"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Economía
miércoles 19 de septiembre de 2007

ECONOMÍA A RETAZOS



Cascada de impuestos

*Impuesto Empresarial a Tasa “nica (IETU). Sustituye al Impuesto al Activo. Gravará los ingresos de las empresas y personas físicas conectividad empresarial. Comenzará en una tasa de 16.5 por ciento en 2008; subirá a 17 por ciento en 2009 y quedará en 17.5 por ciento a partir de 2010.

*Impuesto Sobre la Renta (ISR). Gravará con el ISR todo cambio de control accionario de una empresa en el mercado de valores. También se gravará con el ISR la venta de acciones en bolsa, sólo cuando el paquete accionario exceda el 10 por ciento del capital social de una empresa.

*Impuesto a los depósitos en efectivo. Gravará con una tasa de 2 por cierto los depósitos en efectivo que excedan los 25 mil pesos durante un mes.

*Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) a los juegos con apuestas y sorteos. Gravará con 20 por ciento la contraprestación que se cobre por participar en juegos con apuestas y sorteos.

*IEPS a la venta final de gasolinas y diesel. Cada mes, a partir de enero de 2008, el precio por litro de estos combustibles subirá a razón de 2 centavos durante 18 meses. Los recursos obtenidos con este gravamen serán administrados directamente por los gobiernos estatales.

(El Financiero, 14 de septiembre de 2007, p. 4.)



Cine debate

El jueves 20 de septiembre, a las 18 horas, en la 2 oriente 809 (altos) se exhibirá

Los olvidados

Película de Luis Buñuel filmada en 1950.

En su momento la proyección de esta obra maestra de Buñuel irritó a la burocracia y a la burguesía pues mostraba un México de pobreza. ¡Imposible!, eran los tiempos de “la democracia y el desarrollo social”, era un “México maravilloso” donde se soslayaban las profundas desigualdades sociales y la falta de oportunidades para los jóvenes que tenían que enfrentar la crueldad y el abandono de una sociedad que los despreciaba.

La película fue un deslumbrante aporte de Latinoamérica al cine mundial. Actores: Miguel Inclán, Roberto Cobo, Stella Inda, Alfonso Mejía.



La nueva redacción del artículo 41 constitucional

“Ninguna otra persona, física o moral, sea a título propio o por cuenta de terceros, podrá contratar propaganda en radio y televisión dirigida a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, ni a favor o en contra de partidos políticos o de candidatos a cargos de elección popular. Queda prohibida la transmisión en territorio nacional de este tipo de mensajes contratados en el extranjero”.



Esta propuesta era mejor que el gasolinazo

En primer término, proponemos que los 22 mil millones de pesos que pretende recaudar el gobierno usurpador con el aumento en la gasolina y el diesel, se obtengan de las siguientes partidas:

“1. Que se ajuste a la baja la partida 1509 para reducir a la mitad las percepciones desde el presidente espurio hasta los directores generales adjuntos del Poder Ejecutivo Federal; que se reduzcan también a la mitad las percepciones de jueces, magistrados y ministros de la Suprema Corte de Justicia del Poder Judicial de la Federación, y que de la misma forma se reduzcan a la mitad las percepciones de diputados federales y senadores. Con este ajuste se obtendría un ahorro de 10 mil millones de pesos.

“2. Que se suprima la partida 1407 del Seguro de Separación Individualizada, que consiste en un fondo de ahorro especial para alta burocracia y que se estima para este año en 5 mil 60 millones de pesos.

“3. Que se cancele la partida 1406 de Gastos Médicos Mayores, para atención en hospitales privados de la alta burocracia, que equivale a 2 mil 300 millones de pesos. Que vayan al ISSSTE para que vean lo que se siente.

“4. Que se cancelen las pensiones a ex presidentes que equivalen a 260 millones de pesos al año.

“5. Que se elimine la entrega de bonos discrecionales de fin de año para los altos funcionarios públicos, que representa una erogación de 5 mil millones de pesos.

“En suma, con sólo estos ajustes al gasto, no habría necesidad de aumentar el precio de la gasolina y del diesel.”

(Discurso de Andrés Manuel López Obrador ante los diputados del Frente Amplio Progresista, 11 de septiembre de 2007).



La patria no, el asfalto es primero

Miguel Ángel Burgos Gómez

Se dice que en 1889 llegaron a la ciudad de México los primeros coches que eran eléctricos y franceses. Tres años más tarde comenzó a circular otro modelo de auto, también francés, pero de gasolina. Empezaba el auge de la industria petrolera.

Para 1906 el número de automóviles que se movían ruidosamente por las calles de la ciudad de México, era tal que el gobierno de la misma, que entonces era ayuntamiento, expidió una ley que prohibía a quienes conducían coches ir a una velocidad mayor de 10 kilómetros por hora. Para hacer cumplir esta disposición los agentes de policía fueron autorizados a detener al vehículo infractor, a revisar la licencia del chofer y a reportar a la autoridad superior la infracción cometida. En esa época circulaban aproximadamente 800 vehículos. Con el automóvil llegó la pavimentación de las calles, claro, con la pavimentación los baches y con éstos un negocio fabuloso que abarca, al menos, a compañias constructoras, fabricantes de suspensiones y traficantes de asfalto.

En 1921 era tal el desorden vial y la desobediencia al reglamento de 1906, que el ayuntamiento dispuso severas medidas para prevenir “la serie de asesinatos que a diario cometen los choferes”. Que tiempos aquellos y sin embargo la amenaza se veía venir.

Hace como 10 o 12 años, no recuerdo bien, empezaron a circular por las carreteras nacionales unos verdaderos trenes con ruedas de hule, “cuidado: doble semirremolque” dice la leyenda que escriben en su parte trasera haciendo uso del mejor y más culto idioma castellano. No conozco las estadísticas, ni creo que sea fácil saberlas con eso de que ahora cada vez más cosas se consideran como ‘información clasificada’, pero esos mastodontes han elevado seguramente a la n el número de tragedias en los caminos. El domingo 9 pasé al lado de una carambola, minutos después que ocurriera, entre cuatro de estos monstruos en la carretera cercana a Cuapiaxtla. Uno de ellos ardía y los vecinos se daban a la tarea de apagar el fuego de la cabina con botellas de agua, donde seguramente yacía el conductor. Al otro día, lunes 10, no vi nada en las noticias sobre este accidente, pues otro parecido, pero con peores consecuencias había ocurrido en el norte del país con un saldo de decenas de muertos y cientos de heridos. ¿Qué autoridad, ejecutiva, legislativa o judicial, o que poder ‘fáctico’ autorizó la circulación de estas amenazas rodantes, cargadas con materiales peligrosos como reza también otra leyenda que portan con cinismo? Sobre todo cuando la mayoría de las carreteras siguen siendo del mismo ancho que hace 80 años, cuando los automotores circulantes representaban una fracción ínfima de la de hoy. No hay poder humano que pare esta verdadera masacre de familias enteras. Detrás está la industria petrolera mundial, la de automotores, la de neumáticos etcétera, mismas que se ocuparon de desmantelar el sistema ferroviario en la mayoría de los países: en México por ejemplo. Por eso cuando hace algunos años, una investigadora, estudiosa de los Ferrocarriles Nacionales de México me preguntó que quién había organizado las huelgas ferrocarrileras de 1958-59, le dije bromeando a medias: “la General Motors”. Ahora, dicho sea con todo respeto a los obreros de aquella época y a sus desaparecidos lideres épicos Demetrio Vallejo y Valentín Campa, creo que no era descabellada mi respuesta. Este asunto es mucho, muchísimo más importante que las sospechosas explosiones de los gasoductos de Pemex o el alto a los spots políticos y partidarios en la TV. También es parte de una ley de comunicaciones y transporte. Pero claro, no es espectacular políticamente.

EnviarEnviar ImprimirImprimir