"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Estado
jueves 6 de septiembre de 2007

La eventualidad de tragedias aumenta por la negativa de la gente a evacuar, informó Miguel Ángel Martínez

Derrumbe en Tlatlauquitepec hiere a 2 albañiles; hay 400 personas en riesgo

Martín Hernández Alcántara

El desgajamiento de un cerro hirió ayer a dos albañiles que reparaban una casa ubicada en el municipio de Tlatauquitepec, ubicado en la Sierra Nororiental de Puebla. La salud de los alarifes es estable, informaron las autoridades, aunque en el lugar hay otras 400 personas sumamente vulnerables a otro deslizamiento de tierra.

En realidad son más de 600 mil personas las que viven en lugares peligrosos, según reconoció ayer el titular del Sistema Estatal de Protección Civil (Seproci), Miguel Ángel Martínez Pérez, quien precisó que las regiones más riesgosas son las sierras Norte y Nororiental, por el reblandecimiento de suelos, que se agrava con fenómenos climatológicos, como el pasado huracán Dean.

De lo dicho por el funcionario se infiere que el 11 por ciento de la población en la entidad, calculada en 5.5 millones de personas, vive en zonas susceptibles de desastre, es decir: uno de cada 10 poblanos habita en un lugar que es peligroso para su integridad física e incluso para su vida.

En una entrevista concedida este miércoles a varios medios de información locales, Miguel ángel Martínez Pérez explicó que la eventualidad de tragedias aumenta por la negativa a salir de sus hogares de la gente que se asienta sobre cerros, barrancas y laderas de ríos: “dependemos de su voluntad a evacuar, dicen que ahí nacieron y que ahí van a seguir viviendo”, completó.

Recalcó que tanto el Seproci como los comités municipales de protección civil en cada ayuntamiento tienen una campaña permanente de información y exhorto a los ciudadanos que viven en zonas de riesgo para que salgan de ese lugar.

Sobre el accidente de ayer, Martínez informó que los lesionados son Pascual Rosas Taxini, de 37 años de edad, y Victoriano Nexapam, cuya edad y filiación hasta el mediodía no había sido registrada porque estaba inconsciente.

El derrumbe sucedió en la comunidad de Catoxca, a la altura de un paraje conocido como El Mirador, de la carretera Tlatlauquitepec-Zacapoaxtla, donde también tienen sus hogares temporales unas 400 personas, a las que el servidor público calificó como “nómadas”, precisamente porque su estancia en esos sitios es itinerante.

Finalmente, Miguel Ángel Martínez aseguró que tanto el Sistema Estatal de Protección Civil como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes trabajaban en la remoción de todos los escombros.