"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
jueves 20 de septiembre de 2007

ESTÉTICA Y SALUD



¿Cómo adelgazar?

Rafael H. Pagán Santini


La capacidad aeróbica, junto con ejercicios de resistencia, aumenta el volumen de masa muscular, y ésta se encarga de consumir el exceso de grasa

o existen fórmulas mágicas para adelgazar. Para poder lograr un cambio en nuestro cuerpo que sea duradero se requerirá que las medidas que se tomen no sean exclusivamente físicas. La reflexión sobre nuestro cuerpo va más allá de los elementos biológicos que lo componen. El cambio de hábitos alimenticios debe estar centrado en la “reinvención de sí mismo”. Pudiera parecer complicado, pero esto comienza simple y llanamente por la “preocupación por sí mismo”.

Antes de comenzar un plan de adelgazamiento, reflexione sobre su estilo de vida. Ahí es donde está el resurgimiento de su salud. Si es que verdaderamente necesita adelgazar, a través de la reflexión sobre su estilo de vida conocerá cuáles son las causas de su sobrepeso. El estilo de vida sedentaria puede ser el producto de un trabajo que exige estar sentado durante muchas horas del día. Buscar actividades físicas que compensen la falta de movimiento en nuestro trabajo pasa por mirar a nuestro alrededor e identificar lo que podemos hacer para iniciar una vida más activa.

Después de un determinado tiempo, muchos de los comportamientos en nuestra vida ya no pueden ser cambiados por simples actos de voluntad. Esto empeora si carecemos de estímulos para el cambio. Podemos iniciar reconociendo cuáles son esos comportamientos que ya no controlamos, que se oponen a los cambios que deseamos hacer en nuestras vidas. Un clavo saca otro calvo; comience pensando en usted; sustituya aquellas actividades que van en detrimento de su salud, y añada a su vida actividades que le producen satisfacción y placer pero que restauran su vitalidad.

La reflexión sobre su nutrición tiene que estar unida a la de su actividad física. Una debe ir de la mano de la otra, ya que ambas son los dos lados de la balanza. Lo balanceado de una buena alimentación consistirá en gastar la energía que se consume. El principio es muy sencillo, si se come más energía de la que se gasta esta se almacenará y usted engordará.

Cada cuerpo, cada sexo y cada edad tienen su fisonomía. El plan de adelgazamiento es individual, y deberá amoldarse al estilo de vida que se tiene. Las modificaciones deberán ser graduales para que el cuerpo se adapte a ellas. De otra forma, el cuerpo intentará volver a su estado original. Es importante que se comprenda que muchos de los cambios que nuestro cuerpo va sufriendo debido a la vida sedentaria y a la sobre alimentación son cambios de adaptación. Y reencaminar esos cambios conllevará mucho tiempo y energía. El cuerpo tendrá que adaptarse a ser delgado y con masa muscular.

Las enfermedades surgen como consecuencia de algunas de las adaptaciones que nuestro propio cuerpo ha hecho para compensar el desequilibrio metabólico. Además, muchas de esas adaptaciones ya han causado cambios irreversibles en nuestro cuerpo, lo que implica que nuestra revitalización tendrá siempre un límite. No podemos pretender dar marcha atrás; la mira debe estar puesta en restaurar y en revitalizar nuestro cuerpo.

Después del proceso reflexivo, conozca cómo se encuentra su fisiología interna. Investigue los niveles de azúcar, colesterol, triglicéridos. Esto es necesario porque primero deberá hacer modificaciones relacionadas con su salud antes que con su estética. Si usted padece de presión alta el primer cambio será reducir la sal y aumentar el consumo de potasio a través de las frutas. Si tiene los niveles de azúcar elevados, deberá reducir la ingesta de azúcar. Los cambios deberán ser en beneficio de su salud.

Finalmente inicie el régimen de adelgazamiento. No deje de comer, sustituya sus alimentos chatarra por alimentos de alto contenido nutricional y de bajo contenido calórico e inicie un plan de ejercicio. Al dejar de comer perdemos masa corporal, y el cuerpo tratará de recuperarla lo antes posible. Al ejercitarse sin dejar de comer aumentará su volumen corporal y no su superficie. Lo que queremos buscar es aumentar la masa muscular con ejercicio dirigido a esto. Mejore su capacidad aeróbica con ejercicios de resistencia. Al aumentar el volumen de masa muscular, ésta se encargará de consumir el exceso de grasa.

Las metas siempre deberán ser realistas y la mira debe de estar en un cuerpo saludable. Los patrones de talla corporal que se promueven en televisión son ficticios y obedecen a la necesidad de un mercado, no a la fisiología normal de un cuerpo. No se deje engañar.

Si desea más información sobre este texto puede escribir al correo electrónico

rhpmedicus@yahoo.com.mx

EnviarEnviar ImprimirImprimir