"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
miércoles 24 de octubre de 2007

La ciudad de Pahuatlán, por derrumbarse totalmente, señalan autoridades y vecinos

Javier Puga Martínez

La ciudad de Pahuatlán está a punto de derrumbarse. En eso coinciden las autoridades del ayuntamiento y los pobladores de esta cabecera municipal enclavada en la Sierra Norte del estado de Puebla. Esto ocurrirá pronto, más cuando el gobierno del estado se sigue negando a intervenir para poder solucionar dicho problema, además de que insiste en minimizar los llamados de auxilio que se lanzan desde este lugar.


La situación en Pahuatlán es delicada, pues hay 150 familias en riesgo, las cuales conformaron un comité de vecinos ante la falta de respuesta de las autoridades. En la imagen, el derrumbe de la clinica del lugar ocurrido el día de ayer / Foto: José Castañares

Durante toda la madrugada de este martes los vecinos hablaron por teléfono al Sistema Estatal de Protección Civil (Seproci) para solicitar ayuda urgente, pues desde las 6 de la tarde del día anterior el hundimiento que está en la calle 5 de Mayo se hizo más grande, cuando toneladas de lodo y piedra se hundieron: tres casas y una clínica de salud se vinieron abajo sin que se reportaran heridos o pérdidas humanas.

El derrumbe continúo ayer durante todo el día, y agravó la situación de 150 familias que están en riesgo, las cuales conformaron un comité de vecinos ante la falta de respuesta de las autoridades locales y estatales.

Mientras el director de esa dependencia estatal, Miguel Ángel Martínez Pérez, afirmó que personal a su cargo ya había sido desplegado hacia la zona, lo cual resultó falso, pues durante un recorrido realizado por este diario en el lugar en ningún momento se pudo observar a ese personal. Los pobladores aseguraron durante una entrevista que Protección Civil del estado hace meses que no ha estado en la zona.

Afirmó que se mantiene “en comunicación constante” vía telefónica con el Comité de Protección Civil de este municipio serrano; sin embargo, en Pahuatlán, no existe ningún comité de Protección Civil.

Aunque Martínez Pérez reconoció en rueda de prensa que el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) ya calificó a esta zona como de “muy alto riesgo”, acusó a los vecinos de no querer abandonar el lugar, por lo que Protección Civil no podía hacer más. El funcionario descartó la posibilidad de utilizar la fuerza pública para evacuar a la población perjudicada.

En tanto, el presidente municipal de Pahuatlán, José Luis Aparicio Mejía, no se estuvo en el municipio en todo el día. Los perjudicados, que exigían su presencia y apoyo en el lugar, aseguran que rara vez se le puede ver. “Ha de estar borracho o curándose la cruda en alguna cantina de allá arriba”.

“Se va a ir todo Pahuatlán”: Comuna

“Esto se está viniendo abajo cada vez más, en cuanto se derrumbe la calle 5 de Mayo todo Pahuatlán también se va a ir, va a desaparecer”, manifestó el director de Obras Públicas de dicho ayuntamiento, Gerardo Castillo.

En entrevista, reconoció que la actual administración municipal sólo ha realizado gestiones ante los gobiernos federal y estatal a fin de que sean esas instancias las que puedan dar una solución mayor al problema, que empezó con una fisura de 20 metros tras las lluvias de 1999.

“Esto no es un problema de la actual administración, sino que viene de muchos años atrás; a nosotros nos tocó el golpe más fuerte, y la critica viene. Puede ser por los tiempos políticos, pero como ayuntamiento se ha hecho lo que ha estado a nuestro alcance”.

Mientras el funcionario era entrevistado, a pie del hundimiento, hubo necesidad de salir corriendo, pues la tierra seguía desprendiéndose con más frecuencia e intensidad. La ayuda que el municipio ha recibido hasta ahora por parte del gobierno del estado son colchonetas y cobijas. Y nada más. “Vinieron geólogos de las universidades, personal de la Conagua, pero no se ha dictaminado nada, nosotros seguimos esperando”.

La solución podría ser la construcción de un colector de aguas pluviales, así como un eficiente sistema de drenaje, que puedan canalizar las aguas de forma correcta y segura hacia los desagües, pues actualmente terminan en el hundimiento de la calle 5 de Mayo; ése podría ser el origen del problema, señaló el funcionario.

“Lamentablemente. Y la próxima administración va a tener una responsabilidad muy grande. A estas alturas, con un fenómeno como éste ¿qué podemos hacer? El sol no se tapa con un dedo. Es un problema gravísimo. Todos hablamos de eso, y cuando se vaya la calle 5 de Mayo, se va a ir todo Pahuatlán. Tú te das cuenta de la magnitud, y cuando todo esto se vaya, Pahuatlán se va a recorrer... es preocupante”, afirmó.

“García Pajares hace puras chingaderas”

Ante la falta de apoyo por parte de las autoridades, los más de 70 vecinos se organizaron y formaron el Comité de Colonos de la calle 5 de Mayo, que se ha movilizado para presionar a las instancias correspondientes a fin de salvar su único patrimonio.

“Les pedimos a los funcionarios que dejen la burocracia, que se paren de sus asientos y que vengan a ver la realidad de las cosas; para ellos no pasa nada porque no pueden ver el miedo que tenemos. Tenemos mucho temor, y estamos muy preocupados, pero las autoridades no hacen nada”, criticó óscar Ramos Mejía, un integrante del comité vecinal.

Nadie de Seproci se presentó en el lugar, y a pesar de la insistencia de vecinos para que la zona se acordone, ayer el derrumbe se convirtió en un espectáculo para unos 120 curiosos que contemplaron cómo se cayeron la clínica y las casas, agregó Ramos Mejía.

En tanto, otro vecino de la calle en riesgo señaló que Germán García Pajares, director operativo de Seproci, está bloqueando a los medios de comunicación para evitar que lleguen a Pahuatlán e informen lo que realimente sucede en esta población. “Es un pendejo, nada más está haciendo puras chingaderas y evitando que los medios lleguen. Estamos enterados de que dieron una rueda de prensa en Puebla y dijeron que aquí no está pasando nada”.

Mientras, en Pahuatlán parece ser más importante la campaña política por la alcaldía y la diputación local que atender el derrumbe que cada vez avanza más hacia el poblado. “En lugar de estar gastando en tanta publicidad y en promocionar a los candidatos, a regalar tantas cosas, deberían de destinar ese dinero aquí en ayudar, no en decir tantas mentiras. La Secretaría de Desarrollo Social del estado vino a hacer una encuesta en la familias afectadas, pero no tomaron en cuenta a todas y nos aclararon que no a todos se les iba a dar apoyo; ya lo están politizando. Desgraciadamente así están las cosas: la autoridad brilla cuando regala cosas para promocionar el voto”, remató Ramos Mejía.