaraciones reflejan la forma de pensar del presentador de Telehit (que pertenece a Televisa) Kristoff. En su programa Kristoff presenta este empleado de la televisora más influyente de América Latina insultó a los jóvenes que se identifican con la tribu urbana emo.


Kristoff nos insulta

Durante el periodo de semana santa, los titulares de noticieros Televisa estuvieron de vacaciones y dejaron como suplentes a otros conductores. En Primero noticias, espacio que dirige Carlos Loret de Mola, pero que en su ausencia tomó Paola Rojas, se realizó una entrevista a dos jóvenes emos y al padre de uno de ellos.

Rumbo al final de la plática, los jóvenes explicaron algunas de las características del grupo; comentaron que no siempre están tristes; “de hecho, en este momento estoy muy contento”, dijo uno. Paola Rojas los despidió y en eso la interrumpió Womita, un emo: “Sólo quiero decir una cosa más”.

–Rápido, Womita, porque nos tenemos que ir al resumen –respondió Rojas.

–Sí; lo que pasa es que hay un conductor de Televisa, de Telehit; se llama Kristoff y ha estado incitando a la violencia en nuestra contra y nos ha insultado en su programa –remató Womita.

Con la cara desencajada, Paola Rojas no tuvo más que darle fast track al fin de la entrevista y señalar: “Habrá que hablar con él, porque eso no puede ser”.


Emeequis

La revista Emeequis publicó un reportaje realizado por Diego Mendiburu. La entrada del texto es elocuente. Una pregunte de un emo, Rodrigo, al reportero: “¿Tu has sufrido?... Yo sí, y mucho.” “Sufre por amor, por su familia, porque nadie lo comprende. Sufre lo que todos los adolescentes”, describe el periodista.

Hace una descripción del entorno en el que distintos (y actualmente antagónicos) grupos juveniles de diferentes ideologías, se reúnen en la glorieta de Insurgentes de la ciudad de México para convivir.

El Rulo, conductor de la estación Reactor 105.7 F.M. explica que el término emo proviene del emotional hardcore, una forma de punk que surge a principio de los 80 en Washington D.C. y toca, en lugar de cuestiones políticas, aspectos personales”.

Tras las agresiones que han padecido estos jóvenes, distintos medios de comunicación se han acercado al tema y le han dado un tratamiento de nota informativa la mayorías de las veces. El conflicto se agudizó (hubo más agresiones en diferentes estados de la República, incluido Puebla) y tomó tonos cada vez más alarmantes para las corporaciones policiacas.

El sábado 22 de marzo de 2008 el periódico El Centro publicó en primera plana la convocatoria que hizo el gobierno del Distrito Federal para discutir sus diferencias; el titular del diario apuntó: “Cumbre Emo–Punk”.

A un lado de la nota principal del medio dirigido por Salvador Camarena, en página impar, aparece el joven Kristoff. El medio lo define como “famoso por su irreverencia y lenguaje florido”. Apunta que después de las agresiones que se dieron en Querétaro en contra de algunos emos, cambió su discurso. “Kristoff y su doble discurso”, dice la cabeza de la nota. A la letra señala: “Métanse con la Mara Salvatrucha, cabrones. Se meten con los emos porque están en su pinche pedo. Déjenlos, qué mamada les hicieron”.

El conductor de televisa que tiene un espacio de una hora en Telehit, de lunes a viernes, respondió en una entrevista para el portal de Televisa esmas en la que se autodefine: “Nunca he estudiado; no tengo cualidades; ja, ja, ja, no tengo talento; el momento más emocionante de mi vida fue cuando choqué; el momento más feliz de mi vida fue cuando estuve a punto de morir; el momento más triste te mi vida fue cuando supe que no iba a morir”.

La irresponsabilidad socio–mediática de Televisa y los conductores de sus espacios informativos y de entretenimiento ya no sólo se ciñe a contenidos de nula calidad, sino que además, como este caso que lo ejemplifica cabalmente, explora el ámbito de la provocación, del insulto, de la agresión.

Televisa, aprovecha (entre otras cosas) el espectro radioeléctrico –patrimonio de la nación– para insultar a los jóvenes mexicanos, para promover violencia en su contra y para ello tiene a un brillante conductor: Kristoff. Hasta hoy, no hay un sólo comunicado de la empresa deslindándose de las declaraciones y actitud del joven Kristoff. Pero él sí sigue con su programa al aire.

 
Copyright 1999-2008 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV