"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla >
miércoles 26 de septiembre de 2007
   

ECONOMÍA A RETAZOS



La administración

Miguel Ángel Burgos Gómez

Alexis de Toqueville comprendió claramente como la Revolución Francesa y lo que a su alrededor se construyó trajo para la sociedad del Nuevo Régimen una estabilidad fundada en lo que el llamó la Constitución administrativa. “Se cambiará la persona del príncipe o las formas del poder central, pero el curso diario de los negocios no fue ni interrumpido ni alterado”, escribía el susodicho al referirse a las varias revoluciones y revueltas posteriores a 1789.

Al lado de toda Constitución Política está una constitución administrativa que, en el caso de Francia –dicen los que saben–, permanece inalterada desde Napoleón. Y así es. Recuerdo a un compañero en la primaria, cuando ocurrió el temblor que le tumbó la cabeza al Ángel de la Independencia, que decía todo enojado “pinche terremoto, ni las clases suspendieron.” Ante cualquier catástrofe, el papel del gobierno, de los gobiernos de todos los niveles es restablecer la “normalidad”. No se trata de auxiliar a los damnificados, sino de restablecer el “trabajo fecundo y creador”, el no permitir que los niños pierdan clases, pero sobre todo restablecer el ritmo de las ganancias de los negocios. Eso que llamamos administración es lo que en ciencia política llaman el Estado. Sociólogos, politólogos y demás científicos sociales se quiebran la cabeza para explicarnos qué es el Estado y lo único que aciertan a decirnos es que no hay que confundirlo con el gobierno.

Para mí, la administración es esencialmente la administración del tiempo. Del tiempo de trabajo, por supuesto, del valor. Pero también del tiempo libre. Del tiempo pasado: la historia. Del tiempo futuro las ilusiones, los sueños, las esperanzas y, faltaba más, las planeación de las ganancias. Por eso la administración es esencial. Está por encima de y también le subyace a la política. Benjamín Franklin dijo “el tiempo es oro”. El reloj es el sistema operativo del capitalismo moderno, lo que posibilita todo lo demás: las reuniones, las fechas limites, los contratos, los procesos de fabricación, los horarios, el transporte, los turnos de trabajo, dice Corl Humoré.

Cuando a finales del siglo XIX se creo la hora oficial la potencia del reloj se desarrolló al máximo y las naciones empezaron a armonizar sus quehaceres. Un reloj de la empresa Electric Signal Clock, que tenía el nombre comercial de Autócrata, prometía en su publicidad “revolucionar a los rezagados y a los impuntuales”. En 1876 apareció el primer despertador de cuerda. Poco después se instalaron en las industrias los relojes ‘checadores’. El credo laboral de Frederick Taylor, el creador de la administración científica del trabajo, era “primero el programa, luego el hombre”.

La administración del tiempo esta fundada en el control de la temporalidad humana o historicidad. Esta temporalidad o percepción del tiempo solo se instaura a través de uso del lenguaje, de todas las formas del lenguaje. Solo a través de este uso es que en el “tiempo real”, es decir, en el presente podemos referirnos al pasado o al futuro. El pasado sólo puede vivirse como recuerdo, invocando al relato.

El futuro solo se vive como proyecto, imaginando y planeando mundos posibles. Por eso el subjuntivo, es el mundo de la imaginación sin límites. “Ya me vi” dice el comercial del ‘Me late’ y ahí estamos soltando los 15 pesotes. La administración del tiempo, osea de los usos del lenguaje, de los múltiples discursos, se ejerce sintéticamente como monopolio del dinero. Y este monopolio del dinero, que llamamos capital es la Constitución administrativa de la que hablaba Toqueville.



¿Libertad de expresión?

Edith Báez Reyes

La libertad de expresión en los gobiernos autoritarios suele estar limitada, precisamente porque representa una amenaza; en cambio, en los gobiernos democráticos, la posibilidad de expresar libremente las ideas, es un derecho ciudadano.

En México, el derecho a la libertad de expresión se encuentra garantizado constitucionalmente, sin embargo, dependiendo del gobernante en turno, se ha limitado, como ocurrió en las décadas de los 60 y los 70, o se ha relajado como en el sexenio anterior.

La libertad de expresión permite la posibilidad de analizar los distintos problemas que han de resolverse y que afectan a la generalidad. Sin embargo, como todas las manifestaciones de libertad, ésta también está limitada por los derechos de los demás.

Desafortunadamente, en aras de la libertad de expresión, con frecuencia, se incurre precisamente en el menoscabo de los derechos de terceros, se abusa de la posibilidad de enunciar lo que se piensa cometiendo con ello un atropello a la dignidad de las personas, entre otras cosas.

En nuestro país esto último suele ocurrir en las campañas políticas; el afán de obtener el triunfo ha llevado a los contendientes a una verdadera carnicería. Nunca, como ahora, los candidatos a algún puesto público han utilizado, sobretodo los medios masivos de comunicación, para denostar al oponente y dicho sea de paso, con dinero del propio pueblo que ha de elegirlos.

Por ello, cuando las televisoras han armado tremendo tinglado para manifestar su oposición a la reforma electoral, esgrimiendo que se atenta contra la libertad de expresión, en realidad lo que están mostrando es desesperación por las grandes cantidades que por la vía de la publicidad, dejarían de percibir. Pues si hay quienes han dado una connotación distinta al concepto de libertad de expresión, son justamente las dos empresas del duopolio televisivo, que lo han utilizado precisamente para manipular las decisiones de los ciudadanos y han convertido a los individuos que buscan los cargos públicos en verdaderos artículos de compraventa, dignos del libre mercado que nos azota. Han dañado a la democracia sobremanera y al mismo tiempo, han acumulado en sus arcas, verdaderas fortunas que no tienen otro origen que los impuestos que pagamos usted y yo, por diferentes vías.

Todavía hace falta que la mencionada reforma haga su ronda por las distintas entidades federativas del país, es allí donde las televisoras pudieran manejar a los congresos locales por vía de los gobernadores. El juego no ha terminado, lo lamentable es que pudiesen lograr su cometido pues los beneficios que ofrecen suelen ser apreciados por los políticos a quienes los anuncios televisivos les reditúan buenos dividendos, dada la penetración que suelen tener en un pueblo tan susceptible de ser manipulado, como es el nuestro.



Ahora resulta que los chamaquearon los panistas

 

Después de haberse aprobado la reforma fiscal por el PRIAN, nos enteramos, junto con los diputados del PRI que votaron a favor, que el aumento de 2 centavos al precio del litro de las gasolinas y el diesel se aplicaría a partir del mes de octubre y no en enero de 2008 como creían. He aquí la disculpa, esta vez en voz de Emilio Gamboa Patrón:

“A nosotros no se nos informó que podía darse la aprobación de las gasolinas en octubre o noviembre, por eso vamos a pedirle al Ejecutivo que el incremento de los dos centavos sea a partir del 1 de enero. Hay que ser muy transparentes y nunca se comentó en la Cámara de Diputados lo digo abiertamente.

“Lo vimos todos, nada más que se nos pasó, o no nos dimos cuenta que podía autorizarse en octubre o noviembre.

“–Qué no leen los diputados?

“–Sí lo leemos, lo que pasa es que no leemos todo los diputados. La Comisión de Hacienda está obligada, pero vivimos dos semanas terriblemente complicadas con todas las iniciativas, y lo que pasa es que hay un transitorio que nosotros no vimos.” ¿Usted le cree...?

(El Financiero, 21 de Septiembre de 2007, p. 8.)



Seminario en la UAP

 

Los Cuerpos Académicos “Capitalismo Contemporáneo” y “Economía Internacional” de la Facultad de Economía invitan a participar en la segunda sesión del seminario

“La teoría marxista hoy. Problemas y perspectivas”

Que se efectuará el viernes 28 de septiembre de las 11 a las 13 horas en la sala de usos múltiples de la Facultad.

Informes e Inscripciones: Secretaría de Investigación y Estudios de Posgrado, Facultad de Economía, Ciudad Universitaria.

Teléfono 229 55 00 extensión 7808.



Hoy miércoles 26 de septiembre, a las 12 horas en el auditorio ubicado en el segundo piso del edificio del Posgrado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales en la Ciudad Universitaria

Carlos Matías, especialista en cuestiones indígenas, dictará la conferencia El indigenismo en México

Cine debate en Rayuela (2 Oriente 809 altos)

Mañana jueves 27 se exhibirá la película de Óscar Méndez “La lucha por la tierra de Jaramillo” (1999).

Sinopsis: La lucha de Rubén Jaramillo por la tierra se sustentó en la tradición comunera del estado de Morelos. Comunista, su lucha legal y autodefensa armada, lo llevaron a la candidatura al gobierno de Morelos y a la fundación de la Cooperativa Emiliano Zapata para hacer del Ingenio de Zacatepec una empresa popular autogestiva. La CIA y el FBI participarían en el asesinato de su familia por el ilusorio complot contra Kennedy en su visita a México. Un comando ejecutó a Jaramillo, esposa e hijos Ricardo, Enrique y Filemón, tan sólo unas semanas después del abrazo de conciliación entre el presidente López Mateos y el revolucionario.

Fuentes: jornada.unam; images.google; redescolar.

ilce.edu.com; lahaine.org.

EnviarEnviar ImprimirImprimir